Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 5 de abril de 2010

Kindergarten y temores ¿no será mucho?


 Mis dos actuales nietas -porque mis deseos son tener muuuuuuuuuchos nietos- están en edad de ir al jardín de infantes (kindergarten) una en Santiago de Chile y otra en Baden-Württemberg, Alemania. Dos realidades diferentes, pero que tienen sorprendentes coincidencias. De los kinderes en mi país algo sé por mi sobrinita Martina, pero de los  de Alemania lo sé por mi hija.

Resulta que a los niños que necesitan ir al baño ya no les ayudan en el aseo posterior; deben limpiarse solos bajo la mirada -sólo la mirada- de las educadoras y el personal auxiliar. Como queda eso, pueden imaginárselo, y las molestias para los niños durante todo el rato en que no pueden asearse no son poca cosa, pero no hay nada que hacer. Ellas dicen que es "por respeto a la intimidad de los niños", pero por algo los niños no tienen el mismo sentido de pudor e intimidad que un adulto, y debe ser por su necesidad de ayuda y no complicarse. Aunque no lo digan, creo que verdadera razón es el temor de ser acusados de actos reñidos con la moral: abuso con menores, en definitiva. Ya ha pasado y se ha ventilado ampliamente, sea cierto o no y el tema es de temer en un mundo erotizado hasta la exacerbación pero que luego no perdona nada. En el caso de abuso de menores con toda razón.

Sé de lo que hablo, pues los niños terminan mojados o sucios por no saber hacerlo o no poder contenerse hasta lograr sacarse las medias, pantalones y otras prendas dependiendo de la estación. Me parece casi cruel e increíble a la primera vista, pero por otro lado, con la caza de brujas que hay en todo el tema de la pederastia, también es comprensible que los que tratan con menores se cuiden ¿no? porque la moda es ver el mal en todo y actuar en consecuencia, viendo el modo de demandar para cobrar hasta por no fijarse donde se pisa.

¡Qué mundo el que nos hemos creado, amigos! la desconfianza es la norma, y como sospechar de todo es lo que se usa, más vale poner distancia del peligro aunque sufran los más pequeños. Esa es la consigna, por desgracia.








19 comentarios:

AleMamá dijo...

Hay que pensar en que los niños a los que me refieron tienen 1,2 ó 3 añitos....

Winnie0 dijo...

Ay Ale qué razón tienes...nos estamos cargando el mundo y la confianza en las buenas personas...en que haya GENTE BUENA. Tengo 15 sobrinos...cada historia es tremenda...Te mando besotes

Fabián dijo...

Ale: en Argentina eso ocurre hace casi diez años. El detonante (silencioso, pero real) fue la pena de prisión para una maestra jardinera de Mar del Plata que terminó en barrotes por ayudar a los peques a ir al baño y lavarlos cuando se hacían encima. Hoy, si hay un niño en esas condiciones se llama a su casa para que los padres o alguien de allí venga a ayudarlo. Esa es la triste realidad
En conclusión: cosechamos lo que sembramos.

Gabriela dijo...

Se van de un extremo al otro, y para evitar posibles consecuencias, nuestros niños queridos quedan sucios y muy incómodos.
Lo ideal, y más difícil, es encontrar el justo medio. Todo un reto.
Saludos.

Soledad dijo...

Cuando mi nieta Daniela tenía algo así como tres años requería de toda nuestra atención. Un día me pidió la acompañara al baño, me sentara en el borde de la ducha y la esperara. A la hora del papel higiénico me dice con su voz más dulce y regalona que si la limpiaba. En su momento le enseñé como hacerlo solita pero no me pude resistir. Una vez terminada la faena dice tan feliz 'Ahora no tengo que lavarme las manos'

Por supuesto que lo hizo con abundante agua y jabón al igual que yo.

ojo humano dijo...

Es una pena.
Todo tiene sus bemoles y nosotros hemos decidido que así sea, lástima por los niños ¿por qué los dos padres "tienen " que trabajar y mandarlos a un lugar extraño?
Tal vez deberíamos replantear la edad de ingreso al jardín, tengo un amigo que se postergó por sus hijos y él se quedó en casa, no sabes lo que Dios le ha bendecido, le manda trabajo (es auditor) que hace por Internet, cuida sus bebes y disfruta de su parcela en el Valle del Elqui, pero él tuvo que decidir quién salía de casa a trabajar y sufrir las bromas de sus amigos por ser "amo de casa".
Vencer prejuicios no es fácil, pero se puede con la ayuda del cielo.
Un beso, por cierto, sí, colaboro con la llave del mundo y te he leído allí, muy buenos tus aportes.

j.a.varela dijo...

Qué mundo loco! Te cuento que cuando era director de colegio tenía una señora que me salvaba de estos menesteres. Por mi parte lo hubiera solucionado con una manguera.

AleMamá dijo...

Toyita, ¡otra vez compartimos una opinión! hoy hay una tremenda presión para que "tengan" que trabajar ambos fuera del hogar. Muchaas veces se trabaja sólo para pagar el sueldo de la persona delegada para hacer lo que debieran los padres...pero hay casos y casos, de todos modos no dejo de preguntarme cómo es que mis padres nos sacaron adelante a 6 hijos sólo con lo que mi papá rasguñaba con su trabajo. NUnca nos sobró, ¡ni de lejos!, pero sí había menos necesidades artificiales ni tanta oferta de tantas cosas prescindibles.

Yo también conozco varios casos de padres que han invertido los papeles. No es lo ideal, pero si están de acuerdo y hay respeto, está muy bien.
Un beso

AleMamá dijo...

Juan Alberto: lo de la manguera me parece genial, jeje quedan limpios y no los ha tocado más que el agua.

Monica Alvarez dijo...

Ale:
Fui 26 años Educadora de párvulos en un colegio particular y un ex-alumno me escribió lo siguiente y que tiene que ver con el tema:

"Con gusto he recibido la foto de 1975 en que soy parte, enviada por Renzo, y me ha sorprendido de que sea usted quien guarde esta foto, realmente es increíble que este medio tan frío haya despertado emociones y reencuetros con mis amigos de esa época, he visto como hemos crecido y como la escencia ha quedado. Quizá le sorprenda que recuerde lo siguiente pero siempre estuve muy agradecido con usted por el cariño que puso cuando me ayudó con algunos accidentes al no poder alcanzar el baño, vi como muy a su pesar perdió su bolígrafo que cayó por accidente a la taza del baño.
Nunca pude agradecerle todas las atenciones, pues hoy somos hombres, muchos de negocios, seguros de sí mismos, pero olvidamos lo niño e indefensos que éramos y que gracias a gente como usted pudimos crecer sin grandes trancas.

Miss Mónica, reciba el mayor de los abrazos y mi agradecimiento por haberme cuidado cuando pequeño que con miedo me iniciaba en el colegio.

Hoy veo a mis dos hijos crecer con fuerza y estímulo, eso gracias a los valores recibidos desde aquella época que olvidamos a menudo haber vivido.

Siempre suyo


Los niños se dan cuenta de todo como puedes ver.Este alumno hoy tiene 40 años.

Saludos desde Ñuñoa

AleMamá dijo...

¡Pero que buen testimonio, Mónica! y que poco frecuente es recibir una carta de gratitud explícita así. Muy lindo y qué bien habla de Ud. Miss, jeje
Lindo lindo. Gracias por venir

Marta Salazar dijo...

Alemamá! yo creo que es una excusa no más: son flojas simplemente, nada más!

PS: hasta ahora, en Alemania, los ninos chicos NUNCA iban al Kindergarten (era otro de los "pecados", para una mujer alemana); asistían lo más temprano, a partir de los cinco o seis, cuando ya se limpiaban solos, de manera que este tema es nuevo y seguro que así quieren salir del paso y no hacer nada... Si en los Kindergarten, hasta ahora, tampoco han hecho nada!

Marta Salazar dijo...

cuidado con el tema de las mangueras... lo digo en serio! ha habido abusos sexuales (en el colegio que queda cerca de mi casa) donde las mangueras han tenido un papel relevante y a muchos de estos abusadores, les encantaban las mangueras...)

Marta Salazar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marta Salazar dijo...

empecé a publicar -y lo seguiré haciendo- una serie de traducciones de la entrevista a un psiquiatra, profesor de Berlín, sobre la pedofilia, por si te interesa: el primer post ¿Por qué hay los pedófilos?

y el segundo: Si los niños quieren tener relaciones sexuales, no habría que prohibírselo - la política abolicionista de las redes de pedofilia

hoy me falta escribir el tercero y así sucesivamente ;)

Muchos saludos!!!

AleMamá dijo...

¡Chuta! lo de las mangueras...¿hasta eso hay que temer? ayayayyyyyy

Marta Salazar dijo...

ja ja ja! cuidado con los bomberos!

en serio, es raro, pero en estas mentes enfermas...

un abrazo!

Hilda dijo...

Dices muy bien, que mundo hemos creado, donde se desconfía de todos. Que pena de verdad, porque si bien hay mucha gente que daña, que toda precaución es buena, también es una realidad que hay mucho maestro, sacerdote..... adulto que hace bien su labor, que no tiene acciones deshonrosas y que por culpa de los otros no realizan bien su labor por temor a ser acusados de lo que no es.

Terrible de verdad que tanto niños como adultos inocentes salgan afectados aunque no se abuse de ellos. Como en todo "pagan justos por pecadores"

Bien dice Gaby, encontrar el justo medio, no podemos, ni debemos irnos a los extremos. No, si queremos demostrar que todavía habemos gente buena.

Saludos. Hilda

pon dijo...

Si, con lsa mangueras hay que tener cuidado. Aquí en Madrid hace años hubo un caso de una cuidadora de un jardín de infancia que para tranquilizar a los niños les duchaba con una manguera de agua fría. Hay gente que está para encerrar, aunque entiendo que Varela lo dice en son de broma.

Y también hay familias a las que no les queda más remedio, y no es una elección, que trabajar los dos y las guarderías son la solución. Creo que pasa con ellas como con todo, en general son buenos centros y los cuidadores gente profesional y preparada, pero cuando sale un caso malo, parece que todas son pésimas. No creo que sea así.
Pero desde luego, en donde va tu nieta, lo de la intimidad del niño suena a excusa para no agacharse ni mancharse. También hay gente con mucha cara.
Lo malo es que al final los críos son los que pagan todos los platos rotos.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas