Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 21 de noviembre de 2009

Tía Quechita cumple "varios" años




Una hermana de mi madre cumple años hoy. Y van siendo muchos ya.

Habrá una fiesta especial en que le cumplirán uno de sus deseos que es que no quiere flores en su tumba sino disfrutarlas con la vista, el tacto y el olfato, que lo tiene privilegiado.  Cada media hora le irán llegando bouquet tras bouquet de flores que le mandarán de parte de cada uno de la familia. Habrá mariachi, y las bebidas y comidas suficientes para el regimiento de familia  que ha ido viendo crecer a su alrededor. Yo no estaré ahí, vive en Centroamérica, pero le he mandado una carta para unirme a esa celebración de un año más de una vida muy bien vivida y ha habido de todo en ella.

Acá la dejo:

Mi tía más querida:


Ya que estamos de flores "a María" (es el mes de María en Chile, pues, tía), yo quiero decirle en público lo que le he dicho alguna vez en privado. Lo he sentido así desde que tengo uso de razón.


Ud ha sido un referente en la vida de nuestra familia. En parte muy importante porque mi mamá se ha preocupado de trasmitirnos el cariño enorme que le tiene a nosotros, sus sobrinos, y el resto es porque tenía razón al preferirla, porque Ud es una persona MUY especial. Conste que no soy pródiga en grandes elogios.


Desde chica la tía Quechita fue sinónimo de lo lejano, misterioso inclusive, por lo poco que sabíamos de Costa Rica y de sus andanzas, pero siempre lo asociamos a algo agradable, y debo confesar que también era por los regalos suyos que siempre fueron personalizados. Nada de regalos en serie para la sobrinería de edades similares. No, cada una con su regalo especial. Al menos eso siempre lo sentí así, y pienso en mi muñeca Peter Patty que lloraba y que fue la única que recuerdo, pues tampoco eran mis juguetes preferidos, pero esa fue entrañable.


Ud era la que llegaba cámara en mano, cuando nadie en Villa Alegre las tenía, a inmortalizarnos en la viña de la tía Chigüita. O nos tomaba fotos en paseos a Constitución cuidando con esmero que no saliera ningún letrero que dijera "hostería" que en su país de adopción tenía un significado menos inocente que en Chilito.



Y sus perfumes, tía,....talco inglés, perfume de Guerlain.... jazmines, lavanda, rosas.... su maleta llevaba dentro una brisa de cariño perfumado que se quedaba pegado en las telas de nylon que nos traía par que las señoritas Gamarra nos hicieran trajes de fiesta repolludos y exclusivos como el de mi primera comunión. ¡Y los respectivos "cerros" de elegantes y finos santitos conmemorativos!


Ud ha hecho las cosas con dedicación, con detalle, cuidando las cosas pequeñas que hacen la diferencia entre una chapuza y una obra de arte, y aprendí a pintar con Ud en Villa Alegre, en las piezas que ahora son de Juanito. ¿Por qué uno las dos cosas? porque su "reino" ahí, mientras habitó con Mario en ese lugar, era algo diferente, agradable, limpio, ordenado, cálido, acogedor. Daban ganas de imitarla y ahí ,un buen día Ud. sacó un álbum para pintar y comenzó a extender sus verdes, sus rosados, rojos y azules, pero sin salirse de la raya, sin cargarlos demasisdo, terminando antes de pasar a la otra figura....tía no sabe el ejemplo que ha sido para mi.  Cómo será que hasta hoy me parece que lo veo.También en lo de bordar la recuerdo para no hacer nudos, rematar bien, hacerlo lento pero bien hecho...dentro de mis limitaciones.


Mil detalles recuerdo ahora, pero basten esos como ejemplo.


Luego me casé y llegaron mis niños para repetir el ciclo. ¡Cuánta ropa linda les regaló en tiempos muy deprimidos en mi país luego de la experiencia horrible del gobierno de Allende en que no había nada!


No la voy a latear, pero quiero que sepa que junto con el querido tío Manuel han sido una de las cosas lindas que han pasado por nuestras vidas. También mi marido,  que lo ha comprendido así,  los quiere mucho.Creo que en el caso de él se le nota el aprecio que les tiene a ambos.


Que Dios los bendiga junto con sus hijos y toda su descendencia que espero que sea muy larga.


Un abrazo grande
Ale









13 comentarios:

maria jesus dijo...

Muchas felicidades a tu tía, y enhorabuena para tí por tener a alguien tan especial en la familia

Mariluz Arregui dijo...

Preciosa carta, Ale

siempre auténtica, tú,

Un abrazo fuerte para tí.

Winnie0 dijo...

Es hermosisima Ale. Despertar esos sentimientos...es precioso. La tía Quechita debe estar feliz. besos

AleMamá dijo...

Amorosas amigas. Gracias. Es una persona especial.

Querubish dijo...

La tía también es tía mía y la carta de Alemamá está muy linda, creo que me interpreta en muchos aspectos y en otros solo me queda sumarme porque mi tía es una persona realmene especial, junto con mi tìo, son excepcionales.

AleMamá dijo...

¿Cierto, David? hay que conocerla para saberlo. Acá lño intento lo mejor que puedo.

Gabriela dijo...

Qué linda carta. Me has hecho recordar a mi inolvidable tía Angelita:
http://seisdeenero.blogspot.com/2008/05/la-ta-angelita.html

AleMamá dijo...

He ido directo a leer los recuerdos que tienes de tu tía Angelita. Maravillosa mujer. Gracias por presentármela.

pon dijo...

Felicidades a tu tía, uno recoge al final lo que ha ido sembrando, y tu tía ha sembrado bueno y bien, lo cual dice todo de ella.
Felicidades a tí también por tenerla todavía.

Fernando dijo...

Querida Alemamá:

Ojalá alguna vez un familiar mío me escribiera una carta como ésta.

AleMamá dijo...

Si eres buena persona - y creo que lo eres- y además te interesas por lo de los demás como te interesas por nosotros que par ati somos virtuales, ¡seguro que serás recordado así o mejor!
Un abrazo

Fran dijo...

Qué preciosos recuerdos de una maravillosa mujer.

Bohemia dijo...

Felicitaciones para tu tía, que lindo tu regalo del blog...

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas