Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



domingo, 11 de diciembre de 2005

De mi sobrino

Tiene tres añitos mostrados con dificultad, pero las cosas las tiene ¡muy claras!

Sus padres salieron a comer fuera y quedó a cargo de Lila, su niñera, que en un momento se le perdió de vista, a lo que el niño la llamaba a grandes voces:



_¡Lila! ¡¡Lilaaaaa!!--
_Sí, acá estoy, ¿qué pasa, Nacho?_
_No te alejes, Lila, ¿no ves que me encargaron de cuidarte?_

3 comentarios:

CATA D dijo...

Me encantó tu blog,le voy a hacer un link desde mi blog, que es http://masplatonymenosprozac.blogspot.com. Sigue escribiendo tan bien!!.
Un beso. Cata

gem@ dijo...

Tengo un sobrino de cinco años, podría contarte cientos de frases suyas que me hacen sonreír.
El otro día le contaba que cuando era bebé le encantaba que le hiciera mimitos y arrumacos, y el me contestó: Cuando tú eras pequeña también te los hacía yo, lo que pasa que no te acuerdas.

Trini dijo...

Se sentía importante el crío cuidando de Lila. Caballero él.

Abrazos

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas