Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



miércoles, 2 de octubre de 2013

Nunca es tarde para aprender


Mi madre aprendiendo a usar su tablet. Cada día avanza.

Mi vieja cumplirá 85 este próximo noviembre. Come ella dice, tiene algo resentida "la carrocería", pero la cabeza la tiene impecable y cada día aprendiendo cosas nuevas o inventandose actividades para no aburrirse con tanto tiempo libre. Escribe recuerdos para que los conservemos nosotros. También inventa cuentos para sus nietos que le he ido publicando en su blog La Pluma de Irma Rodríguez Nuss, por si quisieran ver la verdad de lo que digo.

Ahora que tiene tablet ha dado en escribirnos correos entretenidos con las últimas novedades de su casa y su pueblo, porque vive sola en el sur de Chile, a 300 kilómetros de cualquiera de nosotros, por elección propia, pues luego de que mi padre jubilara quisieron irse de la Capital y volver a su pueblo, a lo que era de mi abuela.

Me enorgullece ese espíritu de superación de la mujer que me dieron por mamá, porque no ha cejado hasta ir "domando el artilugio ese", como le gusta decir, y yo sé que le ha costado.


9 comentarios:

Fernando dijo...

¡¡¡Qué bendición, Alemamá!!!

susana dijo...

Mi padre también consiguió controlarlo a su edad. Es bueno que podáis comunicaros. Un beso.

AleMamá dijo...

La verdad es, Fernando, qeu siento que mi madre ha sido una bendición más en mi vida y para ella es "un vicio" abrir el correo cada manana, dice.
**
Susana, gracias por venir y me alegro de que también tu padre sea del número de ese club de personas mayores que se animan en vez de restarse.
Besos

Milkus Maximus dijo...

Felicitaciones a tu señora madre de parte de un ilustre desconocido. Si llego a su edad, con la mitad de ganas y mitad de neuronas que ella, me doy por satisfecho ;)

ojo humano dijo...

¡Qué mujer!, de esas son las que necesitamos en Chile para que sea mejor. Un abrazo a tu madre y felicitaciones, que le siga haciendo empeño.

yeste lima dijo...

Desde luego un orgullo y un ejemplo a seguir por todos, no se vale dejarse ir con los años, y ella lo consigue día a día.

Besos, Ale.

Chelo dijo...

Admiro a las persona como tu mamá. Un abrazo

Gabriela dijo...

A mí me encanta ver a nuestras cabecitas blancas usando la tecnología como pez en el agua. Lo máximo tu mamá.

dolega dijo...

Me encanta ver a personas de edad avanzada, pendiente de no quedarse atrás en el día a día.
No es lo usual, pero hay una excepciones maravillosas.
¡Felicidades por esa madre!

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas