Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 2 de marzo de 2009

Pórtense bien y no se muera nadie....


Estamos en Cuaresma, un tiempo litúrgico especial de introspección y penitencia para prepararnos a la fiestas de Semana Santa con su Pascua de Resurrección ( lo mejor de todo).... claro que los sacerdotes de la arquidiócesis de Santiago también están haciendo lo suyo y con mayor razón si deben ayudarnos a nosotros, pues hay tan pocos, ¿no? así es que está todo el clero dicesano reunido con al arzobispo en su retiro espiritual de una semana. Cuando el cura nos avisó ésto en la misa de ayer, nos dejó dos recomendaciones: "pórtense bien y no se le ocurra morirse a nadie esta semana, pues no habrá sacerdotes para confesar ni para otras atenciones.... " hubo risas y sonrisas, pero yo quedé pensativa, pues damos por descontado que tendremos la atención espiritual --al menos de urgencia-- que necesitemos, pero ¿cuánto hacemos para cuidar a nuestros sacerdotes y personas consagradas? para conseguir vocaciones; ayudarlos en sus necesidades; etc? ¿habrá que estar en una situación de necesidad sin poder paliarla para tenerlo en cuenta? Ahí es donde me sale más del alma la petición al "Señor de la Mies, envía operarios a tu mies" ¿y tú? ¿no quieres unirte a la petición?


12 comentarios:

Fernando dijo...

¿Se fueron todos los sacerdotes juntos, cerraron las iglesias? Qué medida más tremenda; podrían haber ido en dos turnos, la mitad cada parroquia cada semana, unos con el obispo, otros con el vicario.

Ojalá no se muera nadie, ni nadie cometa un gran pecado y quiera luego confesarse de urgencia.

No sé en Chile; en España hubo años muy malos, para las vocaciones, pero luego, desde que Juan Pablo II nos visitó en 1982, la cosa empezó a mejorar algo. Conozco a algunso curas jóvenes, de aquí de Madrid. Creo que se puede decir que son más cultos, más espirituales, que en otras épocas, en que quizá había más, pero algo superficiales, como si fuera una profesión.

Hay que rezar, claro, como tú dices.

Marina dijo...

Hola Ale me uno a tu petición por los consagrados (as) y por los seminaristas. Efectivamente una vida de entrega y en ocasiones no sabemos el tras camara de la vida del sacerdote o del seminarista. En el caso de los formandos, no resulta todo tan fácil necesitan de ayuda tanto economica como de animación. Constantemente estan en mis oraciones especialmente mi hermano y sus compañeros que estan ahora en su año especial de formación. Cuando menos pensemos tendremos ordenación. Dios mediante.

AleMamá dijo...

Fernando, ¡¡¡¡NOOOOOO!!!! no han cerrado iglesias por ésto, gracias a Dios, pero sí hay "horarios de verano" con menos misas y han quedado ayudando sacerdotes de congregaciones y órdenes religiosas, como los mercedarios que apoyan con muy buena voluntad a mi parroquia.

Así es la cosa, ellos tienen su propia parte del trabajo en la Iglesia y deben correr de aquí para allá.

AleMamá dijo...

Marina: así es que una vocación en tu familia. ¡Qué Dios los bendiga a todos!

Militos dijo...

Es verdaderamente preocupante la falta de vocaciones sacerdotales. Debemos pedir mucho para que se llene esa mies de operarios del Señor. No nos damos cuenta de lo imprescindibles que son para nosotros. Tremendo que os quedáseis sin asistencia por el Retiro Espiritual de la Diócesis.

Off topic/ Gracias Alemamá por tu visita a mis Sueños y contribuir con tu comentario a la realización de uno de ellos.
Gracias también por invitarme a ese Meme tan necesario de la conservación de la Naturaleza, si consigo ponerme al día lo haré.
un beso grande

Angie dijo...

Me uno ciegamente a esta petición. Y añado algo: tenemos que rezar para que esos obreros sean muy santos, ¿porque de qué nos sirve tener muchos sacerdotes que no sirven a Dios?
Bonita reflexión Ale. Un besazo también enorrrrrrme jajajaja.

maria jesus dijo...

Cuando se sale fuera, es cuando se aprecia lo bien atendidos espiritualmente que estamos en España.
Las hermanitas de los ancianos han hecho una especie de cadena para rezar todos los dias un avemaría por las vocaciones, yo lo hago.
Un beso

Natalio Ruiz dijo...

Me uno a la petición y agrego: se pueden ofrecer algunos sacrifios penitenciales por la causa.

Respetos.

Natalio

Z&Z design - ChZ y Mariespe dijo...

Yo conozco mas bien a muchas personas que hacen hasta lo imposible por alejarlos de su vocación. En mi parroquia tenemos un sacerdote, muy carismático, organiza looos fiestones a fin de mes, obvio, fiestas muy sanas y con los fondos se está construyendo la parroquia. La gente colabora mucho y todos están muy felices, aunque no faltan quienes desmerecen sus acciones y buenas intenciones hablando más de la cuenta y condenandolo... malo, malo...
Saludos!
Mariespe

Luis y Mª Jesús dijo...

Me uno a la petición. Creo que debemos rezar mucho por los sacerdotes, tienen una vida muy dura y, ni siquiera los cristianos parece que seamos capaces de comprenderles.
En León se va a abrir un seminario Redemtoris Mater y, de momento, los seminaristas están viviendo de dos en dos en casas de familias del camino neocatecumenal que les acogen. Su vida, apartados de su familia y con obediencia total a su superior, es muy dura. Coincido con ellos en Misa por la mañanita y rezo por ellos. Yo no pertenezco al camino neocatecumenal, pero creo que está aportando muchas vocaciones de jóvenes, que se ordenarán como sacerdotes diocesanos. Te ruego que reces porque este seminario que empieza tenga vida y consiga medios económicos para rehabilitar el edificio que les ha ofrecido la Diócesis. (va a costar mucho reconstruirlo).
Un beso
María Jesús

AleMamá dijo...

Gracias por comentar pero más por unirse a la oración de la Iglesia por las vocaciones, las que deben llegar Y LAS QUE YA TENEMOS POR LA GRACIA DE DIOS.

También creo que debemos cuidar las que tenemos, ayudando a no criticar, a actuar con mucha delicadeza y caridad. Son hombres y mujeres tan débiles como nosotros, y he visto cada cosa en desatinos de parte de parroquianos "y parroquianas" que es de admirar lo santos que son para soportar tanta ¿estupìdez? ¿maldad? ¿liviandad? en todo caso, hay que rezar y rezar, creo yo.

Hilda dijo...

Muy interesante reflexión, en este mundo se necesitan vocaciones de todo tipo, y a veces se nos olvidan ellos y ellas. Creo que a veces nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve "perdido". Tendré que empezar a incluir esa petición en mis oraciones, je je. Saludos. Hilda

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas