Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 23 de enero de 2006

Cinco manías publicables

Mi amigo bloggero Masgorelli me ha pedido seguir un juego que anda por las bitácoras sobre escribir cinco manías e invitar a otros cinco a participar. Ya Trini algo me había anticipado y se extiende como mancha de petróleo así es que allá van, aunque debieran contestar los prójimos que deben sufrir las manías que nos toleran con paciencia: uno suele ser muy bondadosa consigo misma y se conoce poco, además.
  • No me sirvo vino en mi propio vaso: casi no bebo, pero le pruebo el de mi marido cada vez que se sirve.
  • Como muchos, leo las revistas de atrás para adelante y, como mi esposo es oriental, es otro motivo de admiración por "el peligro amarillo" pues, en la China al menos, todos los libros son así: la contratapa es lo mejor.
  • Me gusta lo agridulce y lo amargo en la comida; un sandwich de dulce de membrillo amoldado con una lámina de queso picante es delicioso. Las verduras chinas amarguitas, que se consiguen sólo en verano, las encuentro una delikatessen.
  • Doblo personalmente cada calcetín de mi casa, pues me gusta que queden tableados de un modo especial para no estirar los elásticos pues odio que parezcan blondas.
  • ¡Me gustan los orientales! ¿Han visto algo más exótico? Pensaba que al casarme con mi marido tenía suficiente influencia de donde sale el sol, ¡pero no! los encuentro tan inteligentes que llega a dar miedo, y, a algunos francamente bellos.

Bueno, Masgorelli, ahí tienes algo de mí y ahora a quebrarme la cabeza, pues vengo llegando tarde al juego y ya los han invitado, pero trataré. Gracias por invitarme.

Quiero invitar a:

Pampa de Argentina
Miguel Ortiz de Chile
Juanny del Carmen, de México
Lirio Austal de Chile
Bla bla blog

6 comentarios:

Miguel dijo...

Hola "alemana"... primero: gracias por tus post. segundo: me gustaría llamarte por tu nombre. tercero: me da vergüenza publicar mis manías. cuarto: super bueno tu blog! sexto: supongo que tienes el libro de haikus... lo venden en la librería antártica del parque arauco. séptimo: un haikú para ti:
Un olmo espera
que no le recuerden
que peras no da
octavo: ¿qué es lo que te gusta de mi blog? (para potenciarlo) noveno: un secreto: el viejito pascuero sí existe, te lo juro... y prometo hablar sobre eso en mis próximas líneas de mi blog. décimo: mira el "blog de los blog", de un a amiga, en http://elblogdelosblogs.blogspot.com/
salu2!!
Miguel

Alemama dijo...

No, Miguel: ale mama pues mi yerno me puso así para diferenciarme de mi hija, Ale como yo, por culpa de su padre que me homenajeó poniéndole mi nombre y dejándome como la Ale Vieja.
Saludos.

Anónimo dijo...

si, soy primo... de ellas, y de muchas otras
ya pos!! dime quien eri...
salu2
Maicol

Masgorellie dijo...

Glacias Ale pol ponel tus manias y seguil el juego a tolos, eles un amol, confucio te bendiga siemple.

Miguel dijo...

Hola...
Te seguiré tratando de tú, a pesar de que a mi queridisísima tía Anamari la trato de usted.
La Calidad de mi space es directamente proporcional al tiempo disponible... tu sabes, trabajo en un medio de comunicación y, de verdad, el tiempo es escaso.
En todo caso, y debido a tu crítica, redoblaré los esfuerzos para recusitar mi estilo.
Un beso,
Miguel
PD: insisto... me gustaría saber tu nombre (y apellido, se entiende)

Juanny del Carmen dijo...

Gracias Alemana por invitarme, luego te pongo mis manias o invito a mas gente, solo que ahorita ando muy ocupadita, pero te queria saludar y agradecer.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas