Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



domingo, 6 de julio de 2008

Emergencia ambiental

Más o menos así se debe ver mi ciudad con la inversión térmica que hemos padecido la última semana. Exagero, pero visto desde arriba no se ve mucho más que en esta foto.





12 comentarios:

Ana dijo...

Acá lo sufrimos estos días, ayer hizo como 32º... increíble!!!

ojo humano dijo...

La foto, genial.
El aire, irrespirable en algunos momentos.
Estoy escribiendo sobre las causas de muerte en Chile, una obvia es ésta. Lenta, pero segura.
Encantada me iría al Norte, pero tú sabes, se ama la ciudad con todas sus crueldades. Y se soporta hasta que cambie ¿cambiará? Esperamos, con una ayudita del cielo, una buena lluvia y medidas sabias. Rogamos por eso.

(Yo también escribo en domingo)

ANA MARIA ROS dijo...

Buenas noches:

Desde España, tiene guasa lo del cambio climático, en fin, a ver cuando nos mentalizamos.

Un saludo, y yo también leo y escribo los domingos.

JAJAJA

BESOS

Fernando dijo...

Querida Alemamá, creí que vivías en el campo (por lo de las fotos panorámicas desde tus ventanas, ya sabes).

La ciudad sumergida ¿es Santiago de Chile? En ese caso, la fila de rascacielos ¿qué es? ¿Alguna gran avenida, o algo así?

Ojalá tuviera una foto así de mi ciudad, de Madrid.

F.

Joana dijo...

Hola Ale,

Te pasaba a saludar! deseo que estes bien apesar de este problema ambiental, me imagino como debe estar en la zona centro de Santiago!
Ojala pase pronto!

alida dijo...

Ale, espectacular imagen es un gran problema mundial unos países mas que otros
Un beso amiga

AleMamá dijo...

Hola a todos: esta foto no es mía, por eso dejé un enlace del sitio de donde la tomé. (Es un sitio que tiene fotos muy lindas y me gustó mucho)
La contaminación en Santiago de Chile donde resido es endémica en invierno, porque tenemos un problema muy serio de inversión térmica, y, cuando hace calorcito como el que tenemos cada día al mediodía, suben los contaminantes y sobre ellos tenemos un tapón de aire frío que impide su ascención a las capas altas de la atmósfera ¡y debemos tragarnos y respirar la basura aérea que producimos!.

Desde los centros de sky que temenos al lado de la capital de Chile, se ve un paisaje más o menos como el mostrado acá, que no sé qué ciudad correponde, por lo demás, sólo que las "nubes" son mucho más grises.

Fernando, ya ves que NO soy del campo, aunque me crié en él y en pueblos pequeños. Vivo en Santiago de Chile, en el sector nororiente, por si deseas buscarlo, en la comuna de Vitacura.

j.a.varela dijo...

Gracias por la foto y por recomendarnos el sitio.

Juan

zocadiz dijo...

por acá está igual!!!!
pero no tanto.
Ve la película de Wall-e cuando tengas una oportunidad, hacen una buena reflexión!

Terly dijo...

Hola, Alejandra, mamá:
En España, donde vivo, los nubarrones que cubren nuestras ciudades son más oscuros y peligrosos. Me refiero a los políticos. Nuestro gobierno se está cargando todos los principios e instituciones tradicionales en los españoles, como son: La religión Católica (han ordenado la retirada de todos los crucifijos en organismos oficiales), el matrimonio (ahora resulta que la unión de los homosexuales también es un matrimonio), la familia (no se la defiende para nada y se la menosprecia cuanto se puede), aborto, terrorismo, hundimiento económico, etc. etc. etc.
La fotografía y el post me han gustado mucho solo que mi mente se ha desplazado a otro cambio climático, el de la convivencia humana.
Un beso.

alida dijo...

Hola Ale te deje un premio en mi blog
Un beso amiga

AleMamá dijo...

Gracias Alida. Ahí está, en la sidebar.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas