Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



miércoles, 16 de julio de 2008

Reciclando, recordando

De los arrepentidos es el reino de los cielos. Iba a borrar esta entrada, cuando se me ocurrió darle una vuelta y reconsiderarlo.

No tenía idea sobre qué postear y al revisar esas cosas que voy dejando por si acaso en borrador, me encontré esto tomado de un comentario mío a un meme por ahí en el ya finado y espectacular blog del Churruán. Lo había dejado en el remojo del tiempo. A falta de inspiración, valga un interés ya pasado que quedó esperando su momento. ¿Dónde estará el querido Yago, alias Curru? *suspiro* se extraña en la bloguería. Alida me comprenderá.


¿Qué cosas tiene Chile que te animarían a irte a vivir a otro país si tuvieras la oportunidad?
  • Los muchos temblores y terremotos que hacen que cada tanto me asuste e incluso arranque por falsas alarmas. Para evitarlo, suelo mirar si las lámparas se bambolean.

¿Qué te resulta insoportable en la sociedad / sistema económico / política / cotidianidad chilena?

  • Que los políticos piensen que la economía está destinada a llenarles sus propios bolsillos. Que la capital sea un monstruo como un agujero negro, que engulle ricos terrenos agrícolas y la mayor parte de nuestra escasa población (15 millones)
  • Que como a nuestra selección de fútbol no le va muy bien, seamos entusiastas hinchas de los brasileños a quienes encuentro que juegan con la ventaja del favoritismo de la FIFA.

¿De qué huirías de la cultura de este país?

  • De la "ISEM" (Ilustre Sociedad de Elogios Mutuos) en que yo te prologo, tu me mencionas, juntos hacemos una instalación y nos candidateamos para los premios nacionales en forma alternada ; nos repartimos los premios y favores políticos que nos hacen optar a reconocimientos rotatorios, agregadurías culturales, etc.
  • De la exaltación post mortem de personas meritorias que no fueron reconocidas durante su vida, por ejemplo Violeta Parra, folklorista y compositora. ¿por qué no nos damos cuenta de los que valen cuando están vivos?
En resumen, tres razones que te animarían a irte de Chile de tener la oportunidad

  • Un trabajo con un suculento cheque con varios ceros detrás del signo "Euro", pero para disfrutarlo en Chile.
  • Para no toparme con los que se sienten osados y rupturistas por el mero hecho de causar escándalo o usar un lenguaje procaz o coprolálico.
  • La trasnochada copia de tendencias que en otros lugares del mundo vienen de regreso en lo valórico, sobre todo. Copiamos y lo hacemos en lo peor.

NO ME IRÍA PORQUE:

  • Amo a mi país.
  • Me gusta el sentido de la solidaridad que tenemos.
  • También el ingenio para suplir carencias: siempre hemos sido un país del fin del mundo, cayéndonos al Pacífico y aeropuerto terminal.....
  • Somos capaces de reírnos en medio de circunstancias terribles o muy tristes que nos acontezcan.
  • Me encanta nuestro clima "a elección": sub tropical en el norte y hielos eternos en el sur, y en el centro -por mucho calor que haga- siempre refresca en las tardes. Nuestras temperaturas promedio se varían entre más o menos -8 y 33 grados Celsius en diferentes partes del territorio. Estas durante los 12 meses del año, obvio.
  • También me gusta nuestro grito de guerra, ¡¡¡CHI-CHI-CHI- LE-LE-LE ¡viva Chi- lééééééé!!! que nos une a todos cuando jugamos algún título, generalmente con poco éxito.



8 comentarios:

Ana dijo...

Lindo post. Yo tampoco me iría de mi país (aunque tanto lo critique, tantas veces)

ojo humano dijo...

...y estoy yo...que te aprecio y respiramos el mismo aire oscuro, hermana...

AleMamá dijo...

Toyita: no sabes cuanto me honras con llamarme "hermana". Sí, lo somos.
Un beso

Carlos dijo...

No conozco Chile, algo que tendré que remediar, por supuesto.

Lo de vuestro sentido de la solidaridad lo resaltaba mucho un amigo mío español que estuvo allí unas vacaciones. Tuvo un problema de salud (es diabético) y vino con una gratitud inmensa. Me decía que no le sorprendió tanto el que le ayudaran en una determinada situación -eso es relativamente común-, como la actitud con la que todo el mundo lo hacía, el interés que ponían sin conocerle de nada, cómo reaccionaron, cómo se movilizaron personas de a pie implicándose más de lo exigible en conseguir una determinada cosa que necesitaba y cómo se interesaron luego además por el seguimiento y el resultado (le llamaban para preocuparse), cuando ya parecía que el asunto había quedado en buenas manos y hubieran podido legítimamente desentenderse.

alida dijo...

Ale, creo que tampoco me iría de mi querida Venezuela, solamente si la cosa si se pone apretada con el Presidente que tenemos
Amo mucho a Venezuela

Z&Z design - ChZ y Mariespe dijo...

No soy de Chile, soy peruana. Sé que la condición de mi país no es la mejor y haymuchs y muchas cosas que arreglar. Pero cuando siento q mi país va creciendo me llena de orgullo y está lleno de tantas y tantas maravillas, no lo cmabio, me quedo aquí :D
Saludos!
MARIESPE

zocadiz dijo...

quiero ir a conocer Chile!!!!
Yo no abandono México por nada!!
:)

AleMamá dijo...

Veo que todos amamos nuestros terruños con todas sus grandezas y miserias. Yo quisiera visitarlos a cada uno en sus sitios, donde apoyan sus pies y levantan la mirada. Mientras, los blogs no están nada mal para una aproximación.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas