Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 27 de septiembre de 2008

No creo en brujos, Garay.....


No, no creo en la eficacia de las acciones que pretenden hacer suceder cosas contra las leyes de la naturaleza --que en definitiva son leyes divinas-- por ningún medio, menos usando conjuros, hechizos, pócimas y otras prácticas que me son desconocidas.

Hay muchas personas que creen cosas así, y lo pasan pésimo, se lo sufren todo y no pueden ver la vida con la alegría de los que se saben hijos de Dios, confiando en su protección.

No creo en brujos, pero de haber quienes lo pretenden, para si mismos o por encargo, sí que los hay, demasiados, me parece. Quiero contar una historia real:

En el pueblo de donde procede mi familia hay un sector rural que es famoso por la práctica de la brujería por parte de mujeres que saben la "ciencia oculta" y tienen "el don".

Un día un tío mío andaba con uno de sus peones por el lado del río, cuando vieron a una de esas viejas horribles en actitud sigilosa, y decidieron seguirla y ver qué hacía. Ya anochecía, pero se veía bien; estaban cerca. La viejuca hizo un hoyo en la arena, removió unas piedras y enterró algo ahí. Luego se fue. Era el momento de averiguar qué era.

Desenterraron una olla de greda con tapa que estaba amarrada y adentro de ella había ¡un sapo vivo con el hocico cosido con aguja e hilo! pobrecito animalito, cuanto sufriría. Mi tío y su compañero lo liberaron y se fueron. Un sapo no es mucha cosa, ¿no? lo que me abisma es pensar en la maldad que hay detrás de esos actos crueles e inútiles.

¿Cómo puede llegar a esos niveles de ignorancia atribuyéndole poderes sobrenaturales a cosas tan retorcidas? Los fines suelen ser inconfesables también.

Me dirán: es gente muy superticiosa, ignorante y crédula, pero ¿no ha caído en sus manos algún ejemplar de los diarios que reparten gratuitamente en el Metro, o no han leído los económicos de los periódicos y revistas más prestigiosos? no son avisos para campesinos ignorantes, sino para citadinos que se supone ultra racionales, de vuelta de todo, y hay que ver la cantidad de ofertas para leer las cartas, la palma de las manos y muchas otras "artes" cada día más innovadoras.

Debe haber público para estas prácticas que no sé por qué se las llama medievales si en pleno tercer milenio están de regreso, vivitas y coleando junto al Neopaganismo que vemos por doquiera, y hasta anunciados por internet.


16 comentarios:

Flo dijo...

En definitiva los ritos tienen por finalidad convertir las intenciones en hechos.
Ya sea por medio de acciones absurdas y crueles como la que cuentas o las que nos son más familiares, como las oraciones, rezos, mandas, etc.
También en nombre del Dios "no pagano" se hicieron atrocidades y masivas, más encima, como las Cruzadas, por ejemplo. La Inquisición es otro.
Todo el "público" es, a mi parecer, respetable. A menos que haga daño a terceros. Es un hecho que hay gente que percibe cosas más sutiles que las que percibimos los demás; por lo demás si es por "medieval" u oscurantista (que es la intención generalizada al usar ese epíteto), el cristianismo no se salva mucho, de acuerdo a lo que menciono más arriba...

Irantzu dijo...

Justamente estos días ando analizando eso de que hay gente que necesita buscar las respuestas y soluciones a sus dudas/problemas afuera. Como que hay gente que nació para ser guiada, y gente que nació para guiar.
Yo, ni lo uno ni lo otro. Yo soy yo y mis circunstancias.
Un amigo que dice haber experimentado cosas como del tercer tipo me decía que la gente como yo (100% escéptica) nunca siente ni sufre nada de la "magia negra" ni nada. ¿Por qué será digo yo? La sugestión igual influye...
Yo creo que es eso: hay gente que busca las respuestas afuera, algunas son sanas y recurren a la filosofía, o una religión, otras se agarran de todo, todo lo que puedan... y llegan a esa historia que cuentas con la pobre ranita. :-(

DonJoan dijo...

Hola Alemamá, te devuelvo la visita que recientemente me has hecho (con sus comentarios).

Al hilo de los comentarios y comentaristas, diría que es verdad que las respuestas están dentro de uno (ésa fue la experiencia de san Agustín, "tarde te encontré...!", después de haber buscado a Dios fuera de sí mismo), pero está claro que esa respuesta no es uno mismo, es Dios... a quien también le encontramos en el prójimo.

Perdonad la intromisión!

AleMamá dijo...

Flo, debo rconocer que me has hecho pensar en cómo responder a una persona como tú y como Irantzu --que no creen en Dios o tienen distancia de las religiones-- la diferencia que hay entre la superstición y la oración religiosa de la pinta que sea, de las prácticas de otro tipo a las que con mucha frecuencia y ligereza se las asocia.

Así, sin tanto estudio previo (aunque hay mejores y más amplias respuestas) puedo decir que básicamente se diferencian por el motivo que las inspira, que jamás va a ser el mal o ir contra la ley de Dios (derecho natural total) que nos ha mandado amar al prójimo como a nosotros mismos, sin hacer excepción ni con el peor enemigo, así es que mal podríamos ¡ni siquiera pensar! en hacer un daño para conseguir fines que van contra la libertad humana como sería el clásico embrujo para que te ame una persona que no lo desea. "Amarres" creo que le llaman. Así lo he visto publicitado.

Los rezos, mortificaciones y mandas, van en el mismo carril de la oración, que es pedir al Ser Supremo que consideramos que todo lo ha hecho, que todo lo sabe y todo lo puede que si es SU VOLUNTAD nos ayude en el sentido que pensamos es bueno para nosotros, pero como podemos estar perfectamente equivocados, aceptamos que Dios no lo haga como deseamos. Seguro que nos da algo mejor aunque de inmediato no lo entendamos.

En realción las Leyendas Negras contra la Iglesia, te sugiero, para matizar tu postura, leer un libro de Vitorio Messori del mismo nombre. Recoge sus columnas en la prensa italiana y de muchas partes del mundo en que va escarmenando tema por tema y dando antecedentes que suelen ocultarse a la opinión pública --o ignorarse-- por repetir tópicos que se van haciendo "evidentes" de tanto machacar.

Gracias por pasar. Comentario como los tuyos me hacen pensar y responder mejor.
Saludos

AleMamá dijo...

Donjoan:
Bienvenido y obviamente perdonado. Faltaba más.

Ana dijo...

Creo que un poco tiene que ver con la ignorancia, y otro poco con que muchas veces la gente necesita creer en algo.

Pero yo tampoco creo en los brujos. Lo único que me falta!!!

Militos dijo...

aLEMAMÁ: en España hasta hay ministros que consultan con las adivinadoras, así va el gobierno.
Me parece muy interesante el libro de Mesori porque hay muchos mitos sobre las Cruzadas y demás que las personas se creen porque es más dramático y atrae más y sobre todo porque la Iglesia y la Religión no están de moda, lo que está de moda es atacarla.
Un beso

Natalia dijo...

Supongo q cuando hay mucha angustia y vacío hay que llenarlo con algo. Y el pensamiento mágico es tan seductor... Quién puede decir q nunca cayó ahí?

ojo humano dijo...

Me impresiona mucho la capacidad de creer las cosas más inverosímiles que tenemos los seres humanos y algo tan precioso, verdadero y sencillo como es el evangelio (las buenas noticias de Dios) sea dejado de lado.

Me apenan las personas tan necesitadas de creer en algo...quizás la Iglesia tiene una responsabilidad que no ha estado cumpliendo ¿no crees? Tal vez necesitamos hacer la "pega" que se nos mandó a hacer.

Fernando dijo...

Querida Alemamá:

La vida del hombre sobre la Tierra es difícil. Todos tenemos miedo, alguna vez, y querríamos saber lo que va a ser de nuestro futuro. Y todos tenemos problemas, muchas veces, ante los que nos podemos sentir indefensos.

Ambas cosas vienen resueltas por la religión, y en concreto por la religión católica: creemos en la Providencia de Dios, en el futuro, creemos en el valor de la oración, en el presente, y de ambas cosas tenemos experiencias (cosas que iban mal y han mejorado tras rezar por ellas).

Claro, si uno es ateo, o agnóstico, los temores que he citado no desaparecen. Un % de gente que no cree no es coherente con su increencia, y acude a la magia, a la adivinación, al horoscopo, a la intercesión de los adivinos. Para mí esto es algo asombroso: creer en Dios podrá ser difícil, pero dejar de creer en Él para creer en la Magia o en la Suerte me parece totalmente contradictorio.

(¿Vas mejor de la gripe??? Cuídate!!!)

j.a.varela dijo...

Remedio -que no es brujería- para tu gripe:

1/2 taza de te
1 cucharada sopera de miel
1 limón exprimido
Completar la taza con ron jamaiquino
2 zolben
acostarse bien abrigado

En 24 hs. estás curada.

PS: Se puede aumentar la cantidad de ron.

AleMamá dijo...

Juan Alberto:
¡Cómo me has hecho reír con tu receta! si no me mejora, al menos me hará dormir por un buen rato!
Tomen nota futuros enfermitos

Terly dijo...

Cuando yo era pequeño, recuerdo como las gitanillas de 12-13 años se acercaban a los adultos para echarles la buena ventura.Era casi obligado escucharlas porque de este modo se justificaba la donación de una limosna que se efectuaba a modo de pago. Nadie creía nada de lo que la jitanilla te decía pero era como un contrato de ayuda. Yo te digo algo que no te crees y tú me pagas por ello.
Lo de ahora es otra cosa. Ahora hay mucha gente que han hecho de la estupidez humana su puesto de trabajo y esto ya es otra cosa, esto es, como decimos aquí en España, una "jilipolléz"
Un beso, Alejandra.

dimas dijo...

Querida amiga, la ignorancia siempre ha sido la madre del atrevimiento, hay personas que se han criado en ambientes de ocultismo, otras no han tenido a nadie que les diga que lo que hacen no esta bien, pero y ambientes que se consideran "civilizados", pronto se celebrara Halloween , antes aún se reformara la ley del aborto, se intentara sacar otra ley de la eutanasia (suicidio asistido le vienen llamando),y el resto de la sociedad como sapos a los que nos hubieran cosido la boca. Pero yo no soy pesimista y sigo pidiendole al unico que lo puede conceder, "que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad".

Un abrazo amiga y que La Virgen te guarde

Guillermo N. A. dijo...

Poca gente cree que desea un "mal" que sea mal en sí... los más creemos que queremos por lo menos "justicia"... el mal por el mal es poco común... y así mismo con el "bien"...
Por otro lado es verdad eso de que todos "necesitamos" creer... después de todo es la esperanza la que mueve todo... y ya en lo que depositemos esa esperanza, pues varía mucho... o quizás no "tan mucho"...
Y la incertidumbre y el temor son los que nos mueven a creer... mientrás más incertidumbre y más temor sientes... obvio, más crees... dice mi hermano "cuando convocas ayuda divina es que en verdad te sientes en un aprieto"...

A mí me preguntan: ¿Crees en espíritus o fantasmas?... No, me gustaría que existieran, pero francamente creo que no existen...
Y el nivel socioeconómico no importa... Aquí en México, hace ya algunos años, la mismísima Procuraduría de Justicia de la Nación apoyó su trabajo de investigación sobre unos asesinatos políticos en una "vidente" para hacernos creer (que lo hicimos) una historia...

Alguna vez, en una misa de mediodía a la que solía asistir, recuerdo que en las intercesiones, que en este caso se frecuentaba que las hicieran los mismos fieles, alguien oró: "Por el General Augusto Pinochet"... "Te rogamos señor"... por supuesto que cualquiera que haya sido la intención, yo me dije... "De acuerdo, que sea Dios quien decida..."
Yo no tengo gripa, pero "creo" que la receta bien me podrá prevenir la enfermedad...

Saludos...
.

AleMamá dijo...

Natalia: Bienvenida.... Me has comentado en esta entrada ésto:

"Supongo q cuando hay mucha angustia y vacío hay que llenarlo con algo. Y el pensamiento mágico es tan seductor... Quién puede decir q nunca cayó ahí?"

Sí, cuando hay mucha angustia y vacío hay que llenarla con algo. Ese algo para la humanidad desde sus albores ha sido buscar a Dios. Yo creo que lo he encontrado en el Dios cristiano porque lo que nos propone, pide y manda son puras cosas positivas que en conjunto nos llevan a la felicidad y la esperanza, a sentirnos acompañados y nos da razón para vivir.

Sí, es una necesidad buscar respuestas y apoyo a los vacíos y ansias de felicidad, porque Dios nos ha dejado ese vacío para buscarlo a Él, por eso es tan atractivo y seductor el pensamiento mágico en parte, pues apunta a llenar ese vacío dándonos el gusto sin exigir nada a cambio pues permite hacer incluso los llamados MALES ( a eso apuntan cosas como las que he descrito) para salirse con la suya. Un cristiano o judío hubiese pedido con humildad que se le oigan y cumplan sus deseos, sabiendo que no podemos pedir un mal para un prójimo.

Tu te preguntas quién no ha caído nunca ahí. Yo creo que en la magia negra de que he venido hablando han caído menos de los que se a diario se exponen a surpercherías light que te hacen creer que las cosas se torcerán en su camino para salirnos con la nuestra en cosas de poca monta o sin malos deseos explícitos contra el prójimo. El problema es que vamos poniendo la confianza donde no está la verdad y nos ablandamos para caer en la magia negra pura y dura, esa que mata gatos, hace sufrir sapos, hace misas negras, y otro cúmulo de prácticas que se escapan de las manos.

He mirado tu perfil y andas por caminos alternativos y otras creencias como la Cábala.
¿Has probado conocer al cercano Dios cristiano? da una paz que no cambias por nada. No buscas más, porque llegaste a puerto.

Un beso grande, y gracias por pasar por mi sitio y leerme.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas