Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



jueves, 3 de septiembre de 2009

Primavera reventona

Post dedicado a Fernando, que me ha pedido mostrarle la nueva savia del sur del mundo. Esta amiga no puede resistirse a un pedido que le encanta.


En cualquier momento revienta el pop corn rosado de los capullos que prometen mermeladas y aromas a verano

Va pasando el invierno y mi patio se torna cada día más habitable, más acogedor y luminoso

Madera nueva en un árbol viejo. Con su experiencia el arbolito nos reproducirá la fruta que le conocemos. Ha valido la pena la espera.







5 comentarios:

Soledad dijo...

Si hay algo que realmente me hace falta de mi país es la primavera, sus olores, colores, el viento frío pero lleno de vida, las ganas de salir a recorrer calles y parques, el renuevo de la vida después del invierno.

Los mayores dirán 'pasé agosto' y los menores a elevar volantines multicolores.

Hermosas fotos, hasta que me hacen sentir la fragancia y alegría de la primavera.

Winnie0 dijo...

Nosotros aquí ahora despedimos el verano....¡ains! la primavera...quien la tuviera cerca....Besos y feliz viernes

Fernando dijo...

GRACIAS!!!!!!! Qué preciosidad.

Me acordé de tu jardín el otro día. Fui al parque del Retiro, en Madrid, y aunque sigue haciendo batante calor, los castaños de Indias ya tenían parte de las hojas de color caramelo, con las castañas a punto de caer en la cabeza del que pasea. Me dio un poco de pena, y pensé en vosotros, en tu jardín, donde ahora empezais a ir hacia arriba, mientras nosotros vamos hacia el duro invierno.

Gracias por la foto, de corazón.

AleMamá dijo...

Mi damasco bien merece un homenaje como éste. Ha pasado épocas de descuido que casi lo mataron, podas terribles, plagas etc, y ahí sigue, año tras año deleitándonos con su fruta que en verdad es excepcional.

Fernando dijo...

¡¡¡Viva Chile!!!

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas