Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 30 de junio de 2007

Contigo, ¿pan y cebolla?


Tu matrimonio, tu proyecto de vida

He hablado mucho de familia y lo que de ella se deriva: hijos, nietos y todas las cosas que rodean esta institución que tantas horas felices y ocupadas conlleva.

Cuando nos casamos con mi esposo, estabamos tan enamorados y teníamos las cosas "¡tan claras!" con mi novio, que ni por la mente se nos pasó en hablar algo más que no fuera de la luna, las estrellas y lo felices que seríamos casados, como ha sido en la realidad. Sabiendo más del mundo, me espanta la falta de realismo durante el tiempo del noviazgo, cosa que desearía que los nuevos enamorados tuvieran en cuenta, y como he encontrado un artículo sobre ello, me permito copiar unas preguntas clave para la realidad actual de la que he venido hablando algo, y, como quisiera que mis hijos se las hiciesen, las dejo planteadas acá. ¡Aprovéchenlas! Vale la pena hacer el ejercicio.



¿Cómo ven su matrimonio en 10 años, en 30, en 50?
¿Cuántos hijos quisieran tener?
¿Y si no llegan qué van a hacer?
¿Si viene un hijo con alguna enfermedad?
¿La esposa va a trabajar?
Cuando vengan los niños… ¿qué piensan hacer si la mamá trabaja?
¿Cómo van a educar a sus hijos?
¿Qué tipo de escuela quieren para ellos?
¿Cómo mantendrán vivo el amor y la ilusión que ahora tienen?
¿Qué objetivos buscan y basados en qué valores?
¿Para qué se casan?
¿Qué va a alimentar su vida en común?
¿Cuál será el sentido que quieren darle?
¿Qué lugar le van a dar a las respectivas familias de origen?
¿Qué van a compartir con sus familias y qué van a mantener en privado? ¿Qué tiempo les van a dedicar?
Hablen del dinero: ¿Cómo lo van a manejar?
¿Es tuyo, mío o de nosotros?
¿Quién lo va a administrar?
¿Cuales serán sus prioridades para gastarlo?
¿A los amigos, qué lugar les van a dar?
¿Qué lugar le van a dar a la sexualidad?
¿Qué es lo que más los une?
¿Qué es lo que más los separa?


Vean el artículo completo (es corto) acá*

18 comentarios:

Alemama dijo...

Adicionalmente sugiero averiguar si reponen el papel higiénico; si colocan su ropa usada en el cesto destinado a ella; ¿tapan el dentífrico? ¿Les gusta que les rasquen la espalda? en fin, luego no digan que no les pasé el dato :P

modes amestoy dijo...

hola, alemana, llegó y me veo rodeado de preguntas.
Yo llevo 24 años de casado, tengo tres hijos-as y me va muy bien.
Al final, me parecen demasiadas preguntas y echo en falta una:
¿estás dispusto-a a mejorar y trabjar tu amor día a día?
Un abrazo

Alemama dijo...

MODES: ¡tienes más que toda la razón,amigo! Vengo de tu página increíble y se ve que practicas lo que dices.
Un abrazo y sigue deleitándonos con tus rectas y poemas ;)

MentesSueltas dijo...

Demasiadas preguntas, pero necesarias... en lo que a mi respecta opino muy similar a modes... debemos alimentarlo cada día (no es una frase hecha).

Te abrazo
MentesSueltas

alida dijo...

Eso hay que trabajar el amor día a día, aunque pasen años siempre hay algo nuevo por conocer, primeros los hijos y después cuando llegan los nietos, hay etapas el cual hay que alimentar en toda pareja
Un abrazo!!!

El Churruán dijo...

Pues algunas de esas preguntas deberían plantearse previamente, sí, mucha razón Alemama, porque luego la convivencia enseña otras realidades que no veías en la persona amada hasta entonces. Jaja lo del tubo de pasta de dientes, y el tapón de los champús debe ser universal :D

Alemama dijo...

Este post salió muy didáctico, ¡pero es tan necesario actuar con realismo! Casarse es una opción para toda la vida. Si luego se fracasa, por lo menos haber puesto los medios a la mano de cualquiera.
Si no podemos --o no queremos-- hacer este ejercicio, OJO, algo huele mal, y "por la víspera se saca el día", dicen por ahí.

Irantzu dijo...

Muchas de esas preguntas son aplicables a la convivencia en general.
Yo creo que lo básico es el amor y las ganas. Pero eso es redundante, porque si hay amor, si hay necesidad del otro, entonces las ganas están, aunque tropieces en la rutina, en las peleas por nimiedades, en las diferencias de pensamiento o de costumbres.
El problema es cuando no hay ganas, o como dices tú, cuando no hay realismo y apenas se asoma un problema la gente tira la toalla, se decepcionan porque el amor de cuento no funcionó y listo. Quizás sea que esa gente no alcanzó a conocer eso que llaman amor.
Esa es mi pequeña reflexión del día.
Gracias por hacerme reflexionar.
:-)

Gabriela dijo...

Mira, yo me pongo a pensar en todas las respuestas de esas preguntas, y me digo a mi misma: Cuando realmente se esta enamorad@, tu crees que tienes cabeza para eso?? jejeje...es dificil, verdad?. De todas formas los consejos no estan demas y pensar en un buen futuro, tampoco!

Gracias por compartilo, un abrazo =)

Dammy dijo...

Menos mal que no se hablan de muchas cosas en el noviazgo sino, muchas menos bodas habrían, jejeje...

En mi caso ya llevo más de 2 años conviviendo con mi novia... y me casaría mañana mismo... si no fuera porque no lo considero necesario para saber que es la mujer de mi vida.

Un blogbesico.

Alemama dijo...

Gabriela ¡Justo por lo que dices es que lo publiqué! porque como uno está "en otra" no tiene tiempo para pensar en lo que realmente importará a la larga para hacer de ese lindo amor algo realista que le de consistencia. Las burbujas del noviazgo están bien: son hermosas y necesarias, pero no lo principal.
Un abrazo grande ;)

Dummy si llevas dos años conviviendo con tu novia, ¿qué diferencia hace que te cases con ella si es la mujer de tu vida? El compromiso es un resello de lo que dices. Un compromiso de conservar ese amor así, y para ello --o para seguir la convivencia pues despertares habrá igual-- es que es necesario pensar estas realidades prácticas y poco románticas si quieres, pero no inútiles. :blink:

¡Ay chicos! es que amo la institución familiar! ¡qué quieren que le haga! es de lo mejor de la vida y requiere mimos. :love:

Mauro dijo...

¿Servirá preguntar tanto en verdad?, ¿será posible de que las respuestas serán idénticas al modo de actuar que tendrás al estar casado?.

Coincido con dammy, pienso que la realidad es tan fuerte que con tanta pregunta se casaría aún menos gente que hoy.

No mas realidades, queremos promesas.
:)

Besos.

Lulu dijo...

Queremos promesas, pero realistas.
No estás de más poner cabeza a las cosas importantes de la vida.

loreto dijo...

Hola Alemamá:

Estoy de acuerdo en lo escencial de la institución del matrimonio, y me entristece ver a algunas mujeres urgidas porque "ya se les pasa el tren" o porque prefieren estar con una persona con la que no juntan ni pegan por miedo a quedarse solas.
¡Es como teletranportarse a inicios del siglo pasado!,y eso que nos creemos super modernos.
Te confieso que se me ponen los pelos de punta cuando leo artículos sobre el verdadero significado del matrimonio cristianos. Es una institución bellísima, y está cimentada en conceptos muy parecidos, sino es que iguales, que los de la consagración religiosa.

Anónimo dijo...

Loreto: ¡Qué gusto tenerte en mi casita! ¿Terminando el semestre? ¿Muy duro? ¡Suerte!

Lo de la comparación del matrimonio a la vida religiosa no es irreal, al contrario; me parece que los dos estados están equiparados pues son compromisos de por vida y eso puede sonar escandaloso a muchos que no quieren tomar radicalmente ninguna elección qu epara mí, son parte dl amor.

Un beso, Loreto.

Alemamá. Este PC tiene algo qu eno me abre bien las ventanas de Firefox. No pude ni acceder con mi identidad acá.
Ojalá salga legible, pues no puedo revisar lo escrito :blink:

pon dijo...

Es lo bueno del noviazgo, la inconsciencia y el enamoramiento. Son preguntas muy buenas pero la vida te va cambiando, cambia a los dos, los hijos, los años......Yo creo que lo mejor del matrimonio o la pareja, cuando llevas muchos ños, es procurar conservar algo de esa inocencia, algo de el enamoramiento, o al menos, si sabes reenamorarte cuando la vela se apaga, la cosa va bien.
Eso y un respeto enorme cada momento.
Y limpar los pelos de la bañera, imprescindible.

Alemama dijo...

¡Esta Pon! dices muy bien dicho lo que dices, sea del tema que sea. Gracias.

Aníbal dijo...

Estupendo post. El matrimonio es un paso muy serio al que hay que llegar con cosas importantes ya habladas. Saludos

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas