Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



jueves, 10 de julio de 2008

Cuyuname: Macondo de mi familia


¡Existía!

Las puertas de una leyenda familiar

Parroquia de Sauzal donde fue bautizada mi vieja

Este fin de semana no estuve en Santiago. Viajé al sur a ver a mi madre y junto con mi hermano se organizó una expedición -así: expedición- para dar con el lugar de Cuyuname en la VII región del río Maule en Chile.

Este predio perteneció a mi abuelo Orlando desde los años 20. Era muy remoto en tiempos de caminos de tierra en medio de la Cordillera de la Costa de Cauquenes y muy cerca de Sauzal, pequeño poblado de pocos habitantes.

Todos sabíamos de esta propiedad pues a mi abuelo lo llamaban así algunos amigos: Cuyuname , que quiere decir “lugar que se pierde en la arena”. Nunca me llamó mucho la atención un sobrenombre tan raro.

Tanto tiene que ver este lugar conmigo, que mi madre fue engendrada ahí, y su bautizo fue en la parroquia de Sauzal, aunque ella nació en otro lugar más socorrido.

Todo este preámbulo es para decir que luego de la quiebra del viejo abuelo en los años 30 en tiempos de la gran crisis mundial, nunca más nadie regresó al sitio, y sólo sabíamos por algún recuerdo de las tías mayores como era y como se vivía ahí, pese a que ellas debieron estudiar internas por la lejanía del lugar. Mi madre casi no tiene recuerdos directos, por lo que debimos buscar preguntando de esquina en esquina a cuanto huaso (hombre de campo) se cruzó, ¡pero llegamos! ¡existía! y, aunque nos perdimos entre tanto camino y huella un par de veces, al final atinamos, y ahora tengo el testimonio de unas fotos -equivalentes a poner una bandera en el Everest- de que por fin hemos estado en las puertas de Cuyuname, el mítico lugar donde soñó mi tata desarrollar su negocio ganadero. Mi madre no quiso posar junto al letrero. Estaba conmovida.

16 comentarios:

Ana dijo...

Qué lindo que hayan podido dar con el lugar, imagino que habrá sido una gran emoción...

alida dijo...

Ale, que hermoso relato eso de buscar sitios de nuestras raíces, el cual los mitos se hicieron realidad, es fantástico, aunque para tu madre le trajo tristeza pero debe ser emocionante ir preguntando por Cuyuname
Un beso

Jorge S. King dijo...

Por las imágenes debe ser un lugar tranquilo, lleno de paz que te llama a la meditación.
Seguramente fue un lindo paseo.
Saludos Santiagueños.

Anónimo dijo...

Yo pense que el nombre era por que estaba en la falda del cerro Name, el que en todo caso se ve del camino a Cuquenes.
Se ve bonito y nostalgico, con esa nostalgia de los caminos "cerrucos" y ademas por la carga familiar.

Gracias por las fotos.

René

AleMamá dijo...

René, mi hermano guardador de tradiciones: ¡Tenemos que ir contigo y tomar fotos con espíritu de historiadores de las locaciones familiares! con tus ojos todo toma volumen, color y sabor.

hna josefina dijo...

¡Me encantó! Tu paseo, la historia y el lugar. ¡Todo!

maria jesus dijo...

!Que emocionante debió ser! parece un lugar muy bonito y es estupendo recordar la historia familiar. Un saludo

blumun dijo...

Lindo lugar, y además con historia :)
Tienes un premio aquí http://blumuneando.blogspot.com/2008/07/premio-joya-para-el-alma.html
Pasa cuando desees.
Un abrazo.

Rocío dijo...

Resulta precioso buscar nuestras raíces y encontrarlas, desdeluego! :) Estoy segura de que fue un día de esos para el recuerdo...
Besicos Ale!

ninona dijo...

Bonita historia e imagino que bonito lugar. He visitado el sur de Chile, pero no la VII Región sino la X Región (La Región de Los Lagos) y me pareció un paraiso.

Te seguiré visitando y un saludo cordia.

ANAROSKI dijo...

HOLA ALE:

Hablas de crisis de los años 30, pues llevamos todas las papeletas para casi 100 años despues tener otra del estilo, menos mal que siempre esta la familia, como el loctite que todo lo une.

Buenas tardes desde España.

Anónimo dijo...

Buscando por la red llegué a esta pag... les cuento... de niña viví en Cuyuname, mi madre es profesora y en sus inicios realizó clases en la escuelita de dicho lugar. Mi hermana mayor y yo nos tocó, siendo santiaguinas, vivir entre medio de toda esa maravilla de gente y tierra. Guardo los mejores momentos y recuerdos de mi infancia vivenciados en aquel lugar... y es por ello que la amo y a sus habitantes más aun... Ramón, Kecha, Paulina, Rey, Judith, Fabian, Ssana y tantos otros.. lindos compañeros de básica.

Anónimo dijo...

Recuerdo que tras la escuelita había un tranque con unos sapos gigantes, algo asi como XXXL siempre intenté cogerlos y me caía de cabeza.
También una de mis entretenciones era salir al bosque a cosechar Hongos y se los daba al hijo del auxiliar porque los vendía a Malloa. Crecí entre medio de alacranes, de bosque, buscando huevos de colores para mi colección, que por cierto mi madre me botó porque estaban podridos dentro de casa en mi cajita... fué maravilloso vivir ahí... jamás olvidaré toso y todos lo que dieron luz a mi vida por aquellos años.

AleMamá dijo...

Me alegro tanto, "Anónimo" de que te halla gustado encontrar a Cuyuname acá. Saludos

Anónimo dijo...

Hola, nombre es María Morales Jaque, y ha sido una gran alegría y sorpresa encontrar este sitio en donde aparece esta localidad que yo conocía simplemente por "Name", lo que hacia muy difícil de encontrar información. La emoción es porque en esta zona nacieron mi abuelo materno y sus hermanos de apellidos Jaque Luna, hijos del matrimonio compuesto por don Raimundo Jaque Cancino y dona Matilde Luna Dias. Esto es por el año 1887 en que nació mi abuelo don José Celin Jaque Luna.
Varios años después, cuando iba de vacaciones a Cauquenes, recuerdo claramente que los abuelos José Celin y la abuela Juana María Cancino (coincidencias de apellidos) se iban a "Name" enyugando sus bueyes, cargando su carreta con todo lo necesario, por una temporada a ver la cosecha de la uva para la elaboración de vinos.
Es tan importante para nosotros conocer nuestras raíces, aunque no siempre se puede viajar a esos hermosos parajes y estar mas cerca de ellas. Pero debemos hacer un esfuerzo y de esta forma dejarles una hermosa historia a nuestros descendientes, porque la memoria es frágil, en cambio los documentos no mueren.
Un abrazo muy grande a la distancia, y ojalá Dios me permita algún día viajar, desde Santiago, a esos lugares (Name, Sauzal, Empedrado, Chanco y volver visitar Cauquenes), que tienen mucho que contarnos de nuestras profundas raices.
Mi correo gmail. es: sacha2462002@gmail.com, y benymorales@yahoo.com.

AleMamá dijo...

María, qué gusto encontrarse aunque sea por medios virtuales con personas que hemos compartido raíces y/o lugares comunes.

Mis abuelos no eran de la zona. Eran de San Javier y Villa Alegre. Tenían ese campo y vivieron allí por muchos años. Para mí era un lugar mítico. Nunca lo conocí.

El fundo se sigue llamando Cuyuname, pero el cerro del lugar es el cerro Name. Saludos

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas