Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 14 de septiembre de 2007

¿Qué llevarías a una isla desierta?





Le he tomado algunas fotos a B. durante su obligado "contemptu mundi" por una fractura muy fea haciendo artes marciales, y ésta foto grafica lo que necesita un aficionado a la computación, los libros, los cómics y otras cosas para no sucumbir de aburrimiento por síndrome de carencia; ahí se divisa:
  • Notebook
  • Alimentos (galletas sin abrir)
  • Líquido (vaso de leche)
  • Teléfono fijo y móvil
  • TV con control remoto
  • Música
  • Libros
  • Carpetas de trabajo
  • Cómics
  • Analgésicos
  • Pañuelos
  • Crema para la sequedad de la piel por la cirugía.

Les pregunto a Uds. ¿Qué necesitarían o les sobraría?
Les pregunto en serio.
¿Me cuentan?


23 comentarios:

Cristian dijo...

Ale:
Interesante... aunque creo que de momento, no me llevaría nada... felicidades por la primera nieta de las tres docenas que esperas tener. Saludos a los papás y abuelos-. Bendiciones.

JHWH dijo...

Estamos tan enganchados a todas esas cosas -y más-, que quizá haya que preguntarse primero si nos iríamos a una isla desierta.

Abrazo.

El Verbo Sabio y Divino dijo...

A una isla desierta me llevaria La Biblia, y el logos, la palabra...

Mi beso,

M.

café de altura dijo...

La verdad es que difícilmente yo elegiría una isla desierta para escaparme, pero he estado aislada involuntariamente en una playa semidesierta, por una tormenta inesperada, y lo más que echaba de menos era una radio para saber el estado del tiempo y luego un celular que funcionara ahí, cosa que no sucedió. Biblia ya tenía, y comida y bebida, pero sentirse tan desamparados no se lo doy a nadie.

Violeta dijo...

Creo que me llevaría mi música... mi Mp3 sólo duraría algunas horas, hasta lo que dure la batería, tiempo necesario papezar a acostumbrarme a la música de la naturaleza...
Lo de desierta no me agrada mucho, preferiría vivir esa experiencia en buena compañía!
Besos

ojo humano dijo...

Una Biblia es obvio, un par de libros que todav�a no puedo terminar y en especial un manual que me ense�e a contruir un bote y navegar ... a otras islas desiertas, por cierto una radio a pilas y hartas id.
Un beso a tu regalo de Dios y deseo que pases unas lindas fiestas en buena compa�a.

Bohemia dijo...

La foto es muy gráfica y no le falta ni un detallito...A una isla desierta me llevaría crema solar, una gorra y una barca a motor para volver ¿que hago yo en una isla? Soy alérgica a los cocos, así que me moriría de hambre en el supuesto caso de que alguno cayera en mis manos y pudiera abrirlo...je!

BSS

Anónimo dijo...

No puedo creer la cantidad de pavadas que he leido. Confunden una isla desierta con una noche de soledad en el depto.

A una isla desierta: fósforos, sogas, cuerdas, cuchillos varios, herramientas, cloro líquido, una campera, clavos, martillo, y claro esta un libro: la biblia. Siempre es bueno tener papel para comenzar un fuego ¿no?

Lulu dijo...

Anónimo rioplatense: Las pavadas más grandes las ha dicho quién no tiene sentido del humor, ni imaginación para seguir un clásico juego inofensivo, ni mucho menos respeto por los símbolos sagrados de muchos de los que hemos participado acá.

Marina dijo...

Hola Ale, creo que todos hemos pasado y estado en esa isla desierta en algun momento, en sentido figurado cierto? Refiriendome a la isla en la que esta tu pariente por su accidente, creo que tiene todo en ese espacio para sobrevir... jeje.. El problema no es lo que nos llevamos a la isla, el problema es que no sabemos en que momento naufragamos y vamos a para por esos lares asi que me resulta dificil listar las cosas necesarias, ojala fue mas precavida, pero sabes que me alienta que siempre tenemos un angel,un amigo, un pariente que nos trae los recursos necesarios. Fijate tu pariente no previo que fuera a naufragar cuando salio a su practica de Karate, pero tu lo auxiliastes muy bien... Saludos...

la Harych dijo...

Recién te conozco a través del blog y ya te he añadido entre mis favoritos. Te felicito ahora por dos cosas la manera en que construís el blog y LA LLEGADA DE SOFÍA!!!!!!!!!!!! el ser abuela es un nuevo mundo de maravillas! que la disfrutes! te mando un abrazo y un beso
Vivi

pon dijo...

A una isla desierta?, pues una navaja multiusos, una sombrilla bien grande y una linterna o un chubasquero, jabón. Cosas prácticas, si me dejan algo más me llevaría un cajón de libros. ¿Qué no me llevaría?, bebidas alcohólicas, reloj o nadAa que hubiera que enchufar, para qué?.

alida dijo...

Me llevaría un galletas sin abrir mientras aprendo a sobre-vivir, linterna, coca-cola
Feliz domingo

PD/ estaba sin Pc aquí de nuevo

Churru dijo...

Si sé de antemano que voy a una isla desierta, lo mínimo para procurarme alimento (navaja, anzuelo, hilo, red,manta...). Cubierto el lado de las necesidades básicas, un buen libro bien gordo y una foto de mi familia.

Tanhäuser dijo...

He decidido otorgarte el premio "Blog Solidario". Espero que no te moleste.
Por favor, no sientas ninguna obligación por ello.

Un gran abrazo.

Lilian dijo...

Si es por un tiempo definido y me dan a elegir creo que llevaría el mejor cuchillo que pudiera encontrar, mi Biblia (obvio), un cuadenito y un lápiz de grafito, alimentos no perecibles, una carpa y saco de dormir, útiles de aseo y unas 3 mudas de ropa, una foto de mi familia. la soledad no me asusta mucho.
Si quedo por accidente en la isla desierta sin posibilidades de rescate creo que no sobreviviría mucho tiempo pues ni siquiera podría encender un fuego sin fósforos.

Saludos

modes amestoy dijo...

es difícil elegir, pero yo me llevaría a un amigo.
Un abrazo

Carina dijo...

...nada tecnologico.. para vivir un tiempo en tranquilidad..y alguien que me acompañe.. todos necesitamos con quien hablar.. si no preguntenle al de la pelicula el naufrago jajaj..

saludos

Guillermo dijo...

-
Hola hola...

Alguna vez fui de campamento por algo así como 7 días...
Al regreso, y sin realmente haberlo extrañado, lo que más agradable sentí fue el reencuentro con una regadera con agua caliente...

Lo de la isla desierta implica lo que preferiríamos tener si nos aisláramos del mundo por "el resto de nuestra vida", y sólo pudiésemos llevar unos cuantos objetos... cosa rara, sin considerar la "simple" supervivencia que, para fines del ejercicio, y de alguna extraña manera, estaría "automáticamente garantizada"... si lo pensamos un poco... resulta un juego sí, muy simple, pero con un arreglo bastante compicado...

... y anteriormente se seleccionaba acaso "un par de discos" para llevar a la isla desierta... con la actual capacidad de memoria portatil de que se dispone, creo que las posibilidades se van a cientos de discos, cientos de libros, y cientos de fotos... cientos de cosas... en virtud de lo cual de pronto me siento congestionado y con ganas de irme a la isla sin llevar objeto alguno...

Saludos...

P. D. Casi lo olvido de nuevo alemamá... Felicidades por Sofía... en este mundo de derechos innegables, pero orientados al egoísmo, reconforta mucho, mucho, la alegría que para muchos aún representa la aceptación de tan hermosa "responsabilidad"...
Muchas Felicidades...
-

almena dijo...

Yo... te cuento lo que me sobraría ¿si?
¡no me llevaría las carpetas de trabajo!
:)

Ahora en serio, que se mejore rápidamente.
¿Cómo está la muñequita de la casa?

Un beso!

Anónimo dijo...

hola... me estoy preparando para ir a una isla desierta sera muy emocionante pero sera asu tiempo ..llevare todo lo necesario
bastante comida solo la naturaleza y yo sera inolvidable ...

La vida es corta¡ Pero la eternidad es larga¡
¡animate¡

Anónimo dijo...

llevaria una navaja,muchos fosforos, ron en grandes cantidades, una chica re buena para poblar la isla, talvez un amigo y marihuana en grandes cantidades

AleMamá dijo...

navaja, bien; el ron para hacer que el fuego encienda seguro con tus fósforos,bien... lo de la chica y el amigo no vale, pues ya no sería desierta, y la marihuana, déjala en casa: hay que estar en la plenitud de los sentidos para salir de ahí.
Saludos muy sobrios.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas