Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 20 de septiembre de 2013

Nacer en Alemania: con anestesia o sin ella?



Probablemente hoy nazca mi nieto Thomas Alexander en una maternidad de este país del llamado Primer Mundo. Alemania será muy adelantada en montones de cosas, pero el nacer acá, visto desde la experiencia de mi país, deja harto que desear en algunos aspectos que en Chile damos por descontado como es el sensible tema de si te darán anestesia o no, porque acá no la dan por defecto como allá, sino que hay que pedirla insistentemente, firmar papeles, y un largo etc. Hay que soportar bromas pesadas por parte de las matronas y médicos de la especialidad que por alguna razón que desconozco, es un tema que parece no importarles o gustarles.

Ante la insistencia de mi hija de si la clínica tenía servicio de anestesiología (!) la doctora encargada,  riéndose, le preguntó si quería que le llamaran al profesional cuando llegara de parto. La respuesta lógica en Chile  es OBVIO, y así se hace; tu médico llega con su equipo de colaboradores o usa el de turno del establecimiento y, salvo que desees lo contrario, te dan la anestesia que se requiere, y si deseabas que no te pusieran y cambias de opinión, te la dan también, no como acá que si no la pediste estando "sana y buena" durante el parto no te la dan aunque te rajes gritando y sea un primer parto con forceps, complicado y largo como le pasó a una amiga chilena de Ale Jr. que cuando en medio de esa verdadera ordalía pidió analgesia le dijeron que no, porque no había firmado y en ese momento no valía.  Como para no desear reincidir teniendo hijos, la verdad.


8 comentarios:

Fernando dijo...

Dios quiera que todo vaya bien, Alemamá.

En España sé que los médicos privados abusan de la cesárea: así la "clienta" (como decía el médico de mi hermana) tiene que estar varias noches en el hospital y pagar más €€€. Eso, claro, obliga a usar anestesia (y pagarla aparte, supongo).

Gabriela dijo...

Que tu nieto llegue sanito y sin problemas, AleMamá.
En el Perú, pasa lo mismo que comenta Fernando. Sin embargo, sea como sea, la anestesia viene por descontada... o por contada, en la cuenta. Pero creo que en mi tercermundista país a nadie se le ocurre que un parto en un establecimiento de salud se haga sin anestesia.
Otra cosa que me llama la atención es la presencia de matronas. En el Reino Unido también las hay.

ojo humano dijo...

Ahí se explica que tengan pocos niños. Vaya, que sistemas ¿no?
Dios ayude a la mamita y los doctores sean como unos ángeles. Oro por eso.

yeste lima dijo...

Pues no me esperaba yo eso de Alemania.

Parir sin anestesia en la mayoría de países, es opción explícita de la futura madre, en cualquier hospital de maternidad, a la hora del parto, la anestesia, dependiendo de la que necesite cada paciente, entra por defecto en todo el protocolo.

Besos.

ojo humano dijo...

Para "verte" mejor estuve leyendo aquí
http://internacional.elpais.com/internacional/2013/09/09/actualidad/1378718200_691471.html

AleMamá dijo...

He leído con atención el artículo y te prometo que lo suscribo, aunque falten otros elementos importntes. Viven muy bien acá, pero se sienten abusados por muchas razones, y la sensación de vivir un "veranito de san Juan" en relación a la paz con los vecinos también me da la impresión de que es verdad: conservarla les ha significado altísimos costos y no se terminan nunca, sienten ellos.
Gracias, amiga

AleMamá dijo...

Fernando, en Chile tenemos un altísimo número de cesáreas, tanto por comodidad de parte de los médicos como de las pacientes que prefieren eso a la incertidumbre de los partos sorpresa, y está mal, muy mal, pero que teniendo como alviar tus dolores no lo hagan por una política que nadie entiende es bien malo también.


Necesitan población "nativa" y hay políticas para favorecer tener ninos, pero por otro lado te encuentras con estas cosas que te hacen dudar de las bondades de la maternidad y me consta de que hay muchas mujeres que por trauma no quieren ya tener una familia más grande por ESTE problema que es bien extendido.
Saludos

esteban lob dijo...

Está bien que se obligue a firmar para la anestesia, si son reglamentos del país, pero es PÉSIMO que se rían si tu eres partidario de ello.Es un mal chiste de don Otto.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas