Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 6 de julio de 2010

Para esos sueños, es mejor no soñar

No soy persona que recuerde mucho lo que sueña, pero que lo hago no me cabe la menor duda, pues por años  muchas veces despierto gritando, asustada de muerte -no le quito nada- y en más de una oportunidad he tropezado con algún mueble que me ha dejado moretones en las piernas, por ejemplo. Es bien terrible, no se lo doy a nadie, pues me acuesto sabiendo que es muy posible que en una hora más estaré en un estado de agitación como no tengo durante el día. Le llaman crisis de pánico nocturno.

Ya es bastante malo así, pero Winnie -esa bloguera incansable que es amiga de este sitio- me ha hecho recordar algo peor y es soñar cosas que parecen verdaderas porque la acción se desarrolla en lugar y tiempo reales: en el dormitorio, con sus objetos, sus luces y sombras, ruidos y demás detalles. ¡Eso si que es feo cuando son pesadillas!

Recuerdo una en particular, para ilustrar, y era que veía a mi hermano ahorcado, colgando de la lámpara desde el centro de mi habitación. ¡Le veía tal como veo este teclado y esta ventana! Me puse a llorar aún dormida y mi marido me terminó de espabilar, porque la cosa era seria. 

¿Me contarían alguna experiencia similar? Para todo tipo de público, eso sí, por favor.






7 comentarios:

eligelavida dijo...

Impresionante. La verdad es que nunca he tenido pesadillas así. ¿Has pensado en consultar con alguien? Porque tiene que resultar muy estresante irse a dormir con el pensamiento de que puede ocurrir algo semejante. En fin, espero que lo soluciones lo antes posible. Ánimo y un abrazo!

AleMamá dijo...

Gracias, Eligelavida, por venir, mira que últimamente pareciera que a mi buzón no llega más que spam, jeje

Sí he consultado. Parece ser que viene de un trauma terrible que tuve cuando chica a raíz de la separación de mi madre estando yo muy enferma, hospitalizada por muchas semanas con un terrible stress. Anda a saber tú, yo ya casi he renunciado a saberlo.

Winnie0 dijo...

Ay Ale ya sabes tú que vivo soñando desde hace un tiempo y es agotador..... Hoy mismo....familia desaparecida poblaba mi sueño....Tengo que encontrar la manera de darle descanso al alma. Un beso

Fernando dijo...

Me acosté preocupado porque al día siguiente tenía que pedirle a mi jefe una semana de permiso, seguro que a él le parecía mal.

Soñé que estaba en mi despacho, vi perfectamente el ordenador y la casa de enfrente y el perchero, todo como en la realidad, y me llamó la secretaria de mi jefe para que fuera a verle, vi el pasillo con sus interruptores de verdad y con el extintor de fuego, llegúe al despacho de la secretaria, vi las flores que tiene y la foto de su hija, y entré en el despacho del jefe, le vi como veo ahora la pantalla, le pedí los días y me empezó a gritar.

Me desperté aterrorizado.

Al día siguiente vi de nuevo todo, el ordenador, la casa, el perchero, la llamada de la secretaria, los interruptores del pasillo, los extintores,las flores, la foto, el jefe, todo fue igual salvo el final, porque mi jefe estuvo muy simpático y me firmó encantado el permiso de una semana.

Gabriela dijo...

Yo he tenido pesadillas en que mis propios gritos de espanto me despiertan. Pero después ni siquiera refuerdo el motivo de tanto espanto.
Si, es muy desagradable.

AleMamá dijo...

Fernando: ha ganado España ¡y no es un sueño! Felicitaciones, aunque mi corazón estaba dividido; mi nieta se ha quedado sin la 4ª estrella, pero es bueno repartir las constelaciones, ¿no? ahora, para cualquiera de los dos finalistas será su primer mundial ganado.

AleMamá dijo...

Gabriela, creo que tú sí me entiendes. Eso es lo que me pasa a mi tmbién: despierto, no sé si CON mis gritos o al despertar del espanto me oigo. No es nada bueno el asunto.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas