Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 28 de septiembre de 2010

Aplicaciones y privacidad de Facebook


Hubo un tiempo en que no aceptaba invitaciones a FB y eliminé muchas de los anotados por una grosería venida de una conocida -amiga en FB- de la que no esperaba algo así. Al final fue un ordinario personaje que se metió en la cuenta de esa persona -la había dejado abierta, ¡ojo!- y ya me he ido reconciliando con el sitio, aunque debo reconocer que con tantos cambios por el tema privacidad, se ha vuelto bastante críptico y no encuentro aplicaciones divertidas y especiales que antes usé.

En cierto modo estas cosas reemplazaron a las tarjetitas virtuales que nos mandábamos ¿recuerdan? eran simpáticas y menos invasoras que las presentaciones -algunas con amenazas de mala suerte o promesas de milagros con hora fija incluídas-  que nos llegan por todos lados.

Una cosa que no me gusta es que si juegas a algo como el Mahjong, te publican lo que has hecho y eso me molesta mucho porque había marcado la casilla de no publicar salvo que yo lo hiciera. Puede parecer sólo  pérdida de tiempo, pero me relaja. El punto es pararse oportunamente del computador, por eso hace muchos meses que dejé la granja de FarmVille. Era francamente comedora de tiempo.

Tú, ¿usas Facebook? ¿Qué apicaciones tienes? es que las quiero copiar con conocimiento de causa, jeje


13 comentarios:

Jorge S. King dijo...

Uso Facebook, no accedo al uso de aplicaciones, no me atraen. Suelo colocar los links de los post que publico en mi blog personal.
En ocasiones comento en notas publicadas por mis "amigos" en Facebook, socializo un poco.
En ocasiones chateo, pero muy poco.
Estoy desde hace unos meses en la plataforma de esta red "social", no me desagrada, pero tampoco me resulta importante. Estoy, nada más.

AleMamá dijo...

Gracias, Jorge, hombre serio pero simpre atento a tus amigos.

Saludos santiaguinos

Winnie0 dijo...

Mi relación con facebook es nula...no me convence por ahora eso de las redes sociales. Me limito al Blog ...pero es cierto que no paran de llegarme invitaciones de blogueros para unirme....¡me da pereza y un poco de miedo Ale!
Besos....¡tengo que darle otra vuelta!!!

eligelavida dijo...

No lo uso. Lo haría si supiera como utilizarlo para mis intereses, pero no me gustan esos 'universos paralelos' donde la gente acaba contando lo que luego no sabe decir a la cara. Además, creo que ya tenemos bastante gran hermano a nuestro alrededor.

Gabriela dijo...

Como veo en algunos de los comentarios que me preceden, tampoco uso Facebook. Me incomoda un poco la idea de estar en una vitrina virtual, expuesta que me vea gente que ni conozco. Estuve 24 horas ahí, y salí convencida de que no es lo mío. Lo paradójico esa vez fue que me invitaban a ser "amigos" personas que seguramente ni me reconocerían si me vieran en la calle.
Aunque soy consciente de que cada quien tiene sus razones para usarlo, yo no le veo mucha utilidad.

Anónimo dijo...

yo uso FB desde hace meses, cada vez que lo han cambiado ha sido algo dificil volver a entenderlo pero uno se acostumbra a todo. Tiene sus inconvenientes y lo del gran hermano es cierto, yo tengo cuidado con lo que publico, pero me encanta saber en que andan los demás, dejarles saludos en sus paginas, ver las fotos de sus bebés y sorprenderme de cuánto han crecido, estar en contacto de alguna manera con antiguos amigos que de otra forma no sería posible. A mi me gusta facebook, no hay que tenerle miedo, nadie nos obliga a publicar nada ni a poner informacion que no queremos hacer publica.

AleMamá dijo...

Parece ser que mis amigos no son muy afectos a esta red social.... a mi me encanta el blog y de elegir una cosa, me quedo con ésta, que hay que poner mucho de uno mismo.

Lo que no quiero hacer es "Twittear" lo encuentro demasiado expuesto y adictivo hasta cierto punto.

FB me ha servido para encontrar amistades que creia perdidas para siempre y parientes conocidos y no, pues las familias al cabo de un par de décadas se van haciendo extraños por la velocidad de la vida.

Las aplicaciones de FB son simpáticas y aparte de que me denuncian de que he estado jugando, no tengo drama. Al igual que el blog hay que fijarse en lo que exponemos al mundo, porque esto es INTERNET, no un diario de vida.

Maria Jesus dijo...

Me hice una cuenta de facebook porque quería conocer a Bautista, el bebé de Ana, pero no lo uso, no se, y no me gusta mucho.

Por cierto, allí vi el video de esa preciosidad de nieta que tienes.

A mi me da un poco de miedo poner fotos o videos, sobre todo de niños; aunque no puedo evitar que mis hijos, que ya son mayores, lo hagan.

Como tu dices, le tengo respeto a internet.

Julia dijo...

Pues yo estoy en facebook, pero mi actividad es casi inexistente. Ahora veo que muchos blogs tienen enlace a su face y viceversa. He intentado hacerlo, pero nada, no sé como se puede hacer. Ya ves que lo mío no es la tecnología.
Un abrazo

Jorge S. King dijo...

Por nada AleMamá, un gusto. Más saludos.

Fernando dijo...

Ni estoy suscrito ni lo conozco, Alemamá, pero por los programas de la radio me doy cuenta de que es algo muy importante. Cada programa tiene su facebook, los oyentes que quieren defender o protestar por algo montan otro facebook, dejan comentarios en el del programa que el locutor lee en directo, se meten en el de un famoso o en el de un sindicato para buscar un dato, ... Veo, por todo ello, que es una herramienta cada vez más importante, aunque yo no la comprendo bien.

AleMamá dijo...

De repente parece que "todo el mundo" está en FB, pero no. Es entretenido, pero hay que usarlo con prudencia, como todo.

Marta Salazar dijo...

te doy un consejo: no admitas a gente que no conoces personalmente.

la semana pasada... mira lo que me pasó, a ver si sirve como experiencia:

Néstor

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas