Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 17 de octubre de 2008

Pudor. Comentando sobre Pechos y Panzas



Acabo de leer una entrada en el blog "Duda Razonable", de Florencia, en que hace un comentario sobre eso de dar de mamar en público. No abundaré en ese tema pues creo que ha dicho perfectamente lo que opino. Acá sólo quiero ampliarlo para incluir la moda de las embarazadas de andar mostrando tamañas barrigas muy poco estéticas por si mismas, salvo, y eso no está en discusión, por la maravilla que sus panzas contienen: un niño que verá la luz y será acogido como parte de la Humanidad que es desde el primer instante de su concepción. (No podía dejar de pasar mi avisito, jeje, perdoncito, la vida de todos es mi debilidad)

Ya, me desahogué. ¿Por qué mostrar tanta piel en general y en particular en esos meses desproporcionados? gestar es algo tan íntimo, tan delicado, tan de la pareja que aguarda a su pequeño con ilusión, y todo está bien, ¡perfecto! pero no nos obliguen a los demás a contemplar el espectáculo de una guata al aire, imposible de soslayar o hacerse la tonta.

Mostrar donde, cuanto, a quién y cuando se debe se le ha llamado PUDOR tradicionalmente, pero no falta quienes le llamen "hipocresía". No es eso. ¡Nada que ver!

El pudor tiene muchas manifestaciones, no sólo en lo relacionado con el cuerpo y sus funciones fisiológicas, también se siente pudor cuando se es alabado en forma fuera de lugar o proporción, por ilustrar. Está enlazado con la vergüenza, y al no ejercerse por el que corresponde hace aparecer la conocida "vergüenza ajena", en forma subsidiaria a la plancha que se pasa por actos ajenos desubicados.

No vivir esta pequeña virtud hace que uno se entere de conversaciones ajenas en que se habla DE TODO, también dónde, cuando, como y a quienes no corresponde, como en las micros /buses cuando algunos contestan el celular --o conversan-- a voz en cuello y sabemos de las intimidades más vergonzosas de unas comadres ( o compadres) sin poder librarnos de conocerlas por la impudicia de quién las habla. Espero ser comprendida.


19 comentarios:

Flo dijo...

TODA LA RAZÓN, Alemamá.
Me habría gustado estar suficientemente concentrada para incluir estos temas en mi columna, pero se hace lo que se puede!
Gracias por el enlace.
No tengo nada que agregar, salvo mi completo acuerdo con lo que escribes. Si la gente tuviera esto más en cuenta, sería tanto más agradable estar en espacios públicos. Y como dices, no es por hipocresía ni por ser pacatos o "cartuchos"; es por respetar la intimidad propia y la sensibilidad ajena.

maria jesus dijo...

Y las demostraciones afectuosas subidas de tono en público, que molestan y te hacen sentir violento. La escalera de subida al centro donde trabajo es un sitio de lo más erotico, pareja que sube, pareja que se pone a darse el lote, tenga la edad que tenga

AleMamá dijo...

¡Ay Mª Jesús, que eres divertida!, pero sí, las escaleras mecánicas se prestan para el erotismo fuera de lugar. Se ve mucho.
Un beso

blumun dijo...

Mira, en mi opinión, enseñar el embarazo, ya se que estan buscando publicidad, pero al mismo tiempo puede que ayuden a chicas que se averguenzan de estarlo.
Y dar de mamar en público, a mi no me gusta verlo, pero hay campañas a favor de la lactancia materna, que se ayudan con esas fotos.
No siento verguenza ajena ni propia por ver pancitas o pechos.
La verguenza me la guardo para esas que presumen de abortitas e incitan a ello, y más que verguenza es rabia e impotencia.
El pudor como el color, es según el cristal con que se mire.
Hasta tirarse un pedo es normal, siempre que lo hagan bien lejos de mi ;)
Besos.

María dijo...

Jaja, lo siento, pero me ha encantado la frase del último comentario. Y coincido plenamente. Estando 24h con tu pareja, a veces, conseguir lo del "lejos" es algo complicado, pero bueno, todo es intentarlo desde luego.
Lo del pudor, es algo muy personal. No soy madre,y estoy a favor de la lactancia, pero no me gusta estar viendolo. Creo que es algo intimo y personal y preciosisimo. Además que ambos (madre e hij@) deben estar tranquis, no?? Tengo una amiga con seis hij@s y jamás la he visto el pecho. Cuando les va a dar de mamar, es un momento entre ambos y además, si he estado yo de visita (recien dada a luz) se ha puesto un paño...en fin, también he visto mujeres que no tienen ningún pudor. Yo desde luego (a no ser que no me quede otra)no quiero hacerlo en público (y sólo pensar que me estan mirando así, me incomodaría). Un beso grande

AleMamá dijo...

Blumún: sí, la entrada habla de las panzas al aire en primer lugar, y de la lactancia habló Flo, pero el pudor abarca mucho más que eso.

Sí --de nuevo, sí-- las sensibilidades cambian, pero uno debe actuar de acuerdo a la cultura en que se mueve.
Yo sé que dar un beso erótico en público en Japón es casi pornográfico.... ¿para qué lo voy a hacer? ¿para que dejen de ser así? es su cultura y su sensibilidad. Respetémosla al igual que quiero que respeten la nuestra, me parece.

Besos, amiga

Luisa dijo...

El pudor es ese derecho a la intimidad que todos protegemos.De igual modo que no vamos contando nuestras intimidades,no vamos con los pechos al viento, digo yo.
Pero es que estamos en una época muy epidérmica,debe ser eso.
Por otro lado, no deja de admirarme los pocos complejos que tienen algunas criaturas, más feas que pegarle a un padre y con cuerpos poco favorecedores, y en vez de vestirlos con gusto y elegancia, pues lo airean...¿será el calor?
Alemamá,hoy no estoy muy acertada.
Un beso.

Irantzu dijo...

Yo te comprendo, aunque no comparto toda la opinión. En el blog de Flo comenté lo de dar el pecho en público (para no repetirme acá).
Como decía allá, todos somos diferentes. Hay gente que no se pondría un escote (aunque le quedara bien) por pudor, y otras que se pasan para la punta y muestran... demasiado!
Pero creo que hay cosas que son hermosas en la vida... la lactancia por ejemplo, y el embarazo.
Los desnudos de embarazos son bellos, y una embarazada tapada o mostrando guatita tb. es hermosa. Quizás una guata con pelitos o estrías ya no sea tan hermoso de ver, lógico... como si se pone falda alguien que tiene las cañuelas flacas... pero yo pienso que mientras no se le haga daño a nadie y la gente sea feliz, adelante.
Hay gente que por seguir la moda se viste con cosas que son anti-estéticas, que no les vienen, que muestran rollos que estoy segura no quieren mostrar realmente... no es lindo de ver, pero qué se le va a hacer...
Lo de que gestar y esperar al bebé sea algo íntimo y solo de la pareja es una opinión personal que no te discuto porque cada cual lo vive diferente. Algunos quieren gritarlo al mundo, otros no; una amiga recuerdo que se sentía más linda que nunca y se ponía poleras que dejaban entrever su guata y era feliz; otras se sienten feas y quieres taparse, a otras ni se les nota, etc.
Yo sólo sé que estar embarazada en verano es terrible! Y aunque yo no me destapé, no puedo más que entender a las que, en esa época del año al menos, deciden andar "guatita al aire"...

yeste lima dijo...

Pienso como tú, a mí particularmente no me resulta agradable, ni verlo ni hacerlo en un entorno público. Pero eso es como todo, los nuevos estilismos juveniles, la "efusividad" de la pareja rodeados de gente o incluso las peleas y faltas de respeto de los que deciden airearlo en la calle..... todo es según el sentido del pudor que se tenga. La verdad que es un sentido que se va perdiendo con las generaciones.

Un abrazo.

Ana dijo...

Estoy TOTALMENTE de acuerdo. No digo que no sea maravilloso que lleven un niño dentro, pero... ¿por qué todos tenemos que ser espectadores de esas panzas que no nos provocan ninguna ternura (dado que no tenemos vínculo alguno con la persona en cuestión) sino todo lo contrario?!

Militos dijo...

Pienso como tú. Se ven muchas embarazadas vestidas de manera poco adecuada, con una apreturas que además debe ser inco´modísimo. El recuerdo que tengo de los embarazos es la necesidad de que nada te apriete. No sé todo ha cambiado mucho pero creo que las tindas Pre- Mamá debe estar en quiebra. Y la verdad no entiendo esa necesidad de exibir la tripa al aire fresco.
En lo de dar el pecho en público, hay situaciones de viajes o demás que no te queda más remedio, pero hay muchas formas de hacerlo, sin exibicionismos de ninguna clase.

La falta de pudor actual resulta insultante para los que no nos gusta contemplar esas situaciones y me refiero de manera general, no al caso de las madres. A veces te dicen: pues no mire, pero es que no tienes otro sitio donde mirar. No sé si en tu pais pasa lo mismo que en España, pero aquí es vergonzoso.
Un abrazo fuerte

AleMamá dijo...

En dar de mamar, Militos, nada hay que sea malo, ¡es MUY bueno!, pero hay modos y modos. ¿Quién que ha sido madre nodriza no ha tenido que amamantar en un lugar poco práctico? en un auto, aeropuerto, sala de espera y donde quiera que haya madres con hijos lactantes, obviamente, pero se puede hacer en forma discreta, y no quiere decir que no se sepa lo que se está haciendo, sino de taparse un poco, que el chiquito esté a resguardo y la madre conserve lejos del público su intimidad.

Creo que en general nos entendemos.

Igual cosa con las barrigas: las mujeres en general mejoramos con la maternidad, adquirimos un brillo especial en la mirada, luce el pelo, etc No es necesario mostrar tanto para dejar en claro la preñez feliz, que lo es.
Un beso

Desire dijo...

Creo personalmente que aca entra a tallar la naturaleza de uno mismo, para mi no hay nada mas bello que una embarazada, hay las que se sienten tar orgullosas, lindas y sexis que muestran su pancita a todo el mundo, yo no lo haria,pero las respeto y en cierta forma las admiro. La naturalidad es lo que ahora esta en onda. Lo de dar de mamar en público, me parece de lo mas tierno, es compartir un poco la intimidad d una madre con su niño, tambien aclaro yo no lo hice porque preferia mantener ese vinculo solamente entre mi niño y yo, otras prefieren compartirlo con todo el mundo.Es asi y yo las respeto.

Marta Salazar dijo...

a mí no me gusta, pero reconozco que es un tema opinable... en Alemania, lo hacen todas, incluso las más pías... yo ya dejé de criticarlo, me choca, pero ni miro las fotos que me muestran... para qué decirles algo si es como arar en el agua...

Muchos saludos!

Fernando dijo...

Completamente de acuerdo, Alemamá.

Yo no llevo móvil (celular, decís allí), y para mí es algo incomprensible la falta de pudor de la gente para hablar de temas íntimos, en pleno autobús. El otro día iba una chica joven que le contaba a su amiga, a gritos por el celular, que su novio le había dejado por otra. ¿Cómo se puede hablar de algo así delante de desconocidos? Insultaba a la otra, a la nueva, en plan de "qué le da ella que no le haya dado yo", y entraba en una serie de intimidades de cama repugnantes.

Por si faltara poco, se puso a llorar, ahí agarrada a la barra.

Todo el autobus seguía la charla con gran atención, yo el primero. De haber seguido la chica mucho más, me habría dado para un post de mi blog. Por desgracia, se bajó antes de acabar la charla.

Así que totalmente conforme contigo: hay ciertas cosas (del cuerpo, del alma) que sólo deben ser conocidas por nuestros muy cercanos.

Terly dijo...

Las partidarias de la enseñanza pública y no me refiero a la educación de la infancia, sino todo lo contrario, cuando enseñan con alegría la mayor parte de sus intimidades, suelen decir: "Lo que se vayan a comer los gusanos, que lo disfruten los humanos" Yo no estoy en absoluto de acuerdo con esta teoría, pero a decir verdad, como humano, y no humana, tampoco suelo cerrar los ojos, sobre todo delante de según ¡qué humana!...
Un abrazo.

AleMamá dijo...

Terly, jeje, sí, eso de que "se lo van a comer los gusanos" es muy cierto, pero que lo "disfruten los humanos", es discutible, pues ¡hay que ver los verdaderos flanes de guatas/panzas saliéndose fuera de sus contenedores mínimos debemos soportar! sólo por poner un ejemplo de cada día y que, literalmente, salta a la vista, jeje

Monica Alvarez dijo...

Hola Alemamá:
personalmente amamanté hasta el año 6 meses a mi hija y nunca mostré mis pechos en público.Estoy a favor de la lactancia materna y de la vida.Eso no significa que haya que mostrar las partes íntimas por respeto a quienes la falta de pudor los incomoda.La delicadeza es algo que se tiene que cultivar.Existen prendas preciosas para las mamás embarazadas que no comprimen la barriga.Para todo hay solución pero para la falta de pudor no.

Saludos Ale

Anónimo dijo...

La verdad es que mi opinión es diametralmente opuesta. El cuerpo de una embarazada es la belleza en su máxima expresión y si ellas quieren mostrar su pancita no hay nada de malo. No es algo íntimo, es algo natural. Es algo bello, es algo que celebrar.
Dar el pecho en público tampoco tiene nada de malo. Si una madre se encuentra en un lugar y debe alimentar a su niño porque le toca en horario, no hay nada de malo y el hecho de que la gente crea que hay que ser pudoroso viene de la mano de que a los pechos se los asocia con el sexo. Las mamas de la mujer han sido utilizadas para vender desde autos, sexo hasta lo que se les ocurra... pero para lo que fueron hechas es PARA AMAMANTAR. Y ¡horror! la gente se escandaliza en ver a un niño alimentándose de aquellas cosas que sòlo sirven para ser miradas con deseo!! por favor! qué ridiculez más grande!
Al que le quepa el sayo que se lo ponga. Y si alguien se siente ofendido o intimidado al ver a una madre amamantar a su hijo, es porque tiene otros problemitas que resolver.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas