Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 1 de julio de 2008

De nieblas y animales asustados



Anamorgana ha subido un post muy impresionante que me ha hecho recordar una historia numinosa sucedida hace años en mi casa de Copiapó, en el norte de Chile.

Mi madre solía visitarnos por temporadas de al menos dos semanas cada vez que iba a verme. Yo la extrañaba y ella descansaba de sus quehaceres en mi compañía. Ella conocía muy bien el lugar, las costumbres y mi casa.

Un de esas noches, se quedó abajo, en la sala, viendo un programa de T.V mientras tejía, como de costumbre. Nada inusual. Era invierno, había niebla y estaba sola ahí. De repente, comenzaron a aullar los perros, los pájaros se inquietaron anormalmente y ella pensó que era ¡otro! temblor de tierra, como los acostumbrados en esa ciudad en que no hay semana en que no se mueva el piso, pero no, todo estaba quieto. Su paz se acabó cuando el gato -que normalmente no entraba dentro de la casa y menos de noche- llegó desesperado, rasguñando los vidrios y maullando en forma alarmante. Mi madre lo dejó entrar, él se escondió, y doña Irma partió rauda a acostarse para recién al día siguiente, con el sol alto, contarnos su experiencia. Se acabó el ver T.V. por esa noche y varias más.

Aquí se acaba el cuento, no tengo explicación. No sé qué pasó, pero, que fue raro, lo fué.

La foto con niebla es para dar el marco sobrenatural adecuado, jeje
Para entender mejor que estas cosas raras pasan, lean el post de Anamorgana que les he recomendado arriba.






19 comentarios:

Ana dijo...

Pero qué había pasado por Dios! No nos dejes con esa intriga!

alida dijo...

Ale, hay cosas que ocurren que mientras mas uno busca la explicación no la encuentra, los animales perciben cosas inexplicable

Besos!!!

anamorgana dijo...

Hola alemama, hay cosas inexplicables, yo por lo menos no le encuentro explicación.Gracias por citarme, un besazo
anamorgana

Benita Pérez-Pardo dijo...

Quedamos con la intriga...
El domingo vi "La niebla" de Stephen King...

ANA MARIA ROS dijo...

hola:
la historia me ha dejado a mi fuera de juego, la verdad que a veces los ruidos de la naturaleza asustan y bastante.
Con respecto al comentario que has dejado en mi blog, no tengo firefox, uso internet explorer, mañana en casa de mi padre que si lo utiliza, miraré lo que me comentas y veré como lo arreglo si soy capaz, porque voy poquito a poco, en esto de aprender a hacer cosillas en el blog.
gracias.

anita dijo...

Buenas noches:

Soy Anita, muchas gracias por tus palabras me ha encantado.

Alemamá dijo...

¡Anita! gracias por pasar por mi sitio. Estoy feliz...¿no te gustaría tener tu propio blog para poner tus experiencias? hay que tener un poco de cuidado, pero te pueden ayudar. Si lo haces, ¿me cuentas?
Un besito muy grande :)

Alemamá dijo...

Perdón, eso es todo, no tengo mucho más que agregar salvo las reacciones de mi madre. Lo que pasa es que hay que leer el post de Anamorgana. ¡Esa es la historia que vale! lo que he colocado acá es corolario de esa otra, y porque sé que pasan cosas raras, es que le he encontrado un sentido especial.

Gracias por venir.

Ljudmila dijo...

Preciosa la foto, pero el susto a que se debio? el hombre de la bolsa???

zocadiz dijo...

nunca supieron que fue????
Qué escalofríos... ahora estoy sola en mi casa y está obscuro, si maulla o ladra algún animal, lo mato!!!

Fernando dijo...

Para los que somos niños de ciudad, el campo, y más aún el campo de noche, es una zona de temor. Nunca sería capaz de vivir y de dormir en una casita en medio de la oscuridad, lejos del pueblo.

Parece ser que los animales tienen una capacidad sensorial mayor que la nuestra, oyen y ven cosas que nuestros órganos no son capaces de captar, lo que permite que se den situaciones de terror, como las que tú o Anamorgana contaís con tanta habilidad: ahí fuera hay algo, algo peligroso, y nosotros no podemos detectarlo.

F.

ANA MARIA ROS dijo...

LA AMIGA MILITOS AMENAZA CON DEJAR SU BLOG, POR FAVOR, AYUDENME A CONVENCERLA Y DE QUE TIENE MUCHO QUE DARNOS A TODOS, OS RUEGO VISITEIS SU BLOG Y LE MACHAQUEIS EL POST EN EL QUE DICE QUE CIERRA POR FALTA DE IDEAS Y GANAS.
OS QUEDO AGRADECIDA.

http://loreto1945-militos.blogspot.com/

CUENTO CON VOSOTROS.

Guillermo N. A. dijo...

Yo ya puse de fondo de escritorio la fotografía... es hermosísima...

Saludos...

Terly dijo...

Encantado de saludarte, Alemamá, y muy agradecido por tu visita.
Me imagino el susto, cuando los animales se ponen nerviosos hay siempre que temer algún desastre, tienen un sexto sentido.
He ojeado tu blog y me gusta, por tanto, yo también te enlazo, Alejandra mamá.
Algún día contaré yo también de donde viene mi nombre "Terly" pero como es una historia muy larga, la dejo para cuando no sepa qué escribir. Yo creo que tardará.
Hablando de nieblas, a lo mejor mañana publico un soneto mío sobre la niebla.
De nuevo gracias y nos iremos saludando.

PD. ¿Has visitado a Militos? creo que qiere abandonarnos.

Alemamá dijo...

¡Militos! estás causando alarma en los blogs de tus amigos!!!! prohibido colgar los guantes, eh?
***
Bienvenido, Terly: me alegro con tu visita y tu enlace. Lo que te conozco por un rápido paso por tu sitio -por el momento- me ha gustado mucho. Nos leemos.
****
Guillermo: así que has subido la foto de la niebla como salvapantallas...sí es bella, pero algo melancólica, ¡y en México es verano, pues!

Saludos a todos.

Terly dijo...

También yo hablo hoy de la niebla, parece que a larga distancia tenemos unidos nuestros pensamientos.
Un beso.

Goathemala dijo...

Hay momentos - y te lo dice alguien que cree poco en estas cosas - que son especiales. Algo pasaba, no se sabe pero sin duda algo pasaba. Podía ser una corriente de aire gélida, una pequeño meteorito (suelen asustar mucho a los animales).

Una vez el perro de mi tío se puso a aullar como lobo de manera incesante. Era un animal muy tranquilo y viejo. Nos extrañó tanto que le cambiaron del patio a la casa para que se tranquilizara.
Una hora y media más tarde no había patio: una inmensa tormenta y su consiguiente riada lo arrasaron.

¿Pudo saber con el cielo despejado que se iba a formar esa tremenda tempestad?

Alemamá dijo...

Goathemala: tremendo ejemplo de la sensibilidad de las bestias. Gracias.
En mi país les hacemos caso pues acá es muy s´simico
Saludos

Trini dijo...

Un buen susto para Irma, tal como lo fue para Anamorgana.

Cosas que suceden y que nunca descubriremos el porqué...

Besos para ti e Irma

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas