Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 30 de septiembre de 2013

Ni un perro vago en Alemania

Triste imagen, por los perros y  mi país querido

Hará unos dos meses, en Quilpué, ciudad del centro de Chile, un hombre joven fue mordido por un perro vago portador de la "rabia" (hidrofobia), enfermedad que se suponía erradicada del país hará unos 20 anos por lo menos. Es un caso único, por otro lado, pues esa enfermedad es casi 100% mortal entre sufrimientos horribles, pero este hombre se va salvando y es tema de estudios científicos internacionales el porqué del milagro.

Sí, tenemos jaurías de canes vagos que se iniciaron -generalmente- por el abandono de los que alguna vez fueron sus amos y luego se cansaron de sus mascotas. La vida siguió para ellos procreando quiltros,* tan abandonados a su suerte como sus tristes padres. Y ahí tenemos el problemazo, a la vista de todos y, cuando se han querido erradicar por el peligro sanitario que significan no han faltado los amantes de los animales vociferando por la crueldad que podría significar el sacrificarlos por eutanasia canina, o esterilizarlos y mantenerlos en caniles encerrados. Qué se puede hacer, entonces? 

Acá, en Alemania no he visto NI UN perro suelto. Todos van con sus duenos que los llevan de sus traíllas, cosa que está mandada en Chile, pero..... tampoco se ven fecas de ellos por los paseos y veredas....

Averiguando, he sabido que los duenos de canes deben inscribirlos y para hacerlo deben tener al día todas las vacunas, controles veterinarios al día. Adenás les colocan un chip bajo la piel para una base de datos por si se perdiera el animalito; también por el tema de la responsabilidad de sus amos si las mascotas hicieran algún dano. 

Un último dato: acá hay que pagar impuestos por tener un perro. no sé porqué, pero pudiera ser para que los futuros amos lo piensen muy bien. 


10 comentarios:

AleMamá dijo...

CONSTE que yo he amado siempre a los animales y sólo tengo gatos porque son más independientes (y no pagaría impuestos en Alemania, jeje). Toda mi vida la he pasdo entre muchos perros y tan normales son para mi que no les temo y creo que puedo llegar a ser demasiado temeraria.

No tengo perro porque no tengo la paciencia que un animalito así requiere.

ojo humano dijo...

Tú conoces mi regalón
http://ojo-humano.blogspot.com/2012/11/amistad.html
(el grande) y ni en sueños se me ocurriría sacarlo a la calle, pese a que es manso y humilde, no hay arnés que le quede. Los perros de la calle en mi barrio son una bomba de tiempo, mejor ni te acercas, menos en la leva porque ahí parecen ciegos. Nadie se atreve a intervenir en este tema, vaya, menos en este tiempo de elecciones.

Gabriela dijo...

A mí me dan mucha pena los perritos callejeros, pero no me llega al punto de llevármelos a mi casa. Sé que hay gente que lo hace.
Espero que en Alemania la "solución" para no ver perros callejeros no sea "ponerlos a dormir".

susana dijo...

En algunas cosas Alemania tiene mucho que enseñarnos. Un beso.

Fernando dijo...

Me hizo gracia lo de "perro vago", Alemamá, como equivalente a "perro sin dueño": leyendo el título pensé que también los perros se dedicaban a poner ladrillos o a montar ordenadores, qué pueblo tan laborioso.

Terrorífico lo del impuesto, Alemamá: si el Ministro de Hacienda de España lee tu post, a partir de enero nosotros también pagaremos ese impuesto por perro.

AleMamá dijo...

Ojito Humano, Toyita, creo que me entiendes. No es falta de carino ni respeto, pero cada cosa en su lugar. "Una vez en las coloradas y no cientos en las amarillas", como dice mi sabia madre, y ordenamos el asunto y de ahí fiscalización para los duenos de mascotas. PObrecitos animales, qué culpa tienen, pero que son un peligro, lo son, tenemos tristes ejemplos de ello.

AleMamá dijo...

Gaby, la solución que haya sido acá ya la deben de haber tomado, porque ya no costituyen ni peligro ni amenazas sanitarias o de ataques y no sé cómo lo hicieron, pero ya está, y los animales bien cuidados y los amos responsables.

Ojalá en Chile lo logremos.
Un beso

dolega dijo...

Así debiera de ser en todas partes.
Yo vivo en pleno campo y todos los veranos veo como se abandonan cientos de perros (mi hijo ha visto a un coche lanzar a uno en marcha en plena carretera, que luego una vecina nuestra acogió).
Es terrible, los regalan a los niñops por navidad y cuando llega el verano y han crecido y no quieren pagar por dejarlos en una residencia canina los abandonan.
Besazo

esteban lob dijo...

Me hizo gracia el comentario de Fernando acerca del Ministro de Hacienda de España. Como en Chile estamos de elecciones, también algún candidato (o candidata, como se dice ahora), podría tentarse e incorporarlo a su programa. El único problema es que...tendríamos ..."nuevos" perros vagos.

René dijo...

El joven mordido por el perro en Qilpué es amigo del hijo de una persona que trabaja conmigo.

Creo que son cuatro personas en el mundo que se han salvado luego de contraer la rabia. están insólito que han venido expertos mundiales a verlo.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas