Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 29 de mayo de 2006

Invierno en mis haikus

ascuas crepitan
en perfumados leños
calor bendito

frío estímulo
aureola vaporosa
manos frotadas


estío añorado
mantiene al desolado
árbol invernando





cambio estacional
cada luna a tu favor
gira la vida



bajo mis botas
el cristal quebradizo
de blanco desliz


aguas invernales
esperando nuevo sol
lagrimean lluvias




la fría escarcha
de perlas cristalinas
orna las plantas

el duro invierno
anida primaveral
proyecto en botón

7 comentarios:

Alemama dijo...

POST SCRIPTUM:
Nota uno.

He ido preparando esta entrada de a pocos o de muchos, pero ya la inspiración se hace larga y puede cansar a los que lo lleguen a leer. Por eso, aunque no se decide a llegar con todo su suave rigor el invierno en Chile (no corresponde ni la fecha aún) lo publico hoy cuando tenemos por todos lados los cálidos colores que nos arropan en otoño.

Nota dos: Mis "haikus" han sido hasta ahora sólo un intento de la primera regla que es que reflejen poéticamente un instante, un chispazo en forma minimalista y sin rima y además yo les quito casi todos los artículos y no tienen puntuación alguna.

Iré intentando, con el tiempo, hacerlos más de estilo clásico, con su rima 5-7-5 aunque la temática seguramente será latinoamericana o mestiza como todo lo nuestro.

Alemama dijo...

¿Cómo cuentan las sílabas métricas Uds?

Ese es un gran problema o "desproblema" en el tema de los haikus, pues he visto cultores famosos del género, como Benedetti, en que usa o deja de usar -a piacere- los diptongos y las uniones de vocales finales con la primera vocal de la próxima sílaba, que, me enseñaron en el colegio, y con buena nota, que se contaban como una sílaba salvo que estén acentuados, etc.

No me parece mal la libertad, pero si uno desea hacer haikus con métrica clasica, ¿cómo cuenta?

Les dejo un ejemplo de Benedetti:

después de todo
la muerte es sólo un síntoma
de que hubo vida


En mi concepto acá tenemos unos versos 6-8-5 y no 5-7-5 que es lo clásico

¿Qué opinan los más doctos? Espero su opinión, de verdad.

almena dijo...

Magnífica colección, Alemama. También cumples otra de las reglas del haiku, y es que suelen tener que ver con la estación del año.
Yo veo en ese de Benedetti
7 - 8 - 5

un beso!

La hormiguita dijo...

Sin palabras, me quedo
-en este momento
despejado y cálido-.

Alemama dijo...

Gracias, Almena y Hormiguita.
¡Desearía tanto ser buena en esto, pero hay que practicar y no desanimarse! En eso estoy :)

EMFÀTIC dijo...

Me lo he leido dos veces sintiendo cosa diferentes, pero probaré con una tercera!
Felicidades

Alemama dijo...

Gracias, amigo Emfàtic -pienso que eres hombre- pero ¡escribes en catalán! y mi castellano no da para entenderte cabalmente!
Saludos.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas