Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



domingo, 11 de diciembre de 2005

Cosas de Niños

En primer año, en el año 1998, yo tenía un alumno hermoso, de grandes ojos verdes; uno de esos alumnos que nunca olvidamos los maestros.
Un día cuando la paciencia de la maestra tambaleaba y el hecho ocurrido era muy grave, le pedí que me acompañara a hablar con la directora. La directora conversa con él, como hacemos todos los días con estos niños tan bandidos; él optó por no responderle. Entonces viendo que la comunicación no se llevaba a cabo le dice:
- Un niño tan lindo, con esos ojo tan hermosos. ¿A quién saliste con esos ojos?
El niño no le respondió, por lo que ella insistió:
- ¿A mamá?
- ¡No! - le dijo el nene.
- ¿A papá?
- ¡No!
- ¿A quién entonces?
- A Julio, un amigo de mi mamá.

*Anécdota de:
Adriana Danta.

3 comentarios:

almena dijo...

jajajajaaaaaaaaa es genial alemama!!
jajajajaja
la inocencia de un niño es única. No hay nada que pueda compararse con ella.

un beso!

Alemama dijo...

Post Scriptum aclaratorio:
Éste post está tomado de el sitio enlazado abajo: no es mío. ¡Ya quisiera poder contar tantas anécdotas de mi recolección! :)

Trini dijo...

Dicen que los borrachos y los niós siempre dicen la verdad...


Un abrazo

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas