Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



jueves, 13 de diciembre de 2007

Palabras que matan

*Clica para agrandar

El don de la palabra, mal usado, puede matar una relación personal, prestigio, honra y alma humana inclusive. Lo he estado meditando más que otras veces al encontrar esta imagen en la web. Con los blogs, por pocos lectores que tengamos, este poder se multiplica. ¡Doble meditación!

"Somos señores de lo que callamos y esclavos de lo que decimos"






21 comentarios:

Alemamá dijo...

La ilustración dice:
"La comunicación es un arma de destrucción masiva.
¡No dispares tu arma al azar!

Las palabras son balas"

anamorgana dijo...

Solo pasaba a saludar pero tienes razón, las palabras son balas, hay veces que las disparamos sin pensar, o pensadas.
Deseos de feliz navidad con alegría con mis mejores deseos.
anamorgana

Goathemala dijo...

Muy cierto, las palabras son balas pero afortunadamente también pueden ser medicinas para el alma.

Ser comedido, educado y amable es cada vez más necesario. Muchas buenas formas se están perdiendo.

--
Saludos.

Jorge S. King dijo...

Gran verdad, hay palabras que matan.
Es necesario ser responsables de lo que decimos.
Saludos Santiagueños.

El PASO por la vida o ¡PASO! de la vida dijo...

por favor, ¿nos ayudas a difundirlo? carecemos de medios
http://pasacallesporlavida.blogspot.com/

Ljudmila dijo...

Cuanta verdad alemamá. Cuantas veces nos mordemos la lengua demasiado tarde! Ah si hubieramos reflexionado! Un buen propósito en este Adviento con la Navidad en puertas.

Adonai dijo...

Totalmente cierto lo que dices. La Creación fue hecha a través del Verbo, y el Verbo se hizo carne... Con la palabra podemos dar vida y también quitarla, con una sola palabra, ¡tremenda responsabilidad!

Benita Pérez-Pardo dijo...

Buenísimo. En cuanto tenga un minuto lo enlazo.
En España se dice "esclavo de tus palabras y dueño de tus silencios" o, en ocasiones, "la mejor palabra, la que está por decir".

Un saludo desde España

almena dijo...

Sin duda es como dices. Yo estoy convencida del enorme poder de la palabra. Así que usémosla para disparar balas de amor.
Un beso!

mmm ¡se han apagado dos velitas!
:)

Alemamá dijo...

Almena, no están apagadas; es que recién estamos en la segunda semana de adviento. Lo bonito es ir encendiendo una cada semana.
¿Cómo van los preparativos navideños por allá?
Un beso

almena dijo...

agggg jajajaja ¡despiste el mío!
:)
también de preparativos, querida Alemamá, y ya sabes, con algunos grados bajo cero en las noches...

Botón dijo...

Cuánto se puede dañar con la palabra.
Sí.

Un beso

muypeque dijo...

También construyen puentes, pero es más sencillo destruirlos.

ojo humano dijo...

Dice el apóstol Santiago que es fácil gobernar un barco con un pequeño timón, pero es difícil domar la lengua, un miembro tan pequeño y puede encender la rueda de la creación, algo por ahí ai la memoria no me falla.
Me propuse no quejarme a inicios del 2007.
Oh, si, ha sido difícil, pero tengo un buen camino recorrido, aunque este año en particular me ha costado ene más que otros.
Pero me propongo...seguir. Hasta que mi lengua se someta al pensamiento. Hasta que el pensamiento se someta al Espíritu.
Un beso, felices fiestas. Me voy al Norte a las playas y a la vida simple del campo.
Un beso. Se feliz y disfruta tus amores.

JHWH dijo...

Talmente, amiga.

xxxooo.

Tanhäuser dijo...

Eso pone de manifiesto el poder que tienen las palabras.
Pero de la misma forma que sirven para matar, también permiten nacer relaciones, amistades, encuentros,...
Maravilloso, ¿verdad?
Besos, Ale

Alemamá dijo...

Tannhäuser: sí, sin la palabra es tan difícil crear vínculos.
La palabra es un don; la gracia está en usarlo bien.
***
Ojito Humano: ¡buen propósito! a mi me hacen falta una buenas dosis de la pócima esa, aunque debo reconocer que me he moderado con mis quejumbres: ¡que el frío, que el calor!, que no me ayudan o no lo hacen como yo quisiera (con voz de disco rayado) y tantas cosas. Ojalá me dure hasta fin de año, como a ti.
Un beso, amiga tan querida.
***

A todos gracias por venir. Hoy estoy resfriada y dentro de nueve días debo viajar lejos...¡uf! (y me estoy lamentando , parece, y de algo tan bueno como ir a ver a mis hijos)

pon dijo...

Buena reflexión para tiempos complicados y verborreicos. El valor del silencio se pierde.....

Buen viaje, y buena estancia con tus hijos, que los disfrutes.

Irantzu dijo...

Creo que todavía nunca la embarré diciéndole a alguien alguna tontería de la que me arrepienta mucho (una ofensa, un insulto...)...
Es como que soy muy moderada con el lenguaje... trato de no meter las patas, aunque seguramente igual lo hago... al menos es sin mala intención.

Churru dijo...

La ilustración es muy ilustrativa, valga la redundancia. Desde luego que hay palabras que hieren pero llega un punto que para hacer daño de verdad, tienen que venir de alguien que aprecias.

Gerardo González García - triplege - dijo...

Pero también la palabra es santa, pura y mágica, abre puertas y derriba muros, acoge al abandonado, arrulla al niño, recita verdades, expulsa al ruin, consuela al triste y comparte con el alegre.
Una palabra amable saca una sonrisa y seca una lágrima, una palabra a tiempo salva una vida, una palabra de amor da vida.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas