Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 9 de marzo de 2013

Probando cosas nuevas con noticias

Increíble pero cierto, vergonzoso y torpe: aún no había subido a mi móvil la aplicación de mi amado Blogger. Ahora comienzo a recuperar el tiempo perdido lejos de mí también querido computador de escritorio qué es más cómodo.

¡Cómo he deseado desahogarme expresando cosas chicas y grandes que me han pasado en esté tiempo anómalo que he vivido este par de meses! He tenido muchas cosas extra que me complican, pero sin que sean malas o terribles ni que hayan pasado todas juntas, pero que en su sucesión se comen el tiempo destinado a mí afición favorita y comprendo que no es poca la dedicación que le doy.

Lo más connotado ha sido el nacimiento de mi nieto Juan José (Juanito, para distinguirlo de su padre homónimo) que nació pesando 3.995 gramos y midiendo 54 centímetros y pese a ello está desde su nacimiento en la Unidad de Cuidados Intensivos -UCI- por una absolutamente infrecuente bronconeumonía con que nació. El susto que nos ha dado fue tremendo, pero ya va saliendo de peligro. De a poco le han ido sacando los tubos y mangueras y ya se le va viendo su carita hermosa.

No sé como saldrá esta entrada que debe ser considerada experimental. Como es muy tarde no intentaré subir imágenes. Bastaría con que no tenga los acentos que me pone el texto predictivo del editor del fono, que es útil pero que "sé toma atribuciones" que no le he dado y que se me cuelan.

11 comentarios:

susana dijo...

Me alegro de que tu nieto esté mejor. Qué susto. Un beso.

Fernando dijo...

Pues... salió perfecto, el post, ¿no?

Me alegro que el niño esté ya bien. Cuando tenga 20 años y sea alto, grande y fuerte os reiréis recordando este inicio.

elsillóndepapá dijo...

Espero que el niño se mejore con el tiempo y se recupere del todo lo antes posible, parece que va por el camino de la recuperación. El experimento salió bién, así que ya sabes, cuando quieras puedes. Imagino que llevaréis unos días complicados con lo del nieto, aunque el peso de nacimiento seguro que ayuda a la mejoría. Cuidate mucho. Un abrazo

Gabriela dijo...

Qué bueno saber que Juanito va mejorando. Que siga así.
En cuanto a la entrada, te salió perfecta.

Chelo dijo...

Me alegro de que haya pasado el susto y todo se vaya normalizando.
Un abrazo.

eligelavida dijo...

Me alegro mucho de que Juanito esté mejor. Lo encomiendo! Un beso!

Jorge S. King dijo...

AleMamá, me alegro que tu nietito esté mejor y con buen pronóstico. Seguiremos orando para todo sea mejor aún.

En cuanto al post, te salió muy bien, felicitaciones.

ALMA dijo...

Felicitaciones por el nietito, que seguramente a estas horas ya estará mejor.

Los post desde los móviles sxalen perfectos, lo digo por experiencia propia.


Buena semana

ojo humano dijo...

Bienvenido Juan José, por cierto, un par de nombres notables. Espero seas un siervo del Altísimo como tus predecesores.

Ale, me superaste. Recién compré un celular "almeja", de esos que NADIE cotiza y lo único que quieren es regalarlos. Ya, entré a la era "controlada" y "controladora". ?Dónde estás? ?A qué hora llegarás? y lindezas peores que esas, AY!

Un abrazo, querida abuela, es un placer compartir tus momentos tan bellos.

maria jesus dijo...

Menudo susto que, gracias a Dios va pasando, Enhorabuena por ese nieto hermoso que tantas alegrías os va a dar, que Dios lo bendiga

P.D ¿Podías quitar las palabras identificativas?

Irantzu dijo...

Felicidades por la llegada del tercer nieto! :) Espero que cuando leas estas palabras se encuentre mucho mejor!

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas