Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 5 de diciembre de 2005

Cosas de niños


Monjas "de antes" ¡muy contemporáneas hoy también!


Cuando mi hermano menor era niño de unos cuatro años, estaba paseando con su nana (niñera) por la plaza de nuestra ciudad.

En esa época, en que las monjas solían vestir de negro y con tocas más cerradas que ahora,venía un par que cruzaba la calle llegando cerca del niño. Él les dió interesadísimo un par de vueltas alrededor y les preguntó, con toda la compostura y el respeto correspondientes a su estatura:

_"Señora, ¿Ud. es 'ruja'* "?_

Creo que todavía las simpáticas religiosas se deben estar riendo.

*"Bruja"



Monjas de hoy.


2 comentarios:

Trini dijo...

La imagen que se había formado en su mente, asosiaría el color negro del ropaje con que vestimos a las brujas y su capirote con el habito y la cofia. Cosas de críos.

Un abrazo y otro para Irma

Alemama dijo...

Lo de "monjas modernas" es referente al poco tiempo que llevan de fundadas y la tremenda labor que desarrollan. ¡Y son de San Rafael, Argentina! una ciudad lejana y pequeña. Parece increíble, ¡y qué felices se ven!

En Chile los del Verbo Encarnado están en poblaciones muy pobres y de alta peligrosidad algunas. Me recuerdan algo a las misioneras de la Madre Teresa de Calcuta.
¿Será por el lindo azul que usan?

Les copio algo de info que ellas dan.
"Nuestro Instituto religioso femenino lleva el nombre de 'Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará'. Fue fundado en San Rafael, Argentina, en 1988 por el R. P. Carlos Miguel Buela. Junto a los sacerdotes del 'Instituto del Verbo Encarnado', formamos la Familia Religiosa del Verbo Encarnado, unidos por el mismo carisma."

Visite www.servidoras.org

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas