Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 22 de septiembre de 2006

¡Cómo se pasa la vida....! Segunda parte

Al despertar hoy, me he encontrado con unos interesantes comentarios de mis corresponsales. Son tan ilustradores junto con el de Mary Rogers y el de Tere, que creí que ameritaba una segunda parte el tema nada más que para remitirlos al post anterior en sus comentarios y dejarles mis largas respuestas como entrada acá.



Altisidora, bacán, amiga, yo sabía de tus deseos y si, pongamos por caso, no hay tanta plata, ¡qué más da! se demoran en ser onerosos los hijos y el Estado tiene ayudas para el que lo requiriera que no creo que sea tu caso. Es que uno o el entorno te ponen tantas exigencias que si las piensas, HONESTAMENTE, con un soplo, ¡vuelan las pastillas!
¿Ya estás bien? Fíjate que yo pensé hasta en esto cuando estabas con el diagnóstico en "veremos". Cambia la perspectiva cuando se te remece el piso, ¿eh? Felicidades,
jamás te arrepentirás, te lo firmo.

*************


Siempre el sur Difícil tema, duro realmente, y difícil de tratar salvo siendo honestas, palabra clave, según escribo.

Mucho de lo que dices yo lo pienso también. Sobre todo eso de que hay muchos modos de ser madre, pero sólo hay uno previsto y natural que es serlo biológicamente y ¡es tan rico abrazar, formar, darle lo mejor de ti a unos seres que te dirán mamá, te quiero, ayúdame, etc. y a los que en su momento tu podrás decirle lo mismo salvo "mamá", le dirás "HIJO, te quiero, ayúdame, ¿qué opinas?", sabiendo que te dirán lo más acertado porque te aman en general (no está garantizada ni la generosidad ni la empatía en todo caso).Correr el riesgo es generosidad.
Lo que siempre he considerado triste es el hijo único por opción. Es injusto para ellos por negárseles una familia más completa donde son necesarios sus pares también, y he visto demasiaaaaaaados ejemplos en que el no dárselos no se perdona, pues lo que se pensó tanto para terminar negandoles esa legítima compañía no lo digieren nunca. También lo firmo.

*************

Estarjo Está más que demostrada la relación con otros males, y mientras más estudian y afinan lo conocido, más inconcebible es que hagan que las mujeres nos arrieguemos tanto, pues es tener permanentemente tu cuerpo y naturaleza de mujer tensados por un funcionamiento antinatural, anómalo física y síquicamente, y en algunos casos como los católicos, hasta religiosamente, pues la vida y la muerte las regula Dios.

Mis hormonas son de reemplazo, son estrógenos (no tengo ovarios) y dudo de que sean exactas a las propias, pero mis médicos no han dicho nada en contra y no fue una opción. Fue enfermedad complicada.

En fin, lleno de aristas el tema, pero jamás se arrepentirán de ninguno de sus niños. Yo tengo cinco y no me sobra ninguno, palabra. El corazón es stretch, elástico de un modo increíble, tal como dice indirectamente Siempre el Sur, pues ser madre de otro modo también implica agrandarlo para recibir al que no es de tu sangre con verdadero amor maternal. La duda que me cabe es que si no se recibe a los propios, ¿se recibirá por opción a los ajenos? Será raro, pero sé que no imposible. ¡Es que tenemos tanto que dar!

Cuando se es joven, con uno basta, pues deja todo el tiempo para otros proyectos, pero el tiempo pasa como en mi linda cajita de hormonas y va quedando esa calavera sin ese diente del día que ha pasado, y cuando se nota el vacío, ¡no hay vuelta atrás!

Para terminar, gracias por el dato de los garbanzos. Me gustan y no tenía idea que tenían esa facultad :)

Gracias, gracias, gracias a todas por enriquecer el debate. Espero no ofender, sólo iluminar de un MODO que no está de MODA.

***********
Sobre lo mismo:
¡Como se pasa la vida.... I parte
Al hijo no engendrado

************
Post sriptum



Sin palabras adicionales

10 comentarios:

Tere dijo...

¡Ya lo vi! pero claro, como lo iba a ver si aún no salía ese post en mi ordenador. El último que aparecía era donde firmé, ya decía yo. Gracias!!!!

Paula460 dijo...

gracias Ale por tu visita... y dejame decir que me ha dejado impresinada tu blog. el acierto de tus reflexones.
acerca de la maternidad...
y de todo.
yo creo tb en la maternidad. y como dices, ningun hijo sobra.
pero es una cosa sin garantia de retorno: tu los amas por que si, los deseas porque si, los cuidas, les enseñas, los nutres solo porque es rico hacerlo. nada garantiza que vendra algo de vuelta.
asi es que cuando viene... es super rico!
yo creo que un debe lanzarse sin mas a la maternidad y tener fe. Si crees en Dios, tener fe en Dios que no desampara, pero siempre tener fe en ti misma, en todo tu potencial y capacidades.
Una vez un pariente politico me decia que no podia tener hijos aun con mi pariente sanguinea (su mujer) porque el kilo de guagua era demasiado caro!!!
casi me da un soponcio. como es posible medir la vida en kilos y pesos?

maite dijo...

escribi un comentario y al parecer se borro...

te decia, ale, que este es un tema muy presente en mi vida, como no iba a serlo!. el reloj de "aquella cajita" suena y a veces muy fuerte.

a mi me es dificil separar las ganas de ser madre de las circunstancias que veo se encontrárá un hijo en este mundo mio.no se aun si mi mundo es digno de recibirlo... pienso que me diras que si, pero creo que no en todos los caso la respuesta es afirmativa.

de todas maneras, sé que el hecho de no haber vivido la maternidad es la causa de que me cueste entender-sentir ese "lanzarse sin mas" del que habla paula...

son miedos, nada mas...ni nada menos...
un abrazo muy muy grande querida amiga

Alemama dijo...

Maite si tienes ganas de ser madre y tejes, jejeje, entonces ¡manos a la obra! a hacer ositos y chales, escarpines y gorritos a mano.

Nuestros hijos son parte de nuestras circunstancias y participarán de ellas y serán SUS circunstancias, como nosotros lo somos de nuestros viejos, con todos sus defectos, carencias y grandezas: nadie es perfecto y si esperáramos a serlo....¡uf! se acaba la humanidad.
Un beso sinceramente gordo. ¡Ánimo "que se puede"!

*********

A Paula 460 la verdad es que este loco mundo está así: economicista hasta para lo más bello. Lo que te dijo tu pariente me recuerda que un personaje me preguntó al verme con mi amadísimo hijo menor en brazos "si había sido un accidente" ¡desubicado, ordinario! y hoy es un "honorable" parlamentario. ayayayayayayyyyyyyyyyyyyy

estarjo dijo...

y porque no se plantean soluciones en las que la mujer no salga perjudicada? Cada uno tiene unas cisrcustancias y no se puede opinar sobre ellas, pero por que no se buscan otras soluciones? ayudas a las familias, tanto economicas, como sociales y profesionales. Hay que buscar alternativas,cuales? no lo sé pero en algunos paises lo están intentando...

sinretorno dijo...

Que bueno lo que dice de las madres. Usted hace mucho bien, abrazo

Alemama dijo...

Creo que la gran deuda de la sociedad hoy es con el papel de la mujer en su seno.
Y mientras la mujer no distinga y acepte su diferencia con el hombre, dentro de la igualdad en dignidad, no nos respetarán y con razón. Por eso hablo de estas cosas, desde mi ser femenino y digno por ello.

siempre el sur dijo...

Estimada Alemama, se agradece la forma en que se puede venir acá y plantear lo propio, a mi me parece que está bien, que cada opinión es valiosa y si se expresa desde el respeto y la coherencia que mejor. Ayer justamente hablabamos con una amiga de esto, de las decisiones que tomamos y del como nos hacemos cargo de ellas, para mi no tener más hijos es importante, y no me parece mal porque de sobra lo he pensado, pero no quiere decir que no lo consideraría si algunas condiciones en mi vida sufrieran transformaciones. Mi hijo siempre a querido hermanos pero yo le he criado practicamente sola, y los hijos creo que idealmente deben ser concebidos en el contexto de pareja, incluso pensando que si la relación acaba, al menos contar con la tranquilidad de que tendrás un padre presente que apoye en la crianza. Es otra manera de mirarlo, los hijos nos enriquecen como mujeres, pero no son solo nuestros, aunque les llevemos en el vientre, creo que es importante pensarlos en familia. Pienso en las muchas maneras de ser familia, no solo desde lo sanguineo, a eso me refería más especificamente, como seres sociales tenemos responsabilidades con los niños y su educación, no solo con "nuestros" niños.
Suelo no extenderme tanto en mis comentarios pero el tema me ha motivado mucho.
Gracias nuevamente por este espacio que efectivemente es como indica su nombre "despejado y cálido".

Alemama dijo...

Querida Siempre el Sur ¡Qué dolores, amiga! te comprendo en particular, pues al hacer de padre y madre hay una injusticia para todos: las madres que deciden _a veces_ serlo solas y el hijo necesita referentes masculinos. Padres ausentes por rechazo femenino que se está viendo mucho y es muy injusto con la prole (en singular, generalmente); o por el clásico abandono del macho cuando ha hecho su placentera parte en el susnto. En fin, voy terminando y con mucho criño para ti. Ojalá se te den las condiciones para hacer una familia más contundente, con presa, papa, choclo y enjundia, ya que estamos en el mes de la Patria en Chile.
Un abrazo.

Alemama dijo...

Se acabó el debate. Ya no seguiremos en esto hasta otra oportunidad si lo amerita :)

Un abrazo a cada uno y a respetarnos todos si tenemos suficientes razones para ello.

GRACIAS, cyf

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas