Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 8 de junio de 2007

Año nuevo mapuche

Están cortos los días por acá. Hace frío, pero este año ha llovido poco . El smog nos ahoga por momentos; no quiero ni mirar mucho los días pálidos y nubosos para no averiguar la naturaleza de esa nubes. Es que se acerca el solsticio de invierno. Ya la sombra hacia el sur de mi casa cae, al mediodía, en el linde del medianero del fondo de mi jardín trasero. Pareciera que el sol se nos fue para el norte y no da señas de querer regresar. Igual cosa pensaban los mapuches, una de las etnias más características de nuestro país, asentados en el sur de Chile y Argentina.

Ellos, con un gran sentido común, determinaron que el año comenzaría en estas fechas, y así se hace. Le llaman el WETRIPANTU y tienen unas fiestas muy bonitas.

Nuestra raza es mestiza, y junto con ver muchos rasgos europeos, también se ve nuestra ascendencia indígena, pues los españoles tuvieron esa grandeza, se mezclaron con los pueblos nativos y formaron nuevas razas, no como otros colonizadores de América, que para quedarse con sus riquezas cometieron los genocidios más espantosos, como sucedió en Norteamérica y también en el sur de Chile, en la Patagonia, donde los ingleses le pusieron precio a las cabezas de los indios de esas latitudes y hoy están extintos en sus "versiones" puras, pero la sangre de todas las etnias que compusieron el escenario del dominio español acá permanecen mezcladas, formando una sola nación. Si murió mucha gente fue más por malas prácticas sanitarias, por contagio de nuevas enfermedades desconocidas aquí y por las guerras, pero no por matanzas genocidas. Por lo demás, raza más soberbia e irreductible ha sido difícil que un conquistador se encontrara que la de los mapuches o araucanos. Ya lo decía Ercilla:

Chile, fértil provincia señalada, en la región de Antártica famosa, de remotas naciones respetada, por fuerte, principal y poderosa....

17 comentarios:

El Churruán dijo...

Es muy interesante lo que cuentas, Alemama. Y desde luego todo el viaje de tus genes te hace interesante a ti :D Yo desde luego no llego a tanto. Pon el 80% de genes españoles, el resto alemán e italiano. Un beso!!

Irantzu dijo...

Me encanta saber como veian el mundo y se explicaban la naturaleza todo tipo de culturas antiguas...
Pero eso de que los españoles tuvieron la grandeza de mezclarse con los colonizados me suena muy romántico. Violaban a las indias, para que andamos con cosas.
Matarlos y desterrarlos como en EEUU es espantoso, pero matarlos y violarlas como acá también.
Ninguna grandeza tuvieron los que robaron y después vendieron a sus propios dueños tierras. Era gente egoísta, de mente estrecha y que hizo mucho, mucho daño.
Desde que los estudié en el colegio le tengo entre cariño y admiración a los mapuches... por sólidos.

alida dijo...

Amiga, mi país tambien es una mezcla de raza, donde el indio casi no es tomado cuenta, pero todos tenemos esos genes de otras latitudes, interesante tu post de hoy
Un abrazo grande

Alemama dijo...

Me pongo de ejemplo de lo que digo:
1/4 de mis genes son belgas valones. Mi abuelo lo era. Tengo un bisabuelo alemán y otro que venía de los EE.UU, de origen inglés. Mi segundo apellido es español, pero de una estirpe muy antigua, casi desde la conquista, del sur, y a ellos --si se les remece el árbol genealógico-- se les caen los mapuches, creo yo. No por nada mi bisabuela no tenía casi canas a los 94 cuando murió. No heredé eso :(

Tengo una bisabuela hija de irlandés, y otro bisabuelo de apellido inglés también, y así...

Lo que no me consta es que tenga algo de italiano, o de la ex yogoeslavia, cosa curiosa en Chile.

De los apellidos españoles en mi larga familia, los hay vascos, y el ultra común Rodríguez, y otros de los que no he averiguado de dónde habrán procedido.

Es una curiosa sensación ser de tantos lados y pertenecer a una nación tan nueva, con sólo 200 años de independencia y menos de 500 de historia, pues los mapuches eran prehistóricos entonces.
*****

Nota: Este comentario estaba arriba de todos, como post scriptum, pero había una falta de ortografía notable ("balones" por VALONES con V) y no lo podía dejar pasar. :P

Alejandra Dening dijo...

Tema intrincado es éste para mí.

La mezcla de gentes la comprendo, muchos somos resultado de eso, y creo que de eso se arma la vida de las gentes.

Las guerras y matanzas, la iglesia, los imperios, el poder en general, me indignan.

Pero lo que más me indigna es ver cómo ese poder nos mete desde chiquitines el concepto de "igualdad" cuando en realidad la igualdad mata. Porque la igualdad de la que habla la gente es la de hermandad (lo humano nos hermanda, por eso somos iguales) pero, en pos de esa igualdad se aniquilan las diferencias que hacen a cada pueblo único.

Humanidad globalizada.
Humanidad anónima.

Siento que nos quieren robotizar con lindos slogánes y gritos de humanidad pero, si lo vemos bien de fondo, ésta es otra forma -solapada-de matar.

Creo que con tu post, me has impulsado un poema. Veremos que pasa, pero yo sigo queriendo que la igualdad no exista, que se destaquen y respeten las diferencias. Que el calendario no sea más universal, sino tan sólo económico, y que el calendario de cada hogar sea el de su tierra.

Alemama dijo...

Cuando escribí esta entrada, pensaba sólo en consignar el año nuevo mapuche o araucano....pero pasa que uno se va amliando y termina donde no pensó, pero vale, un homenaje no le va mal a nadie y yo quiero con esto acercar posiciones.

Los conquistadores --del pelaje que sean-- son hombres de su época, y en este caso, casi puros hombres, es verdad, y como machos ejerciendo el poder físico, político,y de las armas, obviamente no tendrían empacho en abusar de las mujeres, como ha sucedido en todas las guerras y para qué hablar cuando ella se ganan. Pero acá hay una gran diferencia. En mi concepto, como cristianos, ellos sabían que deberían dar cuenta de sus actos ante el Dios que los juzgaría, y jamás se disfrazó de altruísmo lo que no lo era. Muy pronto los reyes ya habían dictado normas en el sentido de respetar a los aborígenes, cuando en el mundo "civilizado" lo normal era hacer esclavos sin derecho civil alguno. Recordemos al padre Bartolomé de las Casas, defensor de los indios y acusador de los abusos contra ellos..... y era eclesiástico, ¿no?

Y los españoles se mezclaron, lo hicieron, y no sólo por violaciones, pues desde don Pedro de Valdivia ya se casaban con indias, cosa que siguió sucediendo.

Respecto a quitarles las tierras, eso pasa en cada guerra, y los mismos mapuches ocuparon tierras que cambiaban de manos. No hay que creer en el buen salvaje sin matizar, pues eran terribles enemigos también. En sus territorios eran casi imbatibles, y nada tiernos. Algún día contaré la historia de una mujer de mi familia en los viejos tiempos. Veré si me resulta, ya que estoy rescatando historias antiguas y casi olvidadas.

En relación a respetar la diversidad de los pueblos, estoy de acuerdo, y pienso que existe. Como prueba, acá mismo en los blogs hay que tener cuidado cómo decimos y qué decimos, para que no nos mal interpreten, y no por mala voluntad, sino por diferencias culturales.

Otra cosa es la cultura, la ciencia, el arte, la tecnología, las ciencias del espíritu....
no podemos ignorar que las nuevas tecnologías es casi indispensable conocerlas y manejarlas, pues así como antes el poder lo daba la fuerza, hoy lo da el conocimiento que además permite tener el poder, y no podemos quedarnos atrás. Creo que es irreversible el proceso.
En fin da para mucho todo ésto y no pensé llegar acá, pero no me pesa, hasta ahora :)

Saludos

PAZ TRAVERSO dijo...

Que interesante tema y que respeto y cultura nos introduces para nuestra genealogia .

Al igual que tù tengo una larga lista de ancentros extranejeros y siento que mi mezcla indigena ( que desconozco pero debe estar en los apellidos españoles) se ha perdido dentro de la cultura y la identidad que debemos tener .
Un abrazo

Cristian dijo...

Alemama:
Si, que curioso que tu querías contar solo un tema, el del nuevo año mapuche, y se desvió hacia la mirada torcida que hoy tenemos de la historia de juzgarla con nuestros "ojos civilizados2 del siglo XXI. Me pregunto qué pensarán hoy esos hombres y mujeres sobre nuestra "civilización" hoy. En todo caso, haciendo honor a tu entrada, admiro a los mapuches por su valor y coraje de no dejarse someter, y de luchar por lo que creen son sus derechos. Creo que todos los chilenos algo tenemos de eso también. Bendiciones.

ojo humano dijo...

Hola. Gran tema. Viví de estudiante en Temuco y tenía un compañero de curso que era mapuche y siempre nos invitaba al campo. Participé de sus fiestas y en muchas ocasiones me senté en una ruca a comer pan amasado con pebre de merquén. Y mira, hoy encontré aquí en Santiago este producto que me recordó ese tiempo feliz. Sabemos poco de nuestros ancestros, leemos más páginas de España que poesía mapuche. Me gustan mucho los poetas que escriben en mapudungún, he colocado algunos cuando me dan esos ataques de poesía.

Ya estoy mejorando de mi ojo. La verdad es que ha sido largo y he evitado las lecturas muy largas. Aparte que ando con las ideas medio congeladas.

Espero estés bien. Admiro tu ánimo. Un beso y muchas bendiciones (el merquén está muy re rico).

botón dijo...

Interesantísimo lo que cuentas. Y también el enlace a WETRIPANTRU.
Saludos

almena dijo...

Hola Alemama!
Me encantan los mestizajes. Me parecería ideal una raza humana compuesta de esa mixtura ideal de todas las razas y culturas.

Besazo!

Gem@ dijo...

Me ha encantado conocerte un poco más amiga mía, ya decía yo que eres especial ;)

alemama dijo...

¡Cómo no puse de ejemplo amis hijos que son 50% chinos cantoneses y el resto esa mezcla más exótica por milado! ¡y son tan liiiiinnndoooooooosssss! :love:

Está interesante esto, me parece

Bernardo dijo...

Y ni pensar en una nieta china-europea-chilena-argentina en camino. Que enredo es esto! :-)

°°JanEKew°° dijo...

este año se celbra lueguito, como por el 22 creo, hay q mirar bien las estrellas no más


mmmmm qué lata que aún la gente se refiera a "indios".... en fin


ah, acotación, correctamente si se quisiera escribir sería así We Tripantu o We Xipantv

Alemama dijo...

Bernardo: ¡primera vez que te metes y es para "cachiporrearte" con tu hija! Sí, la Sofi va a tener demasiadas mezclas, ergo, va a ser preciosa...como la abuela.... jejejeje. (Y que no se enoje Virginia)
Un beso, chinito.

Alemama dijo...

°°JanEKew°° Gracias por la corrección de la palabra exacta del año nuevo mapuche.

Me da gusto que hayas llegado a mi sitio con esta entrada; también que estés orgullosa de ser mapuche, es una raza brava. Lo único que no me gusta es cuando hacen como si no fueran chilenos. Como quiera que sea, somos una nación grande y pujante. Todos valemos y todos hacemos que sea así mientras sigamos sintiéndonos compatriotas.

Un abrazo.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas