Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 31 de agosto de 2010

Feminismo perdedor

Feminismo perdedor

El otro día comenté que me daba susto cuando mi hija debe llevar de vuelta a su casa, tarde por la noche, a su "pololo"/novio.( En Chile no lo llamamos novio hasta que se comprometen para casarse.) Tener que bajarse a abrir el portón del estacionemiento de la casa toma unos minutos en que ella -y también nosotros- estamos inermes.

Una amiga me dijo ¿y por qué no la trae él? a lo que le debí responder que si queríamos iguales oportunidades había que aceptar la parte difícil, pero es una parte del asunto, porque el punto es que él no siempre consigue el auto de que su familia tiene destinados a los 4 hijos. Nosotros no tenemos tanta dificultad en pasárselos;  pues nos quedan sólo dos chicos en casa y dos autos tenemos.

Tanto él como nosotros aún consideramos los gestos amables y deferentes hacia el sexo femenino como aceptables, deseables y hasta románticos, pero las mujeres, con tanto quemar sostenes/sujetadores, empeñarse en ser iguales en cosas que somos distintas, en rechazar o ridiculizar las cosas tradicionales de gentileza masculina,  hemos perdido todos, no sólo las féminas. Los hombres están asustados y muchos no saben ya como actuar.

Hay una cosa que encuentro rescatable: que haya sinceridad y naturalidad para que ambos sexos puedan pagar sus gastos en forma concertada cuando salen a comer, por ejemplo. No siempre invita y paga el hombre; muchas veces lo hacen las mujeres. Ellas también ganan dinero, y si dependen de los padres, y el pololo también, es justo repartir los gastos, creo yo.



15 comentarios:

AleMamá dijo...

Por desgracia, el machismo ciego y torpe fue el desencadenador del feminismo ciego, torpe.

¿Cuándo comprenderemos que somos complementarios y que juntos lo pasamos mejor?

Winnie0 dijo...

Como ya va siendo costumbre...completamente de acuerdo contigo Ale. Recuerdo mis años de adolescente y cuando era yo la que llevaba el coche y dejaba a mis amigos chicos en su casa. Mi padre (pobrecito mío) no lo veía eso muy claro...y yo (aunque a veces me gustaba que ellos decidieran sacar el coche y acompañarme a casa...) entendía las situaciones y les llevaba....
La caballerosidad no sólo está en ciertas costumbres.... Besotes Ale

AleMamá dijo...

¡Qué bueno, Winnie, que haya acuerdos en cosas que son tan complicadas de entender para algunos!

Gracias por venir.

Goathemala dijo...

Lo mismo ahora todo ha cambiado pero en la universidad, incluso con las amigas muy feministas que tuve, jamás me presentó problema el ser cortés con ellas: abrirles las puertas, dejarlas pasar antes etc...

No sé, es que si nos quitan esos gestos de caballerosidad a los hombres nos desubican como dices.

Saludos.

Fernando dijo...

Lo reflejas muy bien, Alemamá, no se debe confundir la cuestión jurídica de la igualdad con la vulgaridad de tratarnos todos igual. Al menos para mí, la cortesía antigua hacia las mujeres tenía mucho encanto, era algo que hacía más elegante la vida cotidiana, sin que eso supusiera ni desprecio ni machismo.

Es horrible, ahora, ver que se sube un grupo de amigos en el autobús y los chicos se apresuran a sentarse, dejando a las chicas de pie, o que en una pareja que va por la calle es ella la que arrastra el maletón, mientras él lleva una caja pequeña.

Sobre el otro tema que apuntas, los excesos del feminismo, cualquier bloguero español podría hacer una tesis doctoral sobre ello, empezando por la creación de delitos distintos para hombres y mujeres. El exceso es tal que se ha creado una palabra, hembrismo, que sería el equivalente al otro exceso, el machismo.

eligelavida dijo...

Una cosa es tener derecho a la educación, salario justo, igualdad de oportunidades y otra renunciar a la caballerosidad de un hombre, aunque son muchas las mujeres que confunden una cosa con otra. Así nos va!

Gabriela dijo...

Alguna vez leí que fue más lo que las mujeres perdimos que lo que ganamos con la liberación femenina: ahora se trabaja fuera de la casa y EN la casa.
Por cierto, acá en el Perú decimos enamorado/a hasta que se comprometen. Recién ahí las parejas se convierten en novios.
Saludos.

AleMamá dijo...

Fernando, me preocupa esa "discriminación positiva" en favor de la mujer justo porque nos hace caer en lo que nos ha esclavizado por todos los siglos, el machismo, sólo que ahora en la versión HEMBRISMO que no había oído antes. No es justo ninguno de esos extremos.

Emblemático es lo poco y nada que puede hacer un padre en favor de su hijo -en países que han aceptado el homicidio de inocentes- si la mujer quiere deshacerse del hijo. ¡Es lo último en inhumanidad!

Saludos

AleMamá dijo...

Goathemala, gracias por dejar la huella de tu paso por acá.

Saludos. Hoy has subido otra hermosa foto.

AleMamá dijo...

Gaby, así es, por el momento, tengo la ilusión. Ya llegará el día en que el péndulo se detenga en un punto "cuerdo" en que reconociendo la igual dignidad se reconozca también que somos diferentes en el modo de ser el 50% de la humanidad.

Besos

AleMamá dijo...

Elige: Sí, CONFUSIÓN es la palabra que nos hace tan desgraciados a todos en estos temas.

Saludos

MIC dijo...

Así es Ale. Afortunadamente hemos avanzado en muchas cosas buenas y podemos rescatar otras, pero la idea de fondo, de base, sería conservar la delicadeza en el trato-en general-y entre hombres y mujeres en particular.
Un beso
Luisa

Marta Salazar dijo...

de acuerdo en repartir los gastos; en lo de la seguridad, que aprenda karate ;) je je

no, en serio, es que la otra alternativa es que no se vean porque él no la puede ir a dejar a su casa... no es, en realidad, una alternativa...

la única alternativa es lograr más seguridad...

Marta Salazar dijo...

como Winnie, yo también andaba en auto y llevaba a mis pololos; otras veces salíamos en su auto, si es que su familia tenía auto, porque había alguno que no tenía...

también anduve cerca del teatro Caupolicán a las 12 de la noche y nunca me pasó nada... una vez me amenazaron de "pasarme una gillette por la cara", en una micro; pero non se atrevió, je je

con Goathemala, yo creo que no es correcto contraponer feminismo a educación (Luisa, desde el sur de Espana lo hizo la semana pasada y también le dijimos algunas que no estábamos de acuerdo), igualdad, feminismo... eso no excluye -yo diría que muy por el contrario- la buena educación y la gentileza, a la vez que el respeto a la mujer.

besos!

AleMamá dijo...

Marta, el problema es que demasiadas mujeres lo confunden y confunden a los hombres y, a los que lo tiene claro pero les da lata, ¡les dan pretexto en bandeja!
Saludos

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas