Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 8 de julio de 2008

El solterón

Felipe, el menor de mis hijos, escribe muy divertido y yo encuentro que lo hace muy bien aunque se ponga serio a sus 17 años. Ayer debió escribir un mini cuento en cien palabras para su clase de literatura en el colegio, que ya está terminando en diciembre para postular a la universidad. Lo posteo porque me encantó.
El Solterón
Observaba el objeto que tenía en su dedo; le parecía increíble que estuviera ahí, que le marcara la diferencia entre su mano izquierda y su mano derecha. Lo miraba y se preguntaba cómo había pasado todo tan rápido. Recordaba su historia y parecía que había ocurrido en cuestión de segundos. Cómo se conocieron, su primera salida y ahora, jugueteando con el anillo, repasaba en su cabeza la decisión que habían tomado: pasar el resto de sus vidas juntos. Pero esa mañana se había roto el encanto: la nota le comunicaba que ella se marchó con otro.



11 comentarios:

Ana dijo...

Te iba a decir que parecía la historia de mi marido hasta que vi que ella se fue con otro! No, eso no, pero que juguetea con el anillo, juguetea todo el tiempo.

Jeanne dijo...

Un saludo hasta tu invierno chileno.

Abi dijo...

Muy lindo cuento.
Felicitaciones a él. Que siga escribiendo y por qué no publicar en un blog para compartirnos con quienes tengamos ganas de leerlo...

saludos

Fernando dijo...

Se ve que el talento, como las buenas fincas, se hereda.

Me sumo a lo que dice Abi: que monte un blog, y si aún es pronto para eso, le podías hacer tú una pequeña sección en el tuyo, por si escribe nuevas historias.

F.

alida dijo...

Ale, felicitaciones tanto para ti como para tu hijo, hermoso cuento jajaja pero el final ufsss genial excelente imaginación
Besos amiga

Fran dijo...

Sabe decir las cosas y dar el golpe final. Enhorabuena por el simpático escritor que tienes en casa.

Fattyec dijo...

Muy lindo Post, especialmente por ser en honor al escrito de tu hijo, me encantò la historia, un tanto triste, pues la soledad no le permitia ser feliz...
Creo que lamentablemente es la historia de muchos y muchas..
Un beso enorme,
Fatty
Pd. Esperemos que tu hijo se decida a considerar los consejos que te han dado Abi y Fernando.

blumun dijo...

Directo y preciso, tienes un hijo que quizá te supere.
Besos.

j.a.varela dijo...

No creo que te supere pero el intento valió la pena.

juan

AleMamá dijo...

Este minicuento debe desarrollarse en 100 palabras, por eso el final es un poco abrupto en este caso.Lo que me llamó la atención esta vez es la madurez para comprender los sentimientos del hombre al juguetear con su anillo.

Este chico siempre saca las más altas claificaciones en redacción. Desde muy niño es así, y me alegra.

zocadiz dijo...

Este niño tiene futuro. La idea es buena. Lástima que no fue de 120 palabras para que el final no quedará tan "encorsetado".
nos leemos.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas