Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 14 de octubre de 2013

Historias de vida y muerte

Sin proponérmelo he sabido de dos historias de vida o muerte. Como me toca la fibra esa qeu remueve todo mi ser se las contaré brevemente empezando por la historia feliz:

Jana tiene 35 anos y es una eslovaca linda, llena de la energía necesaria para cuidar a sus tres ninas de 4 anos, 20 y dos meses respectivamente. Es raro tener hijos tan seguidos en este lado del mundo pero ella no descarta tener otro más adelante.
La bella familia pudo no llegar a existir pues, en los tiempos del comunismo en la aún Checoslovaquia, cuando su madre se embarazó de ella, el marido consideró que no podría hacerse cargo de un tercer hijo y "mandó" a su esposa a hacerse un aborto, cosa que la mujer consideró con reservas pero igual partió al abortorio sola, gracias a Dios, porque cuando estaba en la camilla, lista para la intervención, el médico le pidió que lo pensara bien, y ahí mismo la senora decidió tener su hija como fuera. Quizás si hubiera ido acompanada la historia sería diferente.
A su tiempo nació y es la favorita de su viejo por ser la menor. Ahora él se tira los pelos por lo que pudo haber pasado.

La otra historia no es feliz.

Johan, amigo y colega de mi yerno, hoy cuarentón, tuvo una larga convivencia con una mujer a la que quizo mucho. Ella se embarazó (ignoro si conscientemente) y para él fue un motivo de ilusión y felicidad sin límites; estaba dispuesto a lo que fuera por esa criatura, pero la pareja decidió abortar y no hubo argumento posible para impedirlo. Se sabe que los padres varones, los supuestamente fuertes en una pareja, no pueden hacer nada por salvar a sus hijos no natos si la mujer se empecina.
Hoy este hombre solo se lamenta y sufre por ese hijo que casi pudo acariciar pero que se lo negaron.
Sí a la vida; no a la vida, he ahí el dilema y  vidas inocentes se juegan cada día la existencia con decisiones que toman los que debieran defenderlos por indefensos. Ellos no tienen abogados, voz,  voto o cara visible, y me duele.


6 comentarios:

susana dijo...

Ya sabes que este tema me duele mucho. La vida es lo más valioso que tenemos y darla es el mayor don. Un beso.

Fernando dijo...

Qué triste todo, Alemamá.

Me sorprendió muchísimo la noticia del fin de semana: el presidente Correa, a quien yo tengo por peligroso chavista, ha amenazado a su partido con dimitir como aprueben la despenalización de aborto en caso de violación. Admirable.

A ver qué pasa en Chile después de las elecciones de noviembre.

Gabriela dijo...

Sin duda son decisiones extremas tomadas en situaciones y circunstancias extremas.

dolega dijo...

Así es la vida. Decisiones que no tienen vuelta atrás. Es triste que un padre no puda salvar a su hijo.
Besazo

esteban lob dijo...

Hola Ale:

Son certeros ejemplos de una discusión eterna. Luces y sombras que conmueven.

Recuerdo hace poco cuando en Santiago una turba irrumpió en la Catedral, profanando el templo con inscripciones como "Aborto pa' todas".Como en tantos casos, aquella barbaridad quedó impune.(No soy católico)

Abrazo.

AleMamá dijo...

Así es Esteban, no hay respeto y la impunidad campea. Si fueran islamistas quizás sería otro cantar. No me gustan muchas cosas de ellos, pero se hacen respetar.
Saludos

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas