Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 4 de septiembre de 2010

¿Te gusta cocinar? La pregunta que no se hizo

De sólo pensar en hacer tres cosas a la vez me estreso

Es campeón de la cocina, y no es tanto que pase entre peroles y sartenes, sino que es su tema favorito. Puede hablar de ello hasta dormido. Así es mi marido, pero ¿se pueden imaginar que alguien para quien la cocina es prioritaria nunca me preguntó si me interesaba o gustaba la cocina antes de casarnos? El pobre estaba obnubilado con esta jovencita  hasta olvidar ese punto álgido..

¡Qué suerte tuvo de no interrogarme sobre ello, y yo de no asustarme de mi poca experiencia y falta de  interés en un tema clave! Para él sigue siendo MUY importante, pero me ha soportado el defecto supliendo él mis falencias  y ya  somos abuelos (me casé a los 21, por si acaso me imaginan con bastón) o sea, me quería más que al arte culinario. ¡Buen punto de referencia!.

Yo he cambiado ese inconveniente siendo la mejor ayudante para todos los trabajos de carpintería, gasfitería, mecánica y lo que se les ocurra, pues es un "maestro chasquilla" (manitas) que todo estudia y soluciona.....siempre que esté yo de arsenalera, ¡eso sí que no lo perdona!


19 comentarios:

AleMamá dijo...

Debo decir que sí cocino, obvio, pero que me mate del gusto, no, pues me estresa mucho y de repente me vuelo y me olvido de que tengo que vigilar ¡y paso cada susto!

He debido aprender, y lo hago bien, pero no tengo mucha imaginación y no me dan ganas de darle demasiado tiempo a un trabajo cuyo éxito es que en un periquete se lo coman y te queden solo platos sucios.....y también la satisfacción de mi querida familia. Sí debo reconocerlo hidalgamente.

Maria Jesus dijo...

Pues salvo en lo del gusto por cocinar, tu marido se parece bastante al mío.

A mi me gusta cocinar, mejor si tengo ayudante para pelar y cortar y es que , en mi casa, las cantidades son apabullantes

Winnie0 dijo...

Cada vez tengo más claro que eres una mujer muy especial Ale y ahora se me confirma que tu marido debe ser también genial....reconoces tus carencias y aplaudes las de los de tu lado....
Yo con eso de vivir sola...nunca he sido cocinitas...pero me apaño. Un besote

ojo humano dijo...

Lo importante es quererse y complementar las tareas.
Cocinar es un arte como saber dibujar o hacer música, yo creo que una viene "condicionada" a una específica, nadie te obliga a aprender piano, pero nuestras madres lo primero, a la cocina, sin saber si teníamos dedos para "ese piano", a veces cero.

Me encantan los temas culinarios, aunque ahora, ay, el galeno prohibe TODO, con esto del colesterol, la presión y todos los etc.
Un beso, bella primavera.

Fernando dijo...

Qué post más simpático, Alemamá.

Cuando yo me fui a vivir solo tampoco sabía nada de cocina, el día antes hubo de venir mi madre a explicarme cómo se hace un huevo frito. 15 años después, gracias a las 1080 recetas, puedo decir que he mejorado algo; no así en el otro tema que citas, el de los arreglos domésticos, donde cualquier chapucilla es para mí un drama.

Gabriela dijo...

A fin de cuentas, parece que resultó bueno que no te hiciera esa pregunta... obnubilado como estaba.
Saludos.

pon dijo...

Bueno si eres buena ayudanta, ya vale. Entre los dos os apañais que es lo que cuenta.

hna. josefina dijo...

¿Y él cocina seguido? ¿Lo hace rico?

AleMamá dijo...

Josefina, sí, cocina los fines de semana, pero lo ha dejado un poco....parece que confia un poco más en mi sobre el tema.

¿Qué si cocina rico? ¡Te mueres! hace comida china como su mamá que era campeona en la cocina, igual que mis ¡cinco! cuñadas.
Besos

AleMamá dijo...

M.Jesús, sí, yo para picar, ordenar y lavar trastos soy muy buena ayudante, pero si no puedo, el lava y ordena mejor que yo, sólo que más ingenieril, jeje

Besos. Es bueno verte por acá

***
Winnie, no vayas a caer en eso de dejar de cocinarte por ser tu sola, mira que la desnitrición o diabetes están a la vuelta...

AleMamá dijo...

Toyita/Ojo Humano: sí, cuando uno logra agarrar algo de arte, se empieza a cuestionar todo lo que lo hace rico, jeje

Me tinca que debes cocinar rico. Huelo el pan de miel con receta del sur. Besos

AleMamá dijo...

Fernando, no te extrañes; Yo aprendí a hacer un huevo frito decente y seguro harán unos 7 años.

Me casé con un chino "armado en Chile", ¡y no sabía hacer arroz! ayayayyyyy

***

Gaby, la obnubilación fue pasajera en el tema. Pronto me preguntaba y ahora se asegura interrogando a todo el mundo, jeje

AleMamá dijo...

Sí, soy buena ayudando. Soy, como dicen por acá "bien mandada" y no sólo coina, sino que me ayuda en todos los quehaceres cuando tiene tiempo. Ahora mismo lo oí pasando un poco la aspiradora arriba.

Cuendo los niños eran chicos, creo que fue de los primeros padres que cambiaban pañales y daban mamadera/biberón. Jamás ha distinguido temas de macho o mujer. Si puede, ayuda, otras, lo prefiero lejitos de mis quehaceres por demasiado proactivo, jeje

¡Nadie es perfecto!

Marta Salazar dijo...

y él? también cocina?

Marta Salazar dijo...

ah! leo que sí cocina y chino, mmmmm qué rico! me encanta la comidad china!!!

Juan Ignacio dijo...

Vamos descubriendo el perfil de tu marido: gran chef, también hace arreglos (con tu ayuda) y no encuentra nada (salvo con tu ayuda). No escribirá un blog, ¿no?

AleMamá dijo...

jejeje, Juan Ignacio, sí, es verdad qie es todo eso, pero como NO encuentra nada, me necesita de arsenalera pues con tanta práctica ya le leo el pensamiento y yo sí encuentro las herramientas y se las pongo en las manos (sin tener que buscar, como le gusta a los hombres, con perdón de tu sexo).

¿Si tiene blog? no, no tiene y si tuviera, se lo censuraría. Soy una bruja, con bigote y lunares peludos.

Saludos

eligelavida dijo...

Ja, ja, ja. A mi me pasa más o menos lo mismo. No es que me encante cocinar precisamente, aunque se apreciar un buen plato.

Edit dijo...

Que lindo lo que nos cuentas y compartes.
No importa tanto se buena en la cocina, como ser buena compañera en todas las labores, junto a el.
Un abrazo amiga.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas