Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



miércoles, 16 de marzo de 2011

Temas para mortales


Qué será mejor: ¿Sepultar un muerto dentro de un máximo de 48 horas -salvo permiso especial por asuntos de fuerza mayor- o hacerlo  más de dos semanas después de fallecidos?

Ese es el rango de diferencias más o menos entre el sistema en Chile y el de Alemania, países donde se me han muerto dos deudos en menos de una semana. A mi tía de Chile la enterramos al día siguiente de su muerte, y a la abuela de mi yerno aún no la dejan en su lugar de descanso. Una fue cremada y la otra no.

¿Qué opinas sobre este ineludible tema?


11 comentarios:

TERE dijo...

Pues yo creo que al que menos le interesa ya es al fallecido ¿verdad?, entonces queda en manos de los deudos decidir y ojalá llegaran a un punto medio, porque creo que ni lo uno ni lo otro de lo que mencionas me gustaría a mí.
Cuando yo me muera, me gustaría que me velaran por lo menos 24 horas, por aquello de que no esté yo dormida ¿verdad? y se me ocurra despertar cuando ya esté todo cerrado o peor aún cuando sienta el calorcito inaguantable. Por aquello del crematorio, no por ningún otro lugar más abajo de los límites normales (espero).
Ojalá que mis deudos respeten mi decisión, porque también hay que ver lo que se sabe en estos días . . . .

Gabriela dijo...

Creo que lo de enterrar es algo que interesa a los que quedan más que al que partió. Lo malo es cuando no hay acuedo y terminan discutiendo, lo que considero una total faltade de respeto con el fallecido.

Winnie0 dijo...

Uy Ale lo de enterrar es algo que les queda a los vivos porque el que se ha ido desde luego PASA del tema.
Yo intento a veces bromear sobre ello a raíz de la AUSENCIA ya de mis padres...no le doy mucha importancia a eso de DONDE estaré para EL RESTO de mis días....
En fin....que tendré que dejarlo TODO hablado para que no haya dudas de lo que quiero... bss

Fernando dijo...

Qué extraña la norma alemana, Alemamá: imagino que lo harán para estar totalmente seguros de que el muerto está muerto, ya sabes que ellos son muy concienzudos.

En España, desde luego, se aplica la norma como en Chile: hay un tiempo breve para los enterramientos, sólo en casos de muerte violenta o de enfermedades extrañas se puede prorrogar por el Juez. Parece que esto es lo lógico, ¿no?

almena dijo...

Estoy con Fernando.
Lo de dos semanas me parece una pasada.

Besos, Alemamá

AleMamá dijo...

Fernando, no sé si será NORMA en Alemania, pero al menos es costumbre no apresurarse ni lo más mínimo, por otros casos que me ha tocado conocer de pasada.

Obviamente para el finado ya no es algo importante, su juicio ante Dios ya se hizo y la sentencia está dada; es por los deudos que lo pregunto, porque me han dicho que en países como Bélgica, de donde proviene la familia de mi padre, es muy violento hacer esto tan rápido como en Chile.

Saludos

AleMamá dijo...

Tere, eso que dices es lo que más asusta, en verdad, eso da un voto para esperar, pero ¿15 días? ¡Úfale!

Marta Salazar dijo...

yo creo que da lo mismo... en todo caso, mientras antes mejor... lo que pasa es que en Alemania, la gente vive más lejos y no en la misma ciudad y entonces, hay que planear todo con más días de anticipación...

acá, nadie puede creer que se entierre a la gente al día siguiente, costumbre que, en realidad, es muy "oriental" y heredamos de Espana... es que Espana, si tú te fijas en sus costumbres y forma de ser, es un país muy oriental;

es un problema también de calor... en los paíse "orientales" donde hace mucho calor, se entierra a la gente lo más pronto posible, por razones obvias...

acá, hay refrigeradores de cadáveres en cada ciudad ;) Es un problema de plata: cada día en el refrigerador cuesta... así que yo la enterraría lo antes posible, je je

además, acá, el funeral es una "fiesta", con comida después del funeral y todo, y organizarlo cuesta tiempo (y plata, porque tienes que invitar a toda la gente a comer)

además, tienes que mandar invitaciones por carta... imprimirlas, enviarlas, etc., etc.

La gente está tan ocupada que no tiene tiempo de tener pena... la pena viene después, cuando ya terminas de agradecer los cientos de cartas y de comunicar a la oficina de impuestos quién donó plata (en vez de flores) para una organización de beneficencia que el difunto apoyaba...

yo creo que da lo mismo... en todo caso, acá los cementerios y el ataúd y el jardinero cementeril son tan caros que yo he decidido regalar mi cuerpo a la atatomía...

sí, prefiero que sirva para algo y no sea un costo inútil para mis deudos ;)

Marta Salazar dijo...

Tere, ja ja, sería un caso de catalepsia!

ah, lo del crematorio... tendría que averiguar, pero supongo que una tumba para cremados es más barata que una "normal"; la cremación no debe salir taaaa cara... o sí?

15 días es mucho, les va a llegar una cuenta muy alta por la refrigeración, tal vez tienen parientes tan "desparramados" por la geografía que no alcanzan a reunirse antes ;)

en todo caso, el tiempo ha estado bien frío, sorry, es humor negro...

sí, suena violento enterrar a la gente al día siguiente...

maria dijo...

ES UNA ANGUSTIA EN CHILE CUANDO SE MUERE ALGUIEN, ESTAR CORRIENDO PARA LOS TRAMITES LEGALES Y UBICAR ALGUN SACERDOTE QUE TENGA TIEMPO PARA HACER LA MISA .... CON ESTE PASO NOS VAN A ENTERRAR SIN MISA ... LA MISA VA A SER NO POST MORTEM SINO POST SEPULTURA

AleMamá dijo...

María, hoy he estado en Los Castaños, mi parroquia y quizás la tuya, para reflexionar sobre la falta de sacerdotes. Es verdad lo que dices: de seguir así hasta un responso será difícil que lo haga un diácono siquiera.

Si eres de Los Castaños, ¿no te gustaría participar?

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas