Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 27 de octubre de 2008

Un Hombre, un Sueño

¿Qué te sugiere esta imagen?
Antes de leer mi historia posible, , cuéntame la tuya en un comentario. Luego, pasa a conocer lo que a mí me dice esta tremenda foto y pincha acá*





22 comentarios:

María Paz Ureta dijo...

La historia que me nace no es nada linda te contaré. De hecho, me da una pena atroz. No te quiero bajonear el blog. XD

Saludos, y espero que la tuya sea un poquito más dulce que la mía

Mónica dijo...

Impresionante la fotografía!! Es lamentable que en el siglo XXI existan personas en esa situación.

¡que pena! Bsss. Nos vemos.

Fernando dijo...

Abstenerse sentimentales.

El hombre es un buen hombre, trabajador y religioso, que vive en Madrid. Trabajó mucho, logró un buen puesto en una buena empresa, se casó con una buena chica y tuvieron un guapo niño. Como los créditos estaban tan bajos, se compraron una casa mejor en Madrid y un pisito en la playa. Ella se puso enferma de cáncer, él la mandó a operarse a Huston, todo en plan urgencia, no le llegaba el dinero para las dos hipotecas, no le dio tiempo a vender el pisito de la playa, se lo quitaron. Ella curó de la enfermedad pero decidió que había que vivir la vida, se separó de él (es un tipo algo aburrido), le pidió una gran pensión y le echó del piso, él se fue de alquiler, vivía humildemente. Se deprimió, dejó de rendir en el trabajo, le despidieron. Como es mayor de 45 años está perdido para el mercado laboral español. La esposa le ha puesto una demanda por no pasarle la pensión y porque como no pagaba la hipoteca le han quitado el piso, su hijo no le quiere ver porque no le compra videojuegos y se le ha acabado el seguro del paro.

Parece una historia fantástica, pero por desgracia cosas así ocurren cada día más, en Madrid y en todos los sitios.

AleMamá dijo...

Gracias a todos.
La foto es tremenda por el hecho de que a pocos centímetros, tras un vidrio, está lo que esa persona necesita más en ese momento.
Fue tomada en Argentina, en Buenos Aires por Ferípula. Puede pasar en cualquier lugar, y no siempre por necesidad; muchas veces es por elección propia, por vicios arraigados, etc. conozco de los dos casos.

No se depriman, más bien, invietan el caso y cuenten algo alegre, ¿por qué no? puede ser posible.

N e p T u n i a dijo...

Buenos astros ||

[ El contraste entre el tipo tirado en el suelo frio apenas con una delgada sabana, tratando de dormir mientras atras suyo se venden reconfortantes colchones a un precio inalcanzable para él ]

[ La fotografía bastante sugerente, sueño, hambre, pobreza, frio ] ... la hubiese preferido en blanco y negro*

un abrazo! te invito a :

peregrinacionesfotograficas.blogspot.com

[ NepTunia ]

Bohemia dijo...

...érase una vez un hombre sin cama, pero con muchos sueños que dormía enfrente del escaparate de una colchoneria para acomodar lo mejor posible su rico mundo onírico...

BSS

Ana dijo...

A mí me da a un hombre sólo, muy triste. En realidad más que a historia fantasiosa me da a realidad, porque veo cosas así todos los días...

AleMamá dijo...

Sí, Ana, no es fantasía ni hago un juego para divertirse sino para pensar. Esa persona que duerme al raso es de Buenos Aires.
Un beso

Desire dijo...

Esta es la historia de un hombre que decidió tomarse una siesta en el piso duro, frente a un escaparate donde se vendía camas supustamente confortantes que automaticamente de inducen al sueño. Lo hizo como una forma de demostrar que lo unico que una persona necesita para dormir es tener las ganas de hacerlo y que hay muchisimas personas (como yo por ej.)que tienen todo para dormir y no pueden hacerlo por a por b motivo.

Guillermo N. A. dijo...

Yo era... "normal"... pero un día, por fin, pude dar el salto... ese que muchos quieren dar y no lo hacen por temor... el temor amigos míos, es y no otro el sentimiento que más decide nuestros actos... y no es que haya dejado de sentirlo, pero en aquel momento pude liberarme "casi" de todo (el secreto es tomar plena conciencia de que todo lo que hagamos o dejemos de hacer traé todo tipo de consecuencias. Allá uno las que decida tolerar. Y que hay gente para todo... no seré yo quien redima al mundo ni tampoco pretendo imponer mi actitud como una panacea)... esto ha sido tal y como reza una canción... "¿Que's la libertad? / un juego para soñar / que juegas a no perder / y pierdes todo al ganar"
Yo gané... hoy por hoy no tengo, no poseo "casi" nada... lamentablemente estos "casis" que todos padecemos, son los que llegan a moler como piedra en el zapato... pero bueno es cuestión, como todo, de acostumbrarse... ya me estoy extendiendo demasiado con explicaciones que quieren, que necesitan ustedes y otros muchos para justificarse... pero que a mí no me interesa dar ni darme... no tendré un colchón, pero eres tú el que se ha fijado en eso... yo... yo VOY a seguir durmiendo... durmiendo hasta... hasta que algo, lo que sea, pase...

yeste lima dijo...

Otra paradoja más de la vida. En mi tierra hay un refrán que dice:"Al que tiene cama y duerme en el suelo, no hay que tenerle duelo", no sé si me equivoco pero creo que este pobre hombre, no tiene ni siquiera suelo, se acomoda en el trozo que le puedan prestar los demás y esta vez quizá eligió el sitio, para poder soñar que dormía en un cómodo colchón por una noche.

Tenías razón, se ve en todos los países.

Un abrazo.

AleMamá dijo...

Muy buenas sus intervenciones a la historia. Me encanta esto de los blogs, poder interactuar.
Desiré, Guillermo, Mónica, Mª Paz, Fernando, Neptunia, Yeste Lima,Ana.... gracias por hacer entretenido y "pensante" este sitio.

Terly dijo...

Cámara... Acción... Rodamos...
Si tus sueños son fríos, duros, si te levantas lleno de dolores, si no descansas lo suficiente, si la vida de noche te parece un calvario, nosotros tenemos la solución.

"COLCHONES TERLY"

La comodidad hecha colchón. Suavecito, suavecito, una caricia nocturna para tu cuerpo, el reposo perfecto para tu espalda. Nunca más pases una mala noche. Dormir en un colchón viejo es como dormir en el suelo. Dile adiós al dolor de lumbalgia, duerme siempre en "COLCHONES TERLY" Verás la vida color de rosa.
Vale, OK. hemos terminado el rodaje, ya podéis recoger la manta y los almohadones que habéis metido debajo de ella.

Benita Pérez-Pardo dijo...

A mi me da mucha pena cuando los veo por la calle. Siempre me pregunto ¿cómo han llegado hasta allí?.

Ayer, sin embargo, una amiga que trabaja en una agencia de empleo conoció a un vagabundo/trabajador que vivía de la caridad con unas monjas. Le contrató como mozo de almacén y se interesó por su vida. Las mojas le dieron "de estrangis" el teléfono de su hija con la que, años atrás había discutido, y les puso en contacto. El "vagabundo" se fue a vivir con su hija y durante años estuvo llamando agradecido a esta amiga mía.

Hay casos que tienen solución.

Saludos

Benita Pérez-Pardo dijo...

Fernando, que fuerte!

zocadiz dijo...

"Si hubiera trabajado más..."
"Siempre me gustó el camino fácil, en fin, sólo quiero dormir"

almena dijo...

ese escaparate sí que merecía un "alunizaje"
No merece ningún hombre posar sus sueños en el suelo.

Besos, alemamá

Militos dijo...

Me encanta este juego, Alemamá. Pero ya han escrito tantas buenas historias que es difícil dar con una más.

Dio todas sus pertenencias a los pobres y decidió probar su propia vida, pero tenía sueño y cayó rendido. Uno de los pobres que había recibido algo de lo que repartió, fue a buscar con que taparle y amorosamente le cubrió con la misma sábana que de él le había llegado. El hombre nunca despertó, pero desde el cielo pudo ver la historia retroactiva de la sábana de cuadros y a quien le protegió del frío. San pedro en la puerta le pregunta: ¿Qué premio quieres a tu acción de repartir tu fortuna? Y el hombre responde al instante: Un colchón, por favor.

¿Cual es el premio Alemamá?.
Me ha gustado mucho, un beso

AleMamá dijo...

Almena, la verdad es que es toda un atentación hacerles un alunizaje ahí, ¡y dulces sueños!
***
Militos, está muy buena tu historia. Felicitaciones.

¿El premio? vivir abrigada en la tierra y en el cielo toda la eternidad.
Un beso

maria jesus dijo...

Mi historia se titula "casi nada es lo que parece".

!Por Dios! ¿como es posible que en pleno siglo XXI ...? !y con el frío que hace! Y ese corrillo ahí charlando sin darse cuenta de nada. Voy a decirle que si quiere que le lleve a un albergue, aquí no se puede quedar.

A acercarme oí unas risitas contenidas "ji..ji..ji", escamado levanté la manta y aparecieron las caritas sonrientes de los mellizos de mis nuevos vecinos.
-¿Que haceis vosotros aquí? ¿Donde está tu madre?
-Esta en ese corro, se ha hecho amiga de mucha gente.
-Pero ¿que pasa?
-Que nos busca !Y no consigue encontrarnos!
-.........

P.D ¿Para que voy a contar el final de la historia? La madre, allí, delante de todo el mundo, le puso a los dos el culo como un tomate, a calzón bajado !Y a nadie se le ocurrió llamar al defensor del menor!
Fin

Ale, es tremendo y cada vez se ven más. Solo quería cambiar un poco el tema

AleMamá dijo...

Sí, Mª Jesús, es tremendo. Yo he pensado que, salvo tú, todos hemos pensado en un hombre adulto, pero también puede ser un amujer o un niño, inclusive. ¡Qué mundo!, y lo más complicado es que no es justo romper las vitrinas para solucionar una necesidad así. El dueño del negocio ha trabajado lo suyo apra tener su mercadería para vender y vivir, ¿o no?

Angélica dijo...

Creo que como tú dices Alemamá, muchas veces es la opción que ellos eligen. También es cierto que es la realidad de muchas personas que viven en la calle, pero también es cierto que no son pocos los que prefieren esa vida no?

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas