Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 23 de noviembre de 2007

De comentarios y Trolls

¿Se han fijado que en general los comentarios son favorables para los posteos? Si no es así, es raro que los pongan: un problema menos, y la pereza gana. Claro, no se trata de andar escribiendo antipatías por puro mal del hígado, pero si uno discrepa, ¿por qué no decirlo con respeto? Algunas veces lo he hecho, eso de dejar una protesta o argumentar diferente a lo posteado, y no es bien recibido por algunos. De vuelta, no suelen responderte en tu sitio, sino en el suyo, por lo que si deseas saber la respuesta debes regresar para recibir el baldazo que no esperabas....aunque a veces sí, lo confieso. Por suerte ahora existe la posibilidad de mantenerse al día marcando la casilla que Blogger nos ha dejado para ello.

Hay temas que suscitan una benevolencia general sorprendente por lo injuriosos que pueden ser para personas o grupos, y sin embargo el éxito está garantizado aunque pateen la honra ajena en el suelo. Y ¡guay del que diga algo que se escape a la rasante! Con llamarlos "nazis" o "dictatoriales" o "fundamentalistas" ya quedan baldados para opinar. He visto casos así, lamentablemente, y en forma muy injusta, porque hay nazis y otras yerbas venenosas como muchos "ismos" en la red; la humanidad tiene de todo, es verdad, pero no es cosa de que impongamos etiquetas como un modo sencillo y eficaz de sacarlos del medio sólo por no opinar como el posteador.

También hay comentadores en negro, que por anónimos no puedes seguirles la pista, y si pudiera me da lata, ¿para qué? total hay moderación de comentarios si lo deseara, cosa que no supo una chica mexicana amorosa y limpia, la cual debió cambiar de dominio por un comentarista en negro, que no la dejaba en paz y ahora que la he encontrado en este mar sin orillas de la red, no acepta comentarios, ¡ni para hacerle saber mi simpatía!

Otra cosa son los comentadores en azul que no dejan su nick, pero sí su página, y yo no los considero anónimos: simplemente no desean llenar a sus favoritos, o no tanto, con su bella imagen de perfil dando vueltas por ahí. Yo soy de esas en algunos casos, pero me ha pasado que he olvidado poner un nombre alternativo para que salga en azul y lo han tomado en forma poco amistosa, y ¡uno también comprende! hay muchos que sí se toman su tiempo para poner una pesadez gratuita, por molestar; tampoco faltan aunque no son la norma.

Por último está el comentador en gris que no desearía hacerlo, pero que dada la reacciones en temas que suscitan pasiones como política, filosofía, religión, o creencias de cualquier tipo que no sean " lo que se lleva" como el tabaquismo, por ejemplo, no se identifica para evitar ser víctima de la intolerancia que campea. Como oí decir por ahí: "se tolera todo, pero no se perdona nada".

Otra cosas son los demoledores de un blog elegido por quién sabe qué razones inconfesables. Tengo una amiga bloguera que fue atacada por un personaje así que la acusaba ¡de homosexual! haciéndole la vida imposible en su buen sitio. Cansada, cambió de URL, pero ya no es lo mismo. Muchos la perdieron.

Bueno, así es este juego y estas son las reglas. Sólo son pensamientos en voz alta a una hora muy tarde y donde el cansancio algo tiene que decir también.

En resumen, ¿qué me gustaría? Respeto ante todo y comprensión: nadie es moneda de oro para caerle bien a todos todas las veces.

En general la gente es buena, y de la discusión --no de la descalificación-- sale la luz.

*****
Mi amiga Gem@ acota que hay comentarios naranja, que --según ella-- "son los de las personas que a lo largo del tiempo se convierten para nosotros en personas entrañables."


25 comentarios:

Alemamá dijo...

Este es un post viejo. Lo he reciclado porque la inspiración anda más de baja que lo contrario, y como casi nadie lo vió, me aprovecho de pulirlo para que aporte algo, ya que de blogs he hablado últimamente.
Paciencia.

ojo humano dijo...

En general no comento mucho, en la vida real también. Hoy leí en mis reflexiones que "de la abundancia del corazón, habla la boca". Podríamos decir "escriben los dedos" y trabajo por la pureza personal. Quiero hacer mío ese pensamiento del a. Pablo:
"todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto pensad".
(Estoy bien "canut" por estos días, dbe ser el calor).

Conste que no escribo porque me crea mejor que nadie, simple, me gusta tu blog y lo que escribes.

Con cariño.

cielo azul dijo...

Tienes razón yo no lei tu post el cual me gusto .. aunque no entendi muy bien al comentarista en gris, ya me habia percatado de algunas situaciones que comentas, en uno de mis post necesitaba que me regañaran por asi decirlo o que me sacaran de mi error... a veces es bueno saber lo que opinan los demás!! Total que todos me dieron la razon!!!! Honestamente me desilucionó, en fin buen post y muy cierto!!

Saludos!!!

Alemamá dijo...

Toyita, me honras con tu opinión; gracias, y ¡qué importa que hables de lo que te llena! ¿no era que 'de la bundancia del corazón habla la boca'?
Un abrazo cálido, como el clima. :P
***
Cielito Lindo: Los comentarios en GRIS para mí son aquellos que no pueden --por razones atendibles, como la intolerancia del posteador-- opinar con libertad, pero no ofenden con mala intención. Querrían identificarse, pero por mejor, no lo hacen.
Un beso
***

alida dijo...

Ale, hoy le decía a una amiga que la iluminación para hacer un post se me evaporo, y creo que es la situación el cual estamos viviendo, mi blog no lo quiero hacer de política pero en estos momentos ufsss
Un beso

bajamar dijo...

Hola Ale...yo no término de ubicarme con esto de los blogs y las respuestas, a veces respondo a veces no, no por falta de interés, sino de acceso. A veces los comentarios me parecen como la llamada de un amigo que la espera de vuelta con cariño, otras veces parece que son solo impresiones que se remiten exclusivamente a lo leído, en ese caso no hay otro lugar que en el mismo...estoy de acuerdo contigo en eso de que cuando uno disiente debería poder decirlo libremente, pero a veces, en lo subjetivo de las percepciones podemos meter la pata irreversiblemente...talvez siempre todo dependerá de como y de quien venga, no sé

Respondiendote en tu sitio, (devolviendo tu grata llamada) por aquí el sol se ha dejado sentir gratamente estos últimos tres días pero ya sopla un humedo viento de travesía que anuncia aguaceros y nubes para los que siguen. esta noche no hay estrellas, es una pena, se extraña el sol y se disfruta cuando está, todavía es un poco mas amigable de lo que se sabe de allá...espero que venga resuelto en el verano y se quede unos días más con sus choclos y sus melones (tuna)

un abrazo desde mis intermitentes idas y venidas

Gem@ dijo...

Siempre me ha dejado un mal sabor de boca cuando dejo un comentario y me encuentro con moderación de comentarios. Pienso que el respeto y la libertad de expresión no están reñidos, si exponemos en público lo que escribimos también debemos estar preparados para recibir las críticas u opiniones aunque nada tengan que ver con las nuestras.
Otra cosa es lo que has contado sobre esa chica mexicana y otros tantos casos que a buen seguro hay.
Creo que faltan colores para definir los comentarios Ale, vamos a ser optimistas y con una pizca de fantasía y tu permiso voy a añadir los "Comentarios naranja"
Los comentarios naranja son los de las personas que a lo largo del tiempo se convierten para nosotros en personas entrañables.
Son esos comentarios que nos dibujan una sonrisa nada más ver el nombre o apodo de quien comenta.
Son comentarios alegres, sinceros, cargados de energía positiva y buenos deseos.
Esos que aparecen de tarde en tarde, que los comparamos con las estrellas porque a pesar de no verlas sabemos que están.

anamorgana dijo...

gracias por tus palabras en mi blog, se agradece.Me gustó lo que escribiste, la critica constructiva se agradece.
Pero dicen,´´ si no tienes nada bueno que decir calla``
abrazos anamorgana

Churru dijo...

¡Ay los trolls! Hasta ahora he tenido suerte, y no me visitan; me resisto a incluir medidas disuasorias a la hora de comentar una entrada, como el sistema de seguridad ése de las letras, o exigir estar registrado en gmail (no todo el mundo lo usa). Quién sabe si en futuro tendré que recurrir a ello, espero que no me pase. Es verdad que el casi 90% de los comentarios son favorables, por eso me gusta de vez en cuando un diálogo abierto y educado como el que hemos tenido por mi casa hace un par de entradas. Me gusta que la gente exprese su opinión aunque sea diferente a la mia, un diálogo siempre es enriquecedor. Y para que veas que no siempre te doy la razón ( :) ) creo que si una diferencia de opinión empieza en un blog, debe terminar en el mismo, no contestarse de uno a otro blog, porque así la gente sigue las intervenciones de una manera más directa y cómoda. Y sobre todo porque estará relacionado con la entrada que motivó esa diferencia.
Saludos, Ale!

hna josefina dijo...

Alemamá, una cosita: Para mí el la respuesta al comentario hay que dejarlo en el lugar donde está el primero; porque así se puede seguir el diálogo -y el argumento- entre todos los que comentan. En todo caso, en el blog del que escribe, si querés, avisale que lo lea.
Y, por otro lado, si lo hago en el blog del que escribió en mi entrada, queda descolgado el tema porque nadie leyó lo anterior.
¡Saludos!

Bohemia dijo...

En definitiva, libertad para expresarnos y respeto por quien escribe. Un abrazo, está bien eso de reciclar cuando las musas se toman un descanso...BESOS!!!!

Irantzu dijo...

Que divertido que yo justamente venía a agradecerte tu comentario en mi blog, y a avisarte que te respondí algo ahí... :-)
Como dice alguien más arriba, si te respondiera aquí, quedaría fuera de contexto, y si respondiera allá sin avisarte, correría el riesgo de que nunca me leyeras...
A qué parte de Alemania vas??? Pasarás Navidad allá??? Entonces este año estamos al revés! ;-)
Llevate un buen abrigo, porque al menos en la ciudad de donde vengo están con unos míseron 2 o 3 graditos... ¡¡y yo feliz con mi primavera te imaginarás!! :-)

Alemamá dijo...

Alida: Paciencia, amiga; ya pasará la baja inspiracional. Mientras ¡a votar y hacer votar! ruego por Venezuela.
***
Bajamar: sí, la verdad es que lo que han dicho acá merece matizar eso de responderte a domicilio. Es que me han dejado hasta ofensas por algo que he dicho, con el coro de los que asienten 'por defecto' por no desmarcarse a veces de la mayoría de turno, y lo encuentro injusto, pero vale que el debate está allá, sólo que podrían avisarte. :duda:
***
Gem@: tus vistas siempre son una alegría particularmente dichosa, pues tienes tan poco tiempo por tu ayuda bloguera permanente, tu trabajo, tu familia, etc.
Creo que caes en la categoría de comentarista naranja porque me conoces desde mis comienzos a tientas en este mundo apasionante.
Un beso con abrazo y 'bamboleo palmoteado' :D
***
Anamorgana: Estoy feliz de tu regres a estas playas. He pensado mucho en tí. Ya regresaré a las costas de tu sitio. Un beso.
***
Churru: Creo que he matizado en favor de lo que dices al contestarle a Bajamar....¡y lo he hecho acá justo por lo que Uds. plantean!
Saludos a Graná
***
Hermana Jo: Igual que al Churru. Tienen razón. Un beso.
***
Bohemia: menos mal que consideran bien lo del reciclado. Ya que lo hacemos por el ambiente, ¿por qué no para darle descanso ala neurona solitaria? :sugerente:
***
Irantzu: Vale lo de dejar los comentarios en el sitio donde está la discusión y avisar de ello. Te he ido a visitar de nuevo. :)

Tanhäuser dijo...

Interesante post, Ale.
Aunque es cierto que existe mucha adulación en el bloguero mundo, he podido presenciar alguna que otra vez, auténticos debates de altura, tremendamente interesantes y muy educados. Supongo que el problema radica en la pérdida de formas de algunos sujetos, que amparados en el anonimato, se dedican a atacar al "adversario ideológico".
Abrazos

Churru dijo...

Lo de avisar de que te han contestado, sobre todo si el tema es delicado y no quieres que haya malentendidos, es una buena idea, intentaré aplicarla!
Besos

Violeta dijo...

Al menos como mi blog es un espacio de expresión, y leo blogs como una especie de voces ciudadanas, intento dejar mis impresiones, en un marco de respeto. Creo que el disenso es necesario, para construir sociedad en la diversidad.
Por lo mismo, creo que HOMOSEXUAL, no es una ofensa, sino que apela a formas distintas de vivir la propia sexualidad... quizás la ofensa no está en ésto, sino en lo peyorativo que se le otorga a ello, en tanto no entender la diferencia... Ésto me parece intransigente y propio de socializaciones violentas, que se perpetúan en nuestros lenguajes estigmatizantes...
Y asumir que con nuestro lenguaje creamos realidades, por ello, pensar en qué decimos con lo que decimos..
Un beso!
Concuerdo contigo en lo del respeto, al fin y al cabo nuestros blogs son un pequeño reflejo de lo que somos, lo que relevamos y nombramos...
V

Alemamá dijo...

Tannhäuser: tú has tenido un troll muy molesto. Escribiste un post genial con el tema. Ojalá no lo heredmos nosotros.
***

Churru: Pasé por tu sitio y vi la polémica por ¡muñecas! es que las hay groserísimas y tontas también. Increíble, para llorar :llanto:
****
Violeta: tanto tiempo sin una asomadita por Santiago :P

Lo de matar un sitio por acusar de gay a mi amiga Claudia no es discriminar, pues a ella no le da lo mismo y a mí tampoco me daría. Otra cosa es respetar la intimidad de las personas con esa inclinación, pero de ahí a que sea indiferente, hay un gran trecho, y no ofendo a nadie, creo yo. Si no daría lo mismo que yo te trate como hombre, sin serlo, igualmente si --además-- lo hacían por causar daño. Mi amiga es argentina y tiene un programa de TV por cable. Algo así no es menor.
Saludos, Violeta

Violeta dijo...

Sip... andaba un poco perdida de la blogósfera en general...
Pero veré a pasar :)

mr.pickwick dijo...

hola alemamá; vengo desde el blog de anamorgana; personalmente procuro dejar comentarios con mi firma y aunque creo que puede y debe discreparse siempre hay que hacerlo con respeto y educación y más, si cabe, cuando se esta en casa ajena.

me molestan mucho los comentarios anónimos;tanto si son positivos como si son negativos; me gusta saber quien me dedica unos u otros y me deja una sensación de incomodidad no saber de quien proceden; otra cosa es que sean anónimos para todos pero el que los recibe ya sabe de quien vienen ya sea por que traen nombre al final o alguna clave que el que los recibe sabe previamente.

por las características de mi blog no suelo tener comentarios adversos; pero en general creo que debemos ser responsables y coherentes con los comentarios que hacemos y siempre dar la cara...

un saludo y tienes un bonito blog.

julián

Guillermo dijo...

-
Hola, hola...

Lo del 90% de comentarios positivos puede tener alguna razón... creo que al igual que los libros, las bitáocras digitales "atraen a sus lectores"... es decir, con el tiempo, el espacio es más visitado por aquellos que se sienten más que menos, identificados con él... y entonces, aún las discrepancias difícilmente podrán "tomarse a mal"... No sucede lo mismo, en cambio, con algún visitante esporádico y, o anónimo, que quizás sin la panorámica general de la bitácora (dentro de lo que puede tenerse de "general", que a veces es sorprendentemente más profunda de lo que podría pensarse) aventura un comentario adverso que, al no tener antecedentes de su "identidad", puede tomarse de muchas maneras...
Y estoy de acuerdo con otras "razones" que aducen allá arriba y por las cuales muchos no nos permitimos escribir comentarios que van en contra del original...

Yo de entrada, me considero un "visitante frecuente" encantado de haber hallado este espacio...

Saludos...
-

Franziska dijo...

Me permito aportar mi opinión sobre el tema de los lectores de blog. Mi primer descubrimiento es que sólo los leen aquellos que tienen otro blog.

La segunda consecuencia derivada de la primera es que, para muchos de los autores de blog, este ejercicio de lectura se convierte en una especie de maratón para dejar constancia de que han pasado por la página.

Otra norma que se suele cumplir casi siempre es que nadie mira otra cosa que no sea lo último publicado. Y si el texto es un poco prolijo, casi nadie lo lee porque de otro modo, no dirían las cosas que dicen -muy amables eso sí-.

Creo que para ser mi primera visita, ya está bien: verás que me enrollo fácilmente.

Ah, se me olvidaba: se agradece esa opción a la libre y respetuosa opinión: yo creo que enriquece.

Alemamá dijo...

Mi amigo Guillermo, el misterioso y agradable visitante, que habla siempre con honestidad...y Franciska, que por primera vez viene y deja huellas de su paso... increíble cómo coinciden en sus apreciaciones, y creo que tienen mucho de razon.

Sí, es lamentable que uno se quede con la portada del día de un blog, cuando hay tanto para conocer de esa persona. Que no todos valen igual la pena, no me cabe duda; los hay que desde la invitación a comentar tienen mala pinta, pero otros que merecen una investigada a fondo por lo interesantes, simpáticos, lindos, etc que pueden ser. No siempre puedo hacerlo, pero intento pasear desde los primeros posts si me es posible y voy dejando mi recuerdo por todos lados. Recuerdo ahora a B.B. Queen, que me encantó, pero está perdida de las pistas blogueras; de la sin par Hormiguita, con sus posts breves llenos de humor y sabiduría ingeniosa. O Cosas Mínimas de Blanca Gómez, ilustradora. Así, muchos más.

Franciska: ¿qué le ves de malo o 'menos bueno' que seamos sólo blogueros los que nos comentemos luego de leernos? somos pequños, pero con opinión, interesados en la vida y sus cosas, nos esforzamos en ser creativos, interactuar y muchas otras cosas. También animamos a otros que lo pasan mal o están contentos y los felicitamos y yo me alegro con ellos. Serán virtuales, pero son mis amigos como espero que llegues a serlo tú.

Saludos a ambos, ya saben que los espero de regreso.

Marta Salazar dijo...

excelente post, con un estupendo foro, va link!

Benita Pérez-Pardo dijo...

Uno se mueve por la blogosfera como por al vida misma. "Comenta como vives o acabarás viviendo como comentas"... o no?

Jorge S. King dijo...

Hola, llego a tu muy buen blog vía el blog de Marta Salazar, una de mis lecturas habituales, por cierto.
Coincido con lo que comenta el Sr. Guillermo, en cuanto a que al igual que los libros, los blogs "atraen a sus lectores".
Saludos Santiagueños

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas