Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 24 de mayo de 2011

Con zapatos café, bolso café, dicen


Mi cartera/bolso ideal debe tener espacio y compartimentos que permitan meter la mano y sacar al primer intento lo que se requiere, porque por lo general uno debe bucear antes de sacar el celular que -infaliblemente- tendrá la llamada perdida, o tres lápices antes de las llaves del auto. Por eso me resisto a cambiar de cartera, y la única que cumple mis estándares de distribución, tamaño, modelo, etc es una que ya no puede más de viejita. Es negra combinada con café, como se usaron hace años, pero es tan práctico poder salir cada día sin cambiar las cosas de lugar , sintiendo que puedes ponerte indistintamente zapatos de los dos colores más usados, porque hay ciertos protocolos que  de no cumplirlos las mujeres nos sentimos menoscabadas, al menos yo, que en ciertas cosas soy más insegura que la mayoría, que pueden ponerse un loro en la cabeza y andar tan felices.

¿Eres de las que cambian mucho de carteras/bolsos? ¿Importará tanto?




12 comentarios:

Gabriela dijo...

Me gusta que la cartera combine con mi ropa o zapatos. O con ambos.
No me gustan las carteras grandes, las mías son chicas hasta la risa. La que muestras en este post, para mí es enorme. Por eso se me hace casi imposible encontrar carteras a mi gusto.

Winnie0 dijo...

Uy Ale, me va por rachas. A veces me tiro un mes sin cambiar de bolso y otras cambio a diario por si lo combino con ropa o zapatos.... Antes los usaba extragrandes...pero era la perdición de mi espalda. Ahora son de tamaño discreto...pero no puedo salir de casa sin bolso. Un besito

Miriam dijo...

A mi me da muchísima pereza cambiar de bolso. Llevo tantísimas cosas que trasladarlas todas de un bolso a otro, es una lata.
Solo lo cambio cuando, en función de a donde voy, o es muy grande o muy pequeño
Ah ... y si combinan con todos los colores , mejor¡¡

Lily dijo...

Hola :)
Acabo de conocer tu blog y me encanta.

Yo suelo llevar todo desconjuntado, soy demasiado despistada para organizar bolso y zapatos y más a primera hora de la mañana... ajajajja

Un besito.
Lily.

Gabriela dijo...

Hola Lily:
Para evitar apuros matutions, alisto mi ropa y todo lo demás la noche anterior. Algo que aprendí de mi mamá.
:D

maria jesus dijo...

Tambien me gustan los bolsos grandes, donde quepa todo, debe ser cosa de madre de familia numerosa
Y en cada temporada suelo llevar el mismo. No me preocupa mucho que combine o no, salvo que vaya " bien vestida" a algun sitio especial

Marta Salazar dijo...

no sabía que no se usaban... no importa ara nada. Vístete cómo quieras! usa lo que quieras, se tú!

Marta Salazar dijo...

yo uso carteras super chicas, preferiría no usar... y me gustan las mochilas...

conozco a varias mamás de muchos hijos que no usan carteras grandes...

saludos

Fernando dijo...

Yo no uso bolso, pero sí monedero-billetero-llavero, y me pasa como a ti, le tengo cariño porque siempre va a mi lado. Sólo lo cambio cuando ya no puede aguantar más, cuando las llaves han roto los lados y empiezan a salir hacia afuera.

Santisiembra dijo...

Durante la semana me cuesta mucho cambiar porque trasladar todas las cosas de una cartera a otra requiere tiempo en mi caso, me es practico dejarla, también me amaño con la que llevo al momento y los fines de semana, salgo sin carteras prefiero no usarlas, tomo el practico koala. En cuanto a la combinación con los zapatos si lo intento pero por lo general no le paro, me gusta sentirme comoda, creo es lo que más importa.

Cyrano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cyrano dijo...

Encontrar algo en una cartera debe ser dificilisimo. Ademas siempre me he preguntado ¡¿que tanto ponen?!

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas