Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



jueves, 28 de octubre de 2010

Mal menor, ¿cómo distinguirlo?

Me voy a poner seria otra vez. Voy a dejar una explicación corta y sencilla para distinguir el mal menor tan confuso y mal aplicado por tantos hoy en día. Ojalá ayude.

Machiavelo

En política nos han acostumbrado a hablar maquiavélicamente del “mal menor” en el sentido de que “el fin justifica los medios”  tratando de hacer aparecer aceptable el mal si con él se puede evitar uno peor, y nos cuesta tanto distinguir y explicarlo a otros que he buscado un test para distinguirlo yo y que comparto con mis amigos:
  • Hay que distinguir si es algo que depende de mí o no.
  • Si depende de mí, no puedo hacer el mal. Ningún mal, ni por más pequeño que parezca. No es elegible. Punto.
  • Si no depende de mí y no lo puedo evitar, debo elegir lo que haga menos daño, o sea el mal menor en el verdadero sentido ético.
Me parece que queda fácil para el discernimiento. Fácil de entender, fácil de enseñar y muchas veces muy difícil de cumplir, pero es lo que se nos pide:  “Haz el bien y evita el mal”

12 comentarios:

Winnie0 dijo...

Fantástica reflexión Ale y completamente de acuerdo contigo. Vivir sin hacer mal....a eso aspiro. Un beso

Gabriela dijo...

Acá en el Perú, desde hace algunos años, nos hemos visto obligados a elegir el mal menor. Es un término de no muy feliz significado por estos rumbos.

Juan Ignacio dijo...

Buen punto. Gracias.

AleMamá dijo...

Gaby, creo que tu te refieres a elegir, por ejemplo, el candidato menos malo, y pienso que nos ha pasado a todos. En ese ese caso, estamos obligados a elegir porque no depende de nosotros, muchas veces, salvo que lo hayamos proclamado candidato.

Gabriela dijo...

Me captaste perfectamente, AleMamá... aunque sé que tu post iba por otro lado.
:D

Fernando dijo...

Firmo lo que dice Gabriela de Perú en el caso español. El Partido Socialista va haciendo maldades que el Partido Popular ni ha corregido ni va a corregir cuando llega al poder. ¿Uno debería votar en blanco o a partiditos pequeños que no pueden entrar en el Congreso? Quizá votar al Partido Popular sea un mal menor, pero es algo por lo que hay que pasar, hay un deber patriótico de echar a Zapatero, y no sólo por los temas morales.

Quizá en Chile sea más claro, quizá Piñera no sea un mal menor sino un bien, pero en general todo es muy confuso.

Gracia por un esquema tan claro, en todo caso.

hna. josefina dijo...

Muy bueno y muy claro.
¡Gracias!

Marta Salazar dijo...

Muchas gracias! Muy bueno! Muy instructivo!

PS: y si escribes algo sobre la omisión?

Muchos saludos!

AleMamá dijo...

Gracias, Marta y hermana Josefina. La verdad es que está fácil de entender...algo es algo

AleMamá dijo...

Gaby y Fernando: lo de elegir el candidato menos malo es global, y Uds. me lo han confirmado.

Saludos

AleMamá dijo...

Winnie, hay quienes tienen tan confusas sus ideas que no saben por donde empezar. Acá entrego algo que de una luz en forma sencilla.

Tu vienes de buena escuela. Gracias por venir

AleMamá dijo...

En un blog amigo que tiene un administrador muy inteligente , dice por ahí:

"el mal moral en un sentido propio, no se predica ni de las personas ni de las cosas, sino de los actos, y de los actos propiamente humanos, es decir aquellos ejecutados con conocimiento y voluntad."

Aclara el concepto en lo tocante a separar el error del errante.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas