Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



jueves, 8 de julio de 2010

Mandarlo y hacerlo para ser bien servidos

Trabajo mal hecho

Lo comprobarás si tienes hijos adolescentes, donde la mejor estrategia para "descansar de las vacaciones" es no hacer nada, para que los que mandan -su padre o yo- terminemos haciendo todo personalmente. También ilustra  sobre el tema una ayudante que no logra entender que las cosas que le dices esta semana también valen para la próxima. 

Es agotador dar órdenes repetidas para UN trabajo que no se realiza oportunamente -que equivale a no cumplirlo- pues queda la sensación de que te pasas la vida mandoneando y molestando a los pobres subordinados que han tenido las desdicha de estar por ahí cerca.

Mi abuela decía el proverbio con que he titulado este post:  
"Mandarlo y hacerlo para ser bien servidos" 
¡Lástima comprobarlo tan seguido!



7 comentarios:

Winnie0 dijo...

Qué sensación de mandona la de las pobres madres!!! besitos Ale

AleMamá dijo...

Querida Winnie: Es más fácil y seguro hacerlo personalmente, pero es falta de fortaleza y, definitivamente, es un daño porque no fortaleces tampoco a los que d ti dependen.

ojo humano dijo...

Hubo un tiempo que mi casa parecía oficina de administración pública, pizarra para todo, memos diarios, carteles tipo grafiti (para entrar en la cabeza de...), tratos, negociaciones, ya parecía la onu en el oriente medio, algo resultó, mi diplomacia a veces era bien poco profesional, lo reconozco. Aguantar, mucho.
Paciencia, mucha.
Postergaciones, ene.
Ale, es parte del paquete cuando dice que "el amor todo lo soporta" y ese no es que diga "el papel todo lo sufre", etc.
Te animo, las generaciones de servidores parece que están en decadencia. Tal vez el mundo se vuelva de otra manera, no sé, con otros intereses, otras costumbres, por cierto, lee la columna de C. Warken. ¿Nos espera otro mundo?
¿Habrá internet en el paraíso?
Un beso.
Que Dios te fortalezca.

Gabriela dijo...

Muy sabia tu abuela...

Fernando dijo...

Hola, Alemamá, antes de leer el post creí que la foto era de tus viajes por Alemania, y que allí STOP se dice así.

Sí, es una lástima, en España al menos nos encanta hacer las cosas mal, sin acabar. Me parece que a todos nos iría mejor si fuéramos un poco alemanes, un poco perfeccionistas, ¿verdad?

AleMamá dijo...

Nosotros conocemos de cerca el problema de las chapuzas, de las cosas a medias y del bajo rendimiento de los trabajadores.

En parte, creo que por su eficiencia y trabajo bien hecho es que los chinos están como están, en la cresta de la ola y, aunque también pienso que no todo en la vida es trabajo, cuando es el momento de hacerlo hay que hacerlo oportunamente, bien hecho y TERMINADO.

¿Cóm,o estás para el domingo? ¿te has dejado crecer las uñas?

Saludos

AleMamá dijo...

Ojito, creo que no hay madre que no haya probado esas negociaciones, persuaciones, amenazas, premios, castigos y toda la batería de incentivos conocidos y por conocer para lograrlo....es agotador....yo no recuerso haber sido TAN dura para cumplir mi deber, o mi mamá tenía mejor palo y zanahoria, no lo sé.

Que bueno que estés de regreso.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas