Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 18 de enero de 2008

Abundancia escandalosa

Hasta los alemanes se admiran. Observen al público que rodea el coche de la mascota.

Ayer se acabó el alimento seco del gato de mi hija. Aprovechando el viaje al supermercado, pasamos a uno mayor en tamano, pero exclusivamente para mascotas. El sueno de los humanos para regalonear a sus animales, pues estoy segura de que los mininos y perritos prefieren el carino y la atención antes que tantos juguetes, cojines, alimentos en lata y vitaminas, por nombrar algunas posibilidades.

Ver los pasillos atiborrados de juguetes para mascotas y comida para animales hechas con mimo, imaginación y recursos que la mitad del mundo humano no tiene, me dejó con la mandíbula en el piso. Qué quieres que te diga.

Post relacionado: "Vida de perros en Alemania"

18 comentarios:

j.a.varela dijo...

Fíjate en la foto que puse en este artículo
http://uncolegioinolvidable.blogspot.com/2007/12/sobriedad.html

De paso te recomiendo el artículo de fondo.

j.a.v.

anamorgana dijo...

Hola! siento lo de tu padre, ya sé que llego un poco tarde pero desde holanda no podia entrar en algunos blogs, entre ellos el tuyo.
Tienes razón los animales que nos acompañan no necesitan de ese despliegue. Tengo una gata y nunca he conseguido que duerma en su cesta, siempre conmigo, no aguanta un collar más de media hora que es lo que tarda en quitarselo.
No paramos de quejarnos, los niños si no reciben lo que piden se enfurruñan, no nos damos cuenta que otros no recibiran nada y estan alegres con lopoco que tienen.besos
anamorgana

Guillermo N. A. dijo...

-
"la vie dévore la vie..."

(suspiro)...
-

Botón dijo...

Es conmovedor. Conmueve el alma en todos sus recovecos.
Por qué me quejo?????????????

Saludos cariñosos, Alemamá

Umma1 dijo...

Lo del chico que regaló su bolita, fabuloso.
Pero bueno, hindues son así, tienen un enorme desapego por las cosas materiales.

ahora lo de las mascotas es divertido.
Mujer, es que ya no saben que hacer para afianzarnos como consumidores empedernidos. Todas ls porquerías que venden. A los animalitos, que nos danta alegría espontanea y de la buena, pretenden convertirlos en una industria.

Dios.


Un abrazo

almena dijo...

Qué razón tiene el título de tu post, Alemamá.
Se nos olvida, pero es escandaloso.

Un beso

Fattyec dijo...

Dices tanto... que reflexivo este post, muy lindo, tierno y sensible... la verdad es que nosotros a veces pensamos que lo que no nos cuesta tiene poco valor, pero para otras personas es un tesoro incalculable... es una experiencia de vida, un ejemplo de humildad y de engrandecer el alma y los sentimientos....
Gracias por brindarnos un momento de reflexion que nos dure toda la vida...
Besitos,
Fatty

Ljudmila dijo...

Ay que animalitos malcriados! Pensar que mi perro golden destroyer porque de retriever no tiene nada ;) se come y muerde todo lo que encuentra sin necesidad de exentricidades. Quizas seria bueno que le compre algo para que deje lo mio en paz !!!

Ljudmila dijo...

Hermosa la lección del indio y la bolita. Y me recuerda una foto en una revista de las misiones que encontré un dia al llegar a casa de malhumor, cansada y destruida. En la portada una mujer india pobrísima con un sólo diente pero una sonrisa inmensa...ay me dije de qué me quejo...que lección de vida!

Alemamá dijo...

Me gustan mucho los animales domésticos y de los otros, pero cuando en una sociedad como la europea (he hablado de mi experiencia en Alemania en esta entrada, no en Chile...aún, pues para allá vamos...) van tomando el lugar de los hijos y las generaciones de reemplazo están tan mermadas, y hay tantas necesidades de la raza humana sin resolver ni paliar, me escandalizo muy de veras.

Este mimso domingo, en un parque público he visto pasear al perro en un coche como de ninnos, pero para perros! especialmente disennado para ellos. Siempre pensé que a los perros se les sacaba a hacer ejercicio, pero por lo visto, hasta eso les ahorran a los canes.

Qué mundo.

Peque dijo...

Alemamá...no había podido visitarte...pero aquí estoy y realmente lo que comentas acá siempre nos toca...
Muchas veces perdemos las proporciones y olvidamos lo que ocurre, o lo que falta, en otros lados...
Un abrazo
Peque.

Si no te molesta te quiero agregar a mis vínculos..

Cristian dijo...

Un día me tocó celebrar Misa por ahí, y había un matrimonio joven con un bebé en el coche, que lloraba hasta los pulmones mientras yo celebraba Misa, mientras la mamá tenía un perro en los brazos que acariciaba... así es la vida de cruel. Bendiciones.

Goathemala dijo...

Qué cierto lo que dices, amiga. Muchas veces la autentica riqueza es la que nace de la ausencia de necesidades.

Y mientras por aquí hay gente enfadada por no poder tener un carro a la última.

Saludos.

Alemamá dijo...

Padre Cristián... me deja "plop", pero ya no debiera impresionarnos nada.
Saludos a Ud. y gracias a todos los que han venido.

Marta Salazar dijo...

ja ja, qué buena la foto!

puedo copiarla?

Saludos!

onlymary dijo...

Muy interesante tu blog...me lo anoto en mis favoritos para seguirte.

Un saludo

Marta Salazar dijo...

hola hola! ayer puse la foto en mi blog de Chistes y Pensamientos, un abrazo y 1.000 gracias!

Verónica dijo...

Hola Alemamá! Me ha encantado tu post, jajaja, esto es el colmo de los animales domésticos. Que conste que yo los adoro, pero como apunta uno de los comentarios, ya no saben que hacer para vendernos más.
Si algunas madres dieran a sus hijos el amor que prodigan a sus perros el mundo sería un lugar mejor.
Un abrazo

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas