Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 13 de octubre de 2007

Fin del Mundo



Con la pregunta: ¿Qué haría usted antes del fin del mundo? se ha hecho una encuesta que dejo acá por si quisieran ver más. Yo puse unas preguntas que tienen algo que ver con el tema en este sitio, para tantear un poco. La dejaré ahí unos días, hasta cambiar el post de la primera página.


Una encuesta realizada en Gran Bretaña reveló lo que haría la gente los últimos 60 minutos de su vida antes de que un asteroide se estrelle contra la Tierra y ponga fin a su existencia

Predeciblemente, un 54 por ciento de los británicos consultados en una encuesta dijeron que les gustaría pasar ese tiempo con sus seres queridos o hablando con ellos por teléfono.

Pero el sondeo también reveló una fuerte tendencia hedonista: un 13 por ciento se sentaría, aceptaría lo inevitable y se serviría una copa de champaña.

El sexo sólo atrajo a un nueve por ciento, mientras que sólo el tres por ciento acudiría a las plegarias.

Curiosamente un dos por ciento dijo que consumiría comida alta en grasas, mientras otro dos por ciento decidió que, con sólo una hora de vida por delante, era el momento de comenzar a saquear.

El sondeo fue encargado por Ziji Publishing para celebrar la edición del libro "Cloud Cuckoo Land" del novelista debutante Steven Sivell, quien "usa la premisa clásica de una inminente colisión con un meteorito como una metáfora para las amenazas que enfrenta la humanidad".


Como creyente y amante de mi familia, no pude elegir entre las preguntas excluyentes entre sí que puse en mi encueta, pues lo que yo haría sería que juntos fuéramos a un lugar de oración, si fuera posible antes del fin, a arreglar las cuentas con el Ser que nos puso en el mundo --que al fin de cuentas es lo más importante-- y por considerar que lo es, intentaría que todos los que amo hicieran lo mismo. Esa sería la base para esperar con la mayor calma posible el fin por una catástrofe anunciada.

En el inminente momento del todo o nada, me gustaría estar abrazados, apretados, de pie, en oración, esperando el inmediato instante del encuentro con la muerte, ¡que de todos modos vamos a tener! pero, claro, no así, todos a una. Enfrentarlo con los míos sería lo máximo, pero no tengo a todos cerca, al contrario. Tengo dos hijos en Europa; uno estudiando en España y otra casada en Alemania. ¿Qué hacer para estar unidos en el momento de la verdad? íntimamente, estoy convencida de que hasta en los amores hay prioridades, y que ellos estarían enfrentando el momento supremo de un modo similar pero apoyándose en los cercanos aunque piensen obviamente en nosotros como nosotros en ellos. ¡Qué Dios nos pille confesados! como decimos por acá.
***

Regresando al HOY, AHORA, todo esto es una fantasía que tiene bases reales, pero nadie nos ha anunciado que será mientras vivamos. No es malo hacer el ejercicio de pensarlo y, como suelo hacer simulacros mentales sobre calamidades naturales diversas, soy motivo de risa para mis hijos, pues siempre les leo que hacer en caso de terremotos, incendios, salidas de mar, y cualquier cosa tremenda. De volcanes alguna vez también les he hecho una charla, pues veraneamos a los pies del volcán más activo de Chile, el volcán Villarrica, al lado del hermoso lago del mismo nombre. Buehhhhhh, ¡mejor estar preparados!


14 comentarios:

Alemamá dijo...

¿Estoy medio morbosa y catastrofista? Es verdad, ha coincidido, pero es que como siempre pienso en qué hacer en caso de desastres, me venía como anillo al dedo, ¡nada menos que EL FIN DEL MUNDO! no podía desaprovecharlo :rolleyes:

Guillermo dijo...

-
Sólo teniendo experiencias parecidas, se sabe cómo reaccionará uno en verdad ante cosas así...
Aquí en la cd. de México, ocurren con frecuencia movimientos telúricos... Y citando un diálogo de la película de Dysney "Piecito en busca del valle perdido", aquí estamos todos a la espera de "La Gran Sacudida"... El último gran temblor de tierra se dio en 1985... oficialmente murieron 3000 personas, pero la leyenda urbana maneja no menos de 10000... ese día estaba yo de vacaciones, por lo que el temblor me despertó. Estábamos en casa sólo mi madre y yo... mi primera reacción fue quedarme en cama, pero como el temblor no cesaba y, por el contrario, parec+ia sentirse cada vez más fuerte, salté de la cama y me dispuse a ir en busca de mi madre para salirnos al jardín... me la encontré en un pasillo junto a una imágen de la Virgen de Guadalupe... le dije que saliéramos y se resistió... no lo intenté dos veces... Por ese entonces mi ateísmo era ya vastante avanzado, pero el amor por mi madre, y el desinterés por mi vida me hicieron quedarme a su lado sin ansiedad o inquietud ninguna... Si ella estaba bien, y estaba bien, nada más importaba... Ha habido otros temblores en los que evacuamos según los simulacros... y aunque sabemos lo que "debe" hacerse, sabemos también que el día de "La Gran Sacudida", de poco servirá...

Saludos...
-

Alemamá dijo...

Guillermo : Insisto, ¿cómo no tienes un blog en que cuentes tantísimas cosas como las que comentas con tanta gracia? Bueno, te esperamos.
*********
Respecto a lo que dices: En Chile también tuvimos nuestro remezón en la capital ese año, el 5 de marzo de 1985. Por suerte íbamos a misa --pues fue domingo-- toda la familia de entonces (luego tuve otros dos hijos) en el vehículo. Eso me ahorró un espanto mayor, además por pasarlo a ras de tierra.

En el caso de tu terremoto, yo hubiera pescado a tu mamá con la Virgen de Guadalupe (linda ella) y las bajo más rápido que volando. ¿O estaban en una casa de un piso? si así fuera, las saco de un empujón sin ningun miramiento.

Saludos.

JHWH dijo...

Que te pillara fregando los platos tampoco estaría tan mal.

xxxooo.

botón dijo...

Creo que rehuyo incoscientemente el pensamiento del final...
Pero votaría sin dudarlo por tu propuesta.

Un beso

Waipu Carolina dijo...

Hola!!
me gusta mucho este tipo de encuestas que siempre realizan los británicos. Cuando vamos a Londres a mi compañero le gusta leerme encuestas de este tipo que ilustran mucho la manera de pensar de las personas.
Yo creo que es dificil saber que harías si no estás en la situación, pues los seres humanos normalmente no podemos lograr separar de nuestra mente la desgracia que sobreviene y disfrutar de algo que te gustaria hacer.
Ante el miedo creo que lo primero que piensas es en los seres que amas.

Un saludo

alida dijo...

Yo fui una de las voto en esa encuesta y respondí que me gustaría pasarlo con mi familia todos juntos, de verdad que es para reflexionar
Un beso amiga

loreto dijo...

Yo también creo que lo pasaría con mi familia, y con un buen chocolate en la mano.

Marina dijo...

Hola Alemama, opino al igual que Waipu, es dificil saber la manera en que reaccionaras en el momento, aunque esta comprobado que ayuda el tener cierto conocimiento de como debe actuarse y que hacer, por lo que las lecturas a tus hijos me parecen apropiadas. Al igual que otros me gustaria estar con mi familia y mis seres queridos y creo firmenmente que a diario debemos hacer ese examen de conciencia que nos reconcilie con el Dios porque hoy estamos y mañana no, independientemente de la catastrofe natural... Saludos amiga muy buena la reflexión, es bueno pasearse por las situaciones.

ojo humano dijo...

Estar preparados es un buen consejo, pero ¿cómo?
Algunas personas no creen en la eternidad, se prepararán de distinta manera a nosotros.
En cuanto a mí, cantar es lo que haría, cantarle a Dios, alabar y hacerlo en conjunto con los que amo.
Y como alguien dijo, con un chocolate, tampoco estaría mal (uno de buena marca, nunca esos sucedaneos).
Un beso y esperemos que Dios nos tenga otro poco de paciencia.

Churru dijo...

Tuve muy claro votar el estar con mis seres queridos. Es lo que me daría fuerza para ese momento. Lo de las calorías o saquear me parece tremendo.

Pía Bórquez dijo...

el volcán villarica acompaño toda mi infancia y mi juventud , que hermoso!!!!

con respecto a mi hora antes del fin estaría con mi marido e hijo.

saludos

Goathemala dijo...

Supongo que a esa pregunta responderíamos todos sobre la marcha, quiero decir que mejor no plantearlo hasta que llegue el momento. Sí se que lo que más me relaja es leer. Así que ¿por qué no aguardar al cataclismo leyendo?

--
Saludos.

Rocío dijo...

Me iría corriendo en busca de mi familia y de camino compraría la mejor botella de vino del mundo... y entre brindis y sonrisas les repetería hasta la saciedad cuantísimo les quiero... :)

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas