Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 12 de abril de 2008

Mi avatar

Creé un blog y deseaba un avatar --en ese momento ni sabía como se llamaba a la imagen que uno pone para ser representados en los blogs y otros medios-- sólo sentía que era una necesidad para ser identificada y a la vez conservar el anonimato. Curiosidades de la red, ¿no? unir dos cosas tan incompatibles, casi contradictorias.

Me recordé de Blanca Gómez, ilustradora, diseñadora gráfica que administra el sitio Cosas Mínimas, donde expone sus trabajos maravillosos con sencillez y buen gusto, y le pedí "prestado" una ilustración de una mujer que algo recuerda lo que yo debiera ser, pensaba entonces, pero mirándola con calma, más bien es un ideal que quisiera lograr. Me encanta con su jersey verde de cuello alto; su delgadez justa, sin exageraciones; su expresión serena y elegante; me dice mucho de lo que desearía para mi imagen externa, pero luego me pregunto hasta qué punto un avatar nos representa realmente: yo lo deseo, pero no soy así, aunque me recuerda a mí misma. Otra característica de esta entrada es la imprecisión parece, jeje

Muchos de mis visitantes tienen su avatar , y me gusta encontrarlos instalados tomándose un cafecito con unas pastas virtuales acá, pierna arriba, con buena música muy suave y descansada. Me gusta reconocer sus imágenes, me los imagino de un modo muy definido y algunas veces me he equivocado mucho. Es que solía entusiasmarme con unos cuantos posts que en definitiva no eran suficientes para delinear una línea de pensamiento, y estoy segura de que igualmente hay muchos amigos que se han sorprendido con mis posturas respecto a muchos temas que son mi vida, que no transo y que me apasionan, pues debo reconocer que mi avatar de "la chica del jersey" no muestra la pasión y énfasis que pongo en ciertas cosas.

Hay avatares muy ingenuos, que yo sé que no corresponden a una mujer hecha y derecha que debieran ser a los 28 ó 30 años, por ejemplo. ¿Qué hay detrás de eso? ¿No desear madurar? Otros colocan unos mensajes provocadores, ambiguos u oscuros que no invitan mucho a la amistad precisamente, y eso sin mencionar a los sangrientos, violentos, groseros y toda la gama que lo chocante puede producir.

Por otro lado uno se topa con unos adonis recios, buenos mozos, llenos de seguridad en sus dotes, por lo que se aprecia. Siempre me hacen pensar en las carencias que tendrán. Igual cosa para mujeres extra sexy y provocativas que parece que exponen una mercadería virtual que me entristece. ¿Qué ocultan? ¿ a quién desean impresionar si solamente eso fuera lo mejor de ellas? en los blogs escritos importa más lo que no se ve y que va dentro de la cabeza y bajo el pelo.

Es todo un tema la elección de lo que pasa a ser nuestra carta de presentación, y luego, es duro cambiarlo, aunque uno se va encontrando con mejores versiones de lo que nos representaría.

Me interesa tu opinión: ¿por qué elegiste el tuyo? ¿te agrada? ¿ ha sido un acierto?


14 comentarios:

Jorge S. King dijo...

Super interesante tu post sobre tu avatar, que dicho sea de paso muy pintoresco y agradable, tiene la imagen que me hago de ti.
Aunque hay un detalle que no comparto, la necesidad de conservar el anonimato. El anonimato es algo que no me sienta muy bien que digamos, será porque tengo alma de campesino y me gusta ver la cara de los demás, pero bueno estas en tu derecho y te lo respeto.
Te mando un saludo muy cordial desde estos pagos santiagueños.

j.a.varela dijo...

Muriendo y aprendiendo! Mirá que yo creía que los avatares eran las vicisitudes! Pero yendo a la RAE, se ve una segunda acepción del término: re-encarnación, transformación. Y esto debe significar que Dimas, con su estupendo blog, en algún momento fue gato.

Pues mi avatar es bien real. Muestra incluso un defecto inframentoniano globuloso, objeto de burlas de hijos y sobrinos.

No me importa. Si me deprimo, oigo "if I were a rich man" y me consuelo.

j.a.v.

Semilla dijo...

Amiga: Pensaba qu te habia dejado un saludo el otro dia pero parece que internet me jugó una mala pasada. Yo creo que en este blog podrías reunir lo mejor de tus dos mitades, tu mitad avatar (el ideal que anhelas)y tu mitad real... podrias intentar colocar aqui más de esa pasion de la que hablas, yo sé que tienes pasion por tu fé... no te dejes amedrentar
Cariños miles

Alemamá dijo...

Amigo Jorge King: mi cuidado de no dar a conocer mucho la identidad mía y de mi familia, la ha provocado algunas cosas desagradables relacionadas con mostrar demasiado a no se sabe bien quién. Digo que tengo cuidado, no paranoia. La que detesta todo tipo de menciones es una de mis hijas. Me ha hecho retirar algunas fotos en que es imposible identificarla, sacar su nombre de alguna entrada, etc. Ella ha leído mucho de los abusos a que se puede prestar la web, y prefiere evitarlo. Dice que basta con la cantidad de bases de datos en que ella aparece desde que estaba en el colegio, como para seguir dando material para aprovecharse. No lo comparto del todo, pero lo respeto, aunque a veces vuelvo a caer en falta con ella.

Alemamá dijo...

J.A Varela: Sí, en la RAE no recogen aún esta acepción. Siempre el idioma va por delante, y a veces por detrás, por desgracia. Me imagino que tiene relación con lo de la 3ª acepción aceptada ahora que dice: "3. m. Reencarnación, transformación."
Claro uno no se reencarna nunca, pero en un blog hay como una segunda oportunidad de crearnos una identidad.
Saludos avatáricos de la "chica del jersey"

j.a.varela dijo...

¡Notable lo de "saludos avatáricos de la chica del Jersey"! Tendrías que patentarlo.

juan

Jorge S. King dijo...

Te entiendo totalmente Alemamá, respeto mucho tu posición y estoy de de acuerdo con las previsiones que se toman en protección de la privacidad en el uso de éstas "nuevas" tecnologías. Atento a esto te sugiero leas este interesante post que trata el tema.
Saludos Santiagueños.

dimas dijo...

Bueno, querida alemamá, a J.A Varelale he contado parte de porque hay un gato en mi avatar contigo haré la revelación completa. Cuando abrí el blog, debido a mi profesión y al riesgo de haber sido hace años objetivo terrorista, decidí no mostrar mi imagen ¿que elegir? me pregunté entonces y al final me decidí por el gato de mi suegra, siempre lo odié, no me gustan los gatos, pero el pobrecillo habia muerto recientemente y me decidí a ponerlo, quizá para reparar el poco afecto que siempre le mostré.

Un Zaragozano saludo

Alemamá dijo...

O.K, Juan, lo haré.

Marta Salazar dijo...

hola hola,

no tengo pseudónimo, ni avatar;

mucha gente dice que eso de no dar su nombre en internet, sirve sólo para hacer barbaridades,

en tu caso, como en el de muchos otros, compruebo, comprobamos -y ya desde hace tiempo- que no es así,

saludos!

anamorgana dijo...

Hola, yo no tengo avatar, ni soy del todo anónima puesto que hablo de mi y he publicado una foto mia en mi blog. Ycuando hablo de mi pueblo los que me leen de este pueblo saben quien soy nunca nadie me ha dicho nada.Entiendo el miedo al abuso en internet y de vez en cuando pienso en dejar el blog.BESOS
anamorgana

Bohemia dijo...

Me gustó mi avatar porque me transmitió dulzura, una muñequita de ojos grandes con los que mirar el mundo (como yo lo miro)compartimos lo de los ojos claros, la piel blanquita y el cabello oscuro, y salvando las diferencias me identifiqué con ella y la puse a dar la cara mientras yo, desde mi anonimato, pongo el alma...

Un beso con los ojos grandes!!

alida dijo...

Ale, mi avatar uffss me intensifico con él por el sombrero, cuando voy de paseo donde hace mucho sol me cuido un poco
El pseudónimo no uso en realidad ese es mi nombre real aunque mis amigos me dicen ala (diminutivo jajaja según ellos, porque a veces estoy volando)
Besos

almena dijo...

Qué original este post, Alemamá.
Me ocurrió un poco como a ti (creo que comenzamos más o menos por la misma época...)
Y me gustaba esta foto-corazón de flor, que a mí se me antojaba como un hermoso mandala natural. Y a la vez como una "almena" este fragmento...
Sí, en algún momento he pensado en cambiarlo, pero...

:)

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas