Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 29 de marzo de 2010

Terremotos, copas y mareos



No hay nadie en Chile que no tenga algo que decir de los hechos recientes. Es que con el terremoto se para el reloj. Todos sabemos lo que hacíamos y cada uno cuenta su historia de esos tres minutos de espanto en que el territorio de mi país subió tres metros en las costas afectadas.....
¿se imaginan lo que es ESO?

La historia más simpática que he oído se refiere a un marido que había estado de tertulia y copas con sus amigos en su departamento en un décimo piso, contra la opinión de su señora, que se retiró mucho antes. Recordemos que el sismo fue en la madrugada del sábado 27 de febrero, a las 3:30 AM. Pues bien, nuestro "héroe", bastante mareado por los brindis, decidió no irritar más a su cónyuge, y no bien se fueron sus invitados se puso -como niño bueno- a lavar las copas, pero estas se le comenzaron a caer y él a sujetarlas para no agravar la falta, pero todo era en vano, más mareado se sentía y más copas se le caían, hasta que apareció su esposa aterrada instándolo a bajar a la calle porque terremoteaba,  pero era imposible por el zangoloteo de las escaleras y la quebrazón de objetos y vidrios. Se quedaron arriba hasta que todo terminó. No sé si -como decimos en Chile- con el susto se le "espantó la mona" (se fue la borrachera).





9 comentarios:

Winnie0 dijo...

JAJA El dicho es buenísimo....No quiero pensar en esos 3 minutos.....qué eternos se os harían....Besos Alemama

derechofamilia-páginas libres dijo...

Hola querida Alemamá,

Me alegra que ya tomes las cosas terribles pasadas, recordando anécdotas como la que nos decribes, eso es una buena terápia, gracias a Dios que ustedes están bien, siempre rezo porque llegue la tranquilidad a tantas familias que sufrieron ese horrible terremoto, todos recordaran "antes de...durante el....y el después de...ya nada es igual.
Yo te comento una, tengo un amigo chileno que tiene a toda su familia en Chile, el está casado con la cuñada de uno de mis hijos, es una bellísima persona, nos contó que la noche del terremoto uno de sus hermanos había ido a cenar a casa de su mamá, el vive solo en su departamento en Santiago, la tertulia fue larga y como era tarde decidió quedarse a dormir en casa de sus padres hecho que no era frecuente. Al día siguiente fueron a ver que había sucedido en su departamento luego del terremoto, y encontró que el techo de su dormitorio se había desplomado sobre su cama, !INMAGINATE SI ESA NOCHE HUBIERA IDO A SU DEPARTAMENTO!,no la contaba. Dios no lo quería muerto.

Cariños desde Perú

María del Carmen

Hilda dijo...

jajajaja, que simpática anécdota, ya me imagino al pobre pensando que el vino le había hecho efecto triple!!
En México tiembla mucho, por lo menos en la ciudad de México y creo que el que más recuerdo, fue aquel que nos agarró en plena cesárea! Yo estaba de ayudante en la cirugía, acababa de salir el bebé y se lo habían llevado, cuando empezó a temblar. Obvio que terminamos la cirugía, ni modo de dejar a la pobre paciente con todo abierto, no?
Saludos afectuosos. Hilda

Gabriela dijo...

Por lo menos no se dio cuenta cuando todo comenzó. Qué buena anécdota. Espero que hayan salido bien librados, aunque con unas copas de menos.

TERE dijo...

¡¡ Pobre hombre !! Lo que ha de haber sufrido pensando en la regañiza que le iba a dar su mujer con tanta copa rota. Menos mal que todo quedó en anécdota.
Oye Hilda, pobre mujer la de la cesárea. Entre el temblor y los nervios le han de haber hecho tru-trú al suturar.

Fernando dijo...

Querida Alemamá:

Jajajajajaja!!!!

Seguro que el pobre hombre, en medio del temblor, pensó: "tengo que deja de beber, cuanto más viejo soy más me afecta la bebida".

Jajajajaja!!!

maria jesus dijo...

Menos mal que no les pasó nada.

Cuando estudiaba en Granada, hublo un pequeño terremoto que sacó a la calle a la gente y puso a la ciudad histerica. A la mañana siguiente, la madre de mi, entonces, novio contaba que mi cuñada había pasado la noche acurrucada contra ella y su novio que es ecuatoriano le dijo
"¿te asustó el temblorcillo de anoche, negrita?.

Yo vivia en una residencia universitaria y, despues del susto, fué motivo de bastante juerga

Marta Salazar dijo...

ja ja! me imagino la escena! gracias x contárnoslo!

tatacatito dijo...

Algo tendría en la conciencia, el hombre, ¿o no?

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas