Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



domingo, 3 de junio de 2007

¿Por qué los ángeles cantan en coro? Cuento para Sofía.


Un niño chiquito quería cantar, pero desafinaba y no sabía pronunciar las palabras completas, por eso su canto iba retrasado, incompleto y en otro tono y melodía y no faltó quién se burló del chico.

Por las noches el pequeño rezaba a Dios pidiéndole que pudiera cantar como los ángeles, que tenían fama de hacerlo muy bien y sin tacha, pero el Señor hizo algo mucho mejor: dió orden a las criaturas angélicas de cantar a varias voces, diciendo las frases a destiempo para terminar en una explosión de sonidos que fuera digna de la majestad divina. Así nacieron los coros polifónicos angélicos.

El infante lloró tanto, que se durmió con sus lágrimas secas sobre la carita sonrosada, y soñó que visitaba el Paraíso, y que le enseñaban a cantar como los ángeles.

Al despertar, sus defectos se transformaron en un arte tal, que aprendió a entonar la parte de la melodía que junto con la música de la naturaleza le tocaba cantar en el concierto de la humanidad.

13 comentarios:

almena dijo...

Estimulante y tierno, alemama.

Besos

aminuscula dijo...

Sí, tierno es la palabra, me ha gustado muchísimo.


Un beso

alida dijo...

Precio cuento, como enseña creer en los ángeles
Un abrazo

Mariana (la mamá) dijo...

Que lindo cuento!
Seguro que le va a encantar a Sofia!!
Besos.
Mariana

PAZ TRAVERSO dijo...

Que lindo fue encontrarte en mi blog !!!!!!!! me ha encantado conocer todas tus bitacoras llenas de energia, colores y unas gratas ganas de comunicar y compartir .
Te hago un link en mi nueva casita , pues acabo de cerrar un blog y lo tuve por un año y medio !!!!!!!!!!!!!!! con màs de cinco mil visitas y tuve ganas de cambiar de etapa .
Miles de cariños

El Churruán dijo...

Didáctico y bonito cuento, Alemama.
A ver si no se pierde la costumbre de contarlos, los niños necesitan de estas cosas.

Alejandra Dening dijo...

Cantar como los ángeles
en una masa energética
que nunca desentona
por crea un tono único.

Muy bello post!

El Verbo Sabio y Divino dijo...

Bonito amiga,
y siempre que escucho un niño cantar, pienso que es un angel.

M.

Hijo del Quijote dijo...

Bella historia... se parece a aquella (en resumen) del Joven que soñaba ser cantante pero tenía muy mala voz y para colmo, sufrió de un tumor maligno y que avanzaba irremediablemente, afectando su laringe y cuerdas vocales. Debían operarlo urgente con el claro y fatídico desenlace de perder la voz... y dado el grado de compromiso de su tumor, le quedaba incluso poco tiempo de vida. Ante ello se encomendó a su Dios y los cielos, y pensó como si fuera el último deseo (que en realidad lo era...) que al menos, pudiera prolongar su vida algunos años, para seguir disfrutándo de las cosas bellas que encontraba a su alrededor. Tal fue su fe y ganas de vivir... que la operación resultó un éxito y por magia y/o gracia divina, tras su recuperación, comenzó a cantar para recuperarse y se transformó en el mejor trovador de su tierra:

La Tierra de los Sueños.

HdQ

Hijo del Quijote dijo...

Bueno... no son "tan poquitos" mis post. Pasa que al pasar a la nueva cuenta google... el sistema refundió mis tres blogs.

Antes comentaba fluído bajo el nombre de "Heredero de los Sueños". Te invito hasta ese lugar... allí hayarás muchos más post. Te espero.

http://laobradehdq.blogspot.com

HdQ

watari dijo...

Me encanta que enseñe a aprovechar lo que tenemos sacando algo bueno de ello :)

Maicol dijo...

cambió!
aquiallayaculla.blogspot.com

salu2
Maicol

Tanhäuser dijo...

Qué tierno, Ale. A los niños nos encantan estos cuentos.
Un abrazo

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas