Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



miércoles, 12 de octubre de 2011

La madre gravita siempre


Tengo madre, la amo y la respeto; la tengo como ejemplo de miles de cosas pues es para mi una fuente de sabiduría, recuerdos y referencia segura, ¡pero aún me siento niña si ella me desaprueba o actúo contra sus deseos! Me deja complicada por cosas tales como que encontró de muy mal gusto unos maceteros que había puesto en un balcón cuando llevaba muy pocos años casada. Dijo una sola frase, una referencia a un ejemplo que graficaba cómo los veía. Con perspectiva, tenía toda la razón, pero me sentí muy mal entonces, y eso que ella trató de ser muy suave para decírmelo. 

Ahora, ella necesita que viaje al sur a ayudarla con unos temas que ha confiado en mi, y no iré porque me complica en estas fechas, y la verdad es que voy poco a verla allá. Es ella la que viene a vernos y se queda por varios días, a veces hasta 15 a petición nuestra. Yo estoy feliz con tenerla en mi casa cada vez que viaja a Santiago y siento que está bien, que he tenido el gusto de atenderla, pues nos hemos visto, conversado, salido, compartido, etc. pero para ella no es lo mismo y me siento mal de nuevo.

Si me miro como ejemplo de hija, no quisiera que me copiaran los niños míos, creo yo.... en fin, hay que tener cuidado como educamos y cuánto pesamos en los hijos. Siempre va a ser con buena intención, pero ¡hay que ver como gravitamos las madres!




9 comentarios:

Gabriela dijo...

Por eso dicen que "madre hay una sola". Yo la tengo a mi lado también, ojalá por muchísimo tiempo más.

Winnie0 dijo...

QUé decirte Ale.....APROVECHA que la tienes, yo ya no la tengo cerquita. Un beso emocionado

Angelo dijo...

Yo también me siento niño cuando estoy con mi madre. Y por fin ya le doy la razón en muchas cosas. ¡¡¡ Y eso que me avisó!!!
Me ha encantado tu entrada.

Fernando dijo...

Así es, Alemamá, por muy mayor que sea uno, por muchas cosas que haya hecho en su vida, por muchos hijos que uno haya tenido, ante su madre siempre es un hijo al que aconsejar y -a veces- reñir.

Menos mal que es así.

(¿Eres tú la de la foto?)

ojo humano dijo...

Unos aseguran que una es adulta solo cuando muere la madre, antes somos niñas, en especial cuando la madre o nosotras no cortamos el cordón, en fin.
Tener madre es una bendición, una se siente más arropadita en la vida, y como toda relación hay que saberla apreciar y cultivar.
Te felicito por tenerla y que ella sea una buena compañera de ruta. Dale un saludo de mi parte y que le deseo la mejor salud y alegría que viene del cielo.

Un beso.

Cyrano dijo...

Ahora soy de los que dice "cuanta razon tenias mama". Ella partio hace dos años y la extraño muchisimo.

AleMamá dijo...

Fernando, no soy yo....si hubera debido buscar una foto de ambas (tengo muchas pero en archivos en el PC) no sale el post a esa hora.

Saludos

Fernando dijo...

Gracias por la aclaración.

Marta Salazar dijo...

no entendí mucho, pero... yo creo que cada persona tiene su vida...

eres tú quien toma TUS decisiones y no tu mamá ;)

cada persona tiene una vocación única, no hay dos iguales, ese es el principio fundamental...

saludos a la abuelita! (es la de la foto, supongo) y que lo pasen bien!

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas