Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 15 de octubre de 2004

Pareja mayor descansando. Historia posible

He aquí mi historia posible sobre la pareja del mercado:


Matilde salió esa mañana de sábado con su gorro bien calado "porque la primavera es traicionera, hijita, y uno nunca sabe cuando te va a dar un viento por la espalda que te deje en cama. Claro, ya "pasamos agosto", y dicen los viejos que si lo superaste, tienes asegurado otro año de vida. Mmmmhhh, no estoy tan segura, pues a la Luchita que se creía al otro lado del 2008 se le ocurrió morirse justo para las Fiestas Patrias. Claro, por andar en las fondas de noche, la aniñada" pensaba ella.

*****
"¿Quién es esta veterana, de ojos tan azules y vivaces? El gorrito parece de carcelera soviética. Bien agarrada tiene la cartera, ¿no estará pensando en que se la voy a quitar, no? con la de porquerías que acarrean las mujeres, ni caracoles que fueran. Si la vieja tuviera una pensión como la gente por lo menos, pero estoy seguro de que si se cae, y se quiebra la cadera, le ponen una prótesis de plástico reciclado en el hospital estatal, jeje Mejor me meto en mi diario. Está buena la política con lo de las elecciones. Casi tan buena como los enredos de la farándula, mire, ve" se dice a si mismo el hombre.

*****
"¿Cómo a este vejete se le ocurre mirar esas noticias? debiera considerar las ofertas de la farmacia en la "semana del corazón", mejor, y comprar un stock de remedios para la hipertensión y para la próstata, que ambas cosas debe tener para el gato, como mi difunto marido, que en paz descanse y en paz me deje, como estoy ahora, disfrutando mi rico mote con huesillos al solcito"

*****
"Si esta iñora sigue chupeteando así esa cuchara, me va a dejar pegajoso. Desde que soy chico que no soporto lo pegote, ¡wac!" ¿Cómo siendo tan golosa está tan flaca? envidiable, la finá Carmencha la tendría que ver, con lo gorda que estaba cuando el alza de presión, la pobre, si ya no tenía cuello mi vieja querida"

*****
¿Dónde habré visto a este viejujo antes? Mi cabeza ya no es como solía...

_¡Matilde!_
_¡Recaredo!_

_¡Qué es de tu vida, niña, miles de años sin vernos! ¿Qué fue de Nibaldo? tan buen amigo que fue_

_Falleció el pobrecito hace dos años ya; todavía no me repongo del golpe. Es TAAANNN triste estar sola_

_Con lo buena mujer que eres tu desde que te conozco, qué lástima. Bueno, así es la vida. "Unos que nacen, otros morirán", decía Julito Iglesias_

_¿Y la Carmencha?_

_Murió también, la Carmen, poh, Matilde ¿Quién lo hubiera pensado? con lo estupenda que era mi mujer, siempre tan ágil ¡ay!_

_Bueno, bueno, pasemos a temas más alegres; ¿qué haces te que te mantienes tan bien? yo voy a la gimnasia entretenida de tercera edad en la junta de vecinos, ¿y tú, haces algo?_

_¡Yo también! a las clases de tango y pilates, y en verano a la piscina temperada de la municipalidad. Chíh, es re bueno para los jubilados. Hasta fiestas y paseos hacemos y lo pasamos regio. Oye, ¿qué tal si nos juntamos el sábado en el local comunitario cuando vengan los candidatos a entusiasmarnos? traen de todo y uno se deja querer. Total, después votamos por el que se nos ocurre. No nos vienen mal unos traguitos y picoteo aunque tengamos que mamarnos los discursos, ¿cierto?_

_Bueno, ya llevo dos años de viudez de mi pobre Nibaldo y está bueno de tanto luto y llantos; no creo que esté mal salir con los amigos_

_Vale. En eso quedamos. ¡Hasta el sábado a las seis, para no llegar tan tarde a la casa!_







1 comentario:

Ocasiones dijo...

jajajajajajja
qué grande tu historia!!! Yo creí que eran dos hombres XD

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas