Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 26 de julio de 2010

Historias que parecen mentiras


 Foto del canal 13

Fresia del Carmen Martínez Rubio ha muerto de manera trágica. La arrolló un bus cerca de su trabajo, casi a la medianoche, cuando ya cansada, volvía a su hogar donde no la esperaría su hijo adolescente que la precedió en el camino de donde no se vuelve ni se dan noticias.

El chico murió hace un par de años mientras aprendía el ofico de gasfiter que su padre quería enseñarle. Hubo una fuga de gas que hizo explotar el pequeño lugar en que se encontraban y murieron varios de sus compañeros ocasionales. El chico duró varios días dada su vitalidad, pero las quemaduras no perdonaron su vida y la madre estuvo ahí hasta el final. Tenía catorce años.

Ahora le tocó a ella caer bajo el pesado bus que cercenó su cabeza. Era una bella mujer colorina, color escaso en mi país. ¡Qué ironía cruel que fuera tan notable ese atributo del que sólo queda un recuerdo morboso!

Estoy impactada porque la conocí en su trabajo de mesera de un restaurante chino.

Dios sabe más. Fué rápido el final, y ¿quién sabe? se deben de haber acortado sus penas por el hijo malogrado. Que en paz descansen ambos y que su familia tenga paz y consuelo.




14 comentarios:

Winnie0 dijo...

¡Sobrecogedor!!! Un beso Ale

Fernando dijo...

Hola, Alemamá. Me gustaron estas palabras: gasfiter, colorina (pelirroja) y mesera.

Sí, Dios sabe más. Es mejor morir de golpe, atropellado por el bus, que no después de dos o tres años de quimioterapia cruel. Y ¿quién sabe lo que pasaría por su cabeza desde que murió el hijo? Quizá su vida ya no tuvo sentido, fue un mero esperar la muerte, sin mayor ilusión.

Bonita historia, en todo caso.

Joseph Kabamba dijo...

.
Pienso que es mejor morir como Dios ha pensado que lo hagamos.

Me uno a su oración.
Atentamente
Joseph Kabamba

Querubish dijo...

Que triste historia !! confío en que el buen Dios la tendrá a ella y a su hijo en su paz.

También confío en que el Señor sabrá dar consuelo a su marido, perder a dos personas queridas en circunstancias tan desgraciadas no es nada de fácil.

Que Dios los tenga en su Gloria !!

AleMamá dijo...

Winnie, la verdad es qeu es tan sobrecogedor, que es bueno considerar que partimos cuando está señalado y no hay nada más incierto que esa fecha.
Besos

AleMamá dijo...

Fernando, es curioso: escribí mesera porque consideré que es más universal que el mal usado "garzona" (femenino del anglicismo "garçon") que se usa mucho acá y que me da dentera....¿Cómo les llaman Uds a esas personas?

AleMamá dijo...

Joseph, siempre atento a una verdadera necesidad, y creo que oraciones es lo más necesario para ellos. Fue de improviso...¿habrá alcanzado a pensar en el Señor?

Saludos, querido amigo.

AleMamá dijo...

David, es MUY triste, porque la conocí bastante ahí en el restaurante. Son personas que para uno tienen nombre, colores e historia. Encomiéndala.
Besos

TORO SALVAJE dijo...

Que terrible.
Quizás descansó de tanto sufrir.

Saludos.

Anónimo dijo...

Recuerdo ese accidente, y me causo mucha tristeza, ahora que supe la otra parte, más aún.

Que Dios los tenga en su seno.

Tunito

AleMamá dijo...

Gracias, Toro. Sí ha sido muy impactante para mi dado los antecedentes.

AleMamá dijo...

Tunito, gracias, hermano mío. Te quiero mucho

Joseph Kabamba dijo...

Lo importante no es si estaremos más o menos conscientes en el momento de la muerte. Tiempo tendremos para mirar en los ojos a Jesús.
Benedicto XVI, al hablar del Juicio y del Purgatoiro en su encíclica sobre la esperanza, da unas pistas muy sabrosas.

Lo importante es el tiempo de preparación para ese encuentro amoroso.
Por lo que cuenta, esa señora ha tenido ocasión de aprender, pues amor se escribe con llanto.

De todos modos, un sacerdote que me ayuda accedió a ofrecer una Misa por ella.
Le paso el blog del hermano de ese sacerdote, pues como sé que usted es aficionada pienso que le gustará.

http://paranohacertelargoelcuento.blogspot.com/

Atentamente
Joseph Kabamba

AleMamá dijo...

Joseph, querido amigo, ¡gracias! lo mismo pediré que haga mi hijo sacerdote, pero no he hablado con él y no creo que haya tenido ocasión de leer mi correo.

"Amor se escribe con llanto" ¡uf! es verdad. Una frase para el bronce, indiscutiblemente.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas