Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 9 de abril de 2012

Asi pasa la gloria del mundo

SIC TRANSIT GLORIA MUNDI

Mi hermano me envió una serie de fotos entre las que venía ésta. La capturé con la extensión para Chrome llamada Aviary No sé su autor, pero la encuentro tan decidora e impresionante que la comparto acá a ver si les gusta. Me interesa su opinión.


6 comentarios:

Winnie0 dijo...

¿De qué nos sirven las medallas si estamos solos?????
Besos (es impresionante la foto)

paterfamilias dijo...

Muy alegórica la foto.

Todas esas medallas, todos esos honores en la tierra... ¿Dónde están los frutos de lo que sembró? ¿Sembró algo? A lo mejor se dedicó, ufano, a conseguir todas esas distinciones y descuidó a la familia, a los amigos y a todo eso que, sin darse cuenta, pasaba a su lado cada día.

Y a la otra vida llegará sin todo eso.

Miriam dijo...

Me llama la atención su soledad, que puede ser causada por su egoismo o por el de los demás
Sea como sea, su mirada no es amarga. Y eso vale más que mil medallas

Cyrano dijo...

Y no es un viejo solo cargado de medallas ?

Gabriela dijo...

Lo vería con una nota positiva: es un héroe de guerra que logró volver a casa y que llegó a viejo.
Los cementerios están llenos de tumbas de soldados jóvenes, de vidas que se perdieron por la intransigencia de unos cuantos. Este hombre debería ser visto como uno que desafió todo eso.

esteban lob dijo...

Hola Ale:

Mi deformada mente, que no puede prescindir de su connotación deportiva, imagina que es un viejo astro del fútbol, quién tras haber despilfarrado todo lo que ganó en sus tiempos de gloria, solamente vive de los recuerdos, sustentados en sus medallas."Cada loco con su tema".(El loco soy yo...no él)

Un beso.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas