Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



domingo, 13 de julio de 2008

¿Voto voluntario o no?

Mi hijo menor está por cumplir 18 años y tendrá derecho a voto si es que lo hace efectivo mediante una inscripción. En Chile elegiremos alcaldes y concejales a fin de año, y los registros se cierran el fin de este mes y no se reabrirán hasta que haya una nueva elección, dentro de un par de años. Yo sé que ejercer este derecho -por el que tantos en el mundo han soñado y muerto por implementarlo y ejercerlo conlleva molestias- pero es EL modo que tenemos de expresar nuestra opinión y hacer andar la sociedad del mejor modo posible por ahora..... Así como en la antiguedad no se concebía la democracia como la conocemos, puede ser que no hallamos descubierto aún el modo ideal de gobernarnos con justicia y verdad ( son inseparables) y mientras, elegir ciertas cosas por mayoría "es lo que hay" y creo que vale la pena el esfuerzo. ( Digo "CIERTAS COSAS" pues no todo se puede ni debe elegir así. Hay cosas como la vida -cualquier vida- que simplemente no están para ser votadas: son anteriores a cualquier sistema de gobierno.)

Para no repetir mi opinión, dejo un comentario que le hice al blog de Iranzu sobre este interesante tema tan actual en mi país y mi familia hoy por lo que he dicho. Me interesa tu opinión, de verdad, ¡VOTA ACÁ dejando un comentario!

Pienso que el voto en blanco es un castigo a la clase política que no arrastra , no representa, ni entusiasma. Estamos de acuerdo que equivale a la abstención y ausentismo al momento de votar. Si votar fuera voluntario, estas personas no acudirían a las urnas.

El voto nulo es la expresión de la rabia que sí se desea expresar de modo gráfico y para ésto sí hay que ir a los centros de votación. Si uno tiene mucha rabia debe ser rico tirarles unas cuantas verdades a los políticos, creo yo, pero no he llegado a tanto, jeje

Opino que la inscripción debe ser automática y el voto voluntario. De ahí, las consecuencias serán que los "señores políticos" deberán reencantarnos con su ciencia, su arte, (eso debiera ser, y no un negocio) pues la abstención es un castigo que los deslegitima, lo que es es una cosa tremenda eso de tener autoridades que lo son POR DESCARTE, como dicen en tu post.

Ahora, yo, personalmente, sí pienso que tenemos las autoridades que nos merecemos y si no votamos, nuestra opinión es sólo eso: una opinión más, sin el poder de representación que te da el voto, que, aunque poca y muy relativa, es lo que hay. Soy de las que me enojo cuando los que no votan se quejan de lo que pasa con la política partidista y las consecuencias electorales ....de otros... ¿No votaron ? ¡que se callen!

También pienso que todo derecho tiene aparejado un deber. Hoy, en general todo se vuelve derechos, sin la contraparte del deber que hace el equilibrio.

El el péndulo de la historia a veces se enfatiza un aspecto u otro, pero para que la cosa ande, deben conciliarse ambos.


24/5/08 12:40




10 comentarios:

Ana dijo...

Yo creo que si votar fuese optativo, al menos en mi país nadie iría a votar. Porque tenemos bastante esa costumbre de pensar "que se vayan todos" una vez que no nos gusta lo que hacen, aunque sean los mismos que alguna vez votamos.

Nunca he votado en blanco ni votaría en blanco, siento que sería perder mi opción de hacer ver lo que pienso.

AleMamá dijo...

Me está quedando claro el interés de mis amigos por el tema político, jeje

No se ve mucho movimiento por expresarse ni en Chile ni el resto del mundo occidental hispanoparlante.

¡Ánimo, chicos! no tenemos otro modo de decir lo mal o bien que nos caen ciertas cosas.

zocadiz dijo...

En México es similar a lo que dice Ana.
Todo el mundo esta decepcionado de la política y los políticos.
Está más que pesimista el panorama.

Fernando dijo...

Querida Alemamá:

En España no hace falta inscribirse para votar: todos los ciudadanos censados aparecen, automáticamente, en el censo electoral, basta con ir el día de las elecciones al colegio electoral. Nuestro nivel de participación es bastante alto, del 65% de los electores, lo que comparado con otros países de Europa es mucho. En circunstancias muy cruciales, como las elecciones parlamentarias del pasado marzo, llegó a votar casi el 80%, lo que es muchísimo y da idea de un país muy implicado en su política.

Claro, luego hay ciertos tipos de elecciones regionales en que esto baja mucho, apenas se llega al 50%. En estos casos -y es un poco lo que tú nos planteas- siempre me ha parecido que lo correcto sería ir dejando sillones vacios por la gente que votase en blanco. Si 1000 señores votan al partido A y 500 votan al partido B y 500 votan en blanco, lo correcto sería repartir 4 escaños así: 2 al partido A, 1 al B, 1 vacio, para simbolizar que hay mucha gente en desacuerdo con las cosas, en vez de repartir los 4 sillones entre los dos partidos.

Siento que me haya salido tan largo, pero el tema es interesante.

F.

AleMamá dijo...

Fernando: no me importa que sean largos los comentarios interesantes y el tuyo lo es. Gracias.

Fernando dijo...

Todo lo que toca a la política me parece fascinante, y tu duda también: ¿por qué la gente se desencanta de los políticos, por qué le pasa esto en concreto a la gente joven?

En España es de risa, porque nos pasamos 4 años criticando a los políticos, pero el día de la votación nos da tanta rabia que ganen los otros, que todos volvemos a votar a los nuestros, que siempre serán menos malos que los otros.

F.

Monica Alvarez dijo...

Hola Alemamá:
personalmente estoy por la inscripción automática,el voto voluntario para todos los chilenos incluyendo a los que viven en el exterior y también soy partidaria del fin del sistema binominal.Los chilenos estamos lo suficientemente maduros desde el punto de vista cívico como para tener derecho a voz y a voto y decidir de forma autónoma en todos los puntos anteriores.
Esa es mi posición.
En realidad nos cuesta opinar sobre temas políticos y religiosos y nos da miedo de plantear nuestros puntos de vista a través de internet y también en público.Al respecto somos muy tibios.Lo que importa de fondo es plantear y opinar sobre estos temas en un marco de respeto aunque haya discrepancias.
Un abrazo

carlos dijo...

¿Conocéis la novela "Ensayo sobre la Lucidez", de Saramago? En unas elecciones municipales en una ciudad, para sorpresa de todos, aparecen todos los votos en blanco, todos y cada uno de los electores han votado en blanco... y a partir de ahí se desarrolla toda la trama. Es un planteamiento curioso que intenta mover a varias reflexiones...
Yo si tuviera necesariamente que elegir, preferiría el voto en blanco, es un rechazo más claro, la abstención siempre pueden interpretarla como un mero gesto de pasividad, mientras que el voto en blanco es un gesto activo, es decirle claramente a la clase política "no he encontrado ninguna opción que me guste".
Ahora que les da igual. Fernando recordaba que en España la participación es alta normalmente, pero cuando no ha sido así -por ejemplo, referendum sobre el fallido Tratado de la Constitución europea, donde más de la mitad de los ciudadanos no votó, les trae al pairo, cuentan sus votos sobre los emitidos y sin pestañear dicen "el 70 % de los ciudadanos nos ha apoyado", y tan anchos. Autocrítica, nunca.

Botón dijo...

Creo que nuestra responsabilidad como ciudadanos debe llevarnos a votar. Si nos mostramos pasivos ante este derecho que tenemos... ¿qué derecho tenemos después a lamentarnos?

La experiencia española de lo novedoso de poder ¡por fin! votar a nuestros gobernantes, queda deliciosa -y terriblemente- reflejada en la novela de Miguel Delibes "El disputado voto del Señor Cayo". Creo que podría gustarte...

Abrazos

AleMamá dijo...

Gracias a Fernando y Botón por las sugerencias de lecturas sobre el tema.

Les puedo contar que ya Felipe se ha inscrito. En mi país la inscripción es voluntaria, pero luego votar es obligatorio, salvo justificando estar a más de 200 kilómetros de las urnas que corresponden ese día. Estoy contenta. Es una verdadera lucha que los jóvenes se inscriban, lo que ya es un voto contra la clase política,pienso, y lo lamento: hay que manifestarse con el voto mientra no tengamos algo mejor.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas