Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



jueves, 16 de febrero de 2012

Nombres propios bochornosos

Una niña del campo chileno ha sido llamada  ILOVENY por causa de un pegotín como éste. Dios la ampare


Todos los nombres fueron inventados alguna vez, y siempre quisieron decir algo especial; poner nombre a las cosas y personas era un acto sagrado y creo que sigue siéndolo porque al ponerle nombre podemos evocarlo, distinguirlo, hacerlo único.

Durante siglos los nombres ya estaban inventados y usados, por lo que al bautizar o nombrar a un niño (no siempre es bautizado) en general lo hacíamos porque nos gustaba la sonoridad, la combinación de un nombre con el apellido "que le pegue", y durante muchas generaciones se ha nombrado a los hijos para honrar o recordar a algún antepasado o personaje admirado, entre otras consideraciones. Hoy en ciertos sectores de la sociedad se busca más bien la originalidad tanto del sonido del nombre como de la "horrografía", como los ejemplos que ha dado Esteban Lob en el post que lleva el mismo nombre que éste. Son verdaderos atentados a la dignidad de los hijos demostrando palmariamente la falta de cultura de los que se lo imponen, nunca mejor dicho, me parece. 

Yo he tratado de ésto antes aquí* y acá*, pero los ejemplos de Esteban ya rayan lo increíble. ¡No se lo pierdan!

6 comentarios:

Winnie0 dijo...

Y es que además ALe, el nombre te va a acompañar toda tu vida.....¡Mejor que sea digno de ser dicho! Un besito

paterfamilias dijo...

Aquí en España no hemos llegado a tanto (que yo sepa), pero vamos avanzando a pasos agigantados. Cada vez es más corriente que niños y niñas tengan nombres de personajes de series o películas que por el motivo que fuera les gustó a sus padres. Normalmente son nombres anglosajones. Así, los Kevin, Jonathan y otros cada vez vez son más "comunes"

Fernando dijo...

¡¡Qué divertido!!

Páterfamilias lo describe bien: gracias a los emigrantes sudamericanos que bautizan a sus hijos en la parroquia, cada vez hay más Kevins, Yoanis y Elvis entre nosotros. Así nos renovamos.

Gabriela dijo...

Lo peor son los nombres inventados por ocurrentes padres, como Yuleisy, Cledy, etc.
¿Es que no piensan que su hijo va a tener que cargar con su "ocurrencia" la vida entera?

Cyrano dijo...

No se si lo padres los quieren mucho, que le ponen un nombre inolvidable al pequeño o no los quieren nada y les ponen un nombre inolvidable a su pequeño.

ojo humano dijo...

De playita por estos días.
Un beso.
¡Ah!, tuve una amiga que se llamaba "Zoila Inés", qué se reía ella de su nombre, menos mal se lo tomaba con humor.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas