Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



miércoles, 27 de julio de 2011

¿Huevos de pato?


Marta, con su post,  me sugirió esta entrada. Le copié la foto
No sé en otras latitudes, pero en Chile es corriente hablar de "huevo de pato" cuando se pasa por hijo de alguien uno que no lo es, como cuando le meten un huevo de pata a las gallinas para que los críe junto a sus pollitos.

Hoy me encontré con este chiste gráfico que me recordó el asunto y algunos ejemplos como para pensar.

El primero es el caso de una pareja chilena que tuvieron un hijo que en un primer momento alguien pensó que venía con síndrome de Down, pero luego el neonatólogo le dijo al padre que el niño estaba perfecto, pero que era oriental.  El hombre daba gritos por la clínica pues su mujer trabajaba para una firma japonesa........ ¿Será posible saberlo tan certeramente tan pronto? Así me lo contaron, en todo caso.

El segundo caso es al revés. Un hombre 100% chino en Chile, adoptó con su señora chilena dos niños nada que ver con su etnia. Uno es moreno de ojos enormes y de pelo crespo/rizado, y la niña es rubia, de unos ojos azules como el cielo después de la lluvia.

Una mañana que estaba cerca de la entrada de su casa oyó el comentario de un vecino que decía claramente: _¿Viste los hijos del chino? ¡A éste sí que lo hicieron "huevo de pato"!





12 comentarios:

Gabriela dijo...

No conocía la expresión huevo de pato, pero me causó mucha gracia su "elegancia" para situaciones tan delicadas.

Winnie0 dijo...

ja ja Ale no había oido nunca esa expresión...pero me has hecho reir a carcajada. La foto es absolutamente genial....Un besito

ojo humano dijo...

Gracias por el humor.
Y vaya, qué nos hacen "huevo de pato" a veces, hasta en las cuentas.

Marta Salazar dijo...

ja ja ja ja! demasiado bueno!
muchos saludos!

Marta Salazar dijo...

PS: estaba pensando... este tema ético (hogar de ancianos, trabajo)... a ver qié te parece esta decisión judicial?

Brigitte Heinisch, la whistleblower de Berlín

un abrazo!

Fernando dijo...

Qué expresión más curiosa.

Por lo que yo sé, en España no hay ninguna expresión para definir esa situación. A lo mejor es que no ocurría nunca o que ocurría y no se notaba, no lo sé.

AleMamá dijo...

Fernando, exactamente decimos: "lo hicieron huevo de pato" que puede entenderse poco, pero acá quedamos muy claros sobre qué se está diciendo. Por extensión, lo decimos también cuando nos pasan "gato por liebre" en otros temas, como una cuenta mal calculada dolosamente, etc, tal como dice mi amiga Ojo Humano arriba.

Saludos

AleMamá dijo...

Me quedé pensando, Fernando....¿no ocurriría nunca o se callaba como en todos lados? Es un deshonor muy grande para el marido o pareja engañada hasta ese extremo, y muchas, pero muchas veces se dejaba así sin hacer más olas sobre el drama y luego, por lo general pagaban esas criaturas inocentes con maltratos.

AleMamá dijo...

Gaby, nada de elegante la expresión, la verdad, pero ya nos entendemos con ella pese a la cantidad de veces en que se juzga mal.

AleMamá dijo...

Marta, ya te respondí en tu sitio sobre la mujer que denunció el maltrato.

Hilda dijo...

Cuando Marta puso lo que dijiste del caso de la pareja chilena no entendí, ahora que leo tu post, ya lo hago. Pobre chileno que le dieron gato por liebre. Me recordó a una cumbia mexicana.

Ahora bien, en México no se usa lo de huevo de pato, pero supongo que tiene que ver con lo del patito feo de Hans Christian Andersen.

Con lo del segundo caso, que malo que la gente de por sentado que hubo un adulterio solo por ver el aspecto de un hijo. Si son adoptados, si son hijos biológicos y no se parecen, eso es algo que a los demás no les importa.

Y aunque fueran de un adulterio, el hijo no tiene la culpa.

Saludos. Hilda

maria dijo...

en Eropua están llenos de ese tipo de huevos en la realeza.. el rey tenía hijos ilegítimos con las doncellas del pueblo y esos hijos pasaban a ser parte de sus siervos- la reina por su parte tenía amoríos con sus amantes del pueblo, por lo que esos niños pasaban a gobernar el reino.

Dónde está el mendigo y dónde el príncipe

Los romanos tenían un dicho : MATER CERTA EST, la madre es siempre un hecho cierto, pero el padre, quién sabe... al menos hasta ahora ya que estamos entrando en la moda de los vientres de alquiler ... ahora lo único cierto es la Vida, cuando la dejamos ser.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas