Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 28 de febrero de 2006

A un velero



Velero jactancioso,
en la humilde bahía
depliegas tus pendones
rodeado de miseria.

Los pobres pescadores,
la gente de mi pueblo
te pueden dar lecciones
de amor y humanidad.

¡Regresa a tu marina,
que el viento te acompañe,
que, al recalar tu nave
llegues sabiendo más!

***


En Puerto Oscuro, IV región, Chile.
Febrero 2006

3 comentarios:

sinretorno dijo...

Me dijo la hermana josefina que usted se había casado con un oriental. Cuénteme si son tan diferentes a cómo dicen o no es para tanto.

Claudia (Pampa) dijo...

ale mañana estare en santiago, con esas fotos no veo las horas, cariños.

Alemama dijo...

Post scriptum:
No tiene nada de raro ni malo un velero no tan grande ni espectacular. El punto es que era algo chocante en un lugar tan remoto el contraste entre ellos que estaban de vacaciones con mucha comodidad y los pescadores lel lugar con sus botes que hacen agua, que son pequeños y para ganarse la vida con mucho esfuerzo.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas