Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 5 de mayo de 2008

Mejorando el servicio de salud

Aviso colocado en lugar MUY visible en el consultorio de salud estatal de Villa Alegre de Loncomilla. Lo vi con mis ojitos y me imaginaba cómo sería adentro. Ojalá no se hayan robado las vendas también.


¿Qué luz encendida será si no hay ampolleta, ah?



8 comentarios:

Miri dijo...

Mirá no sé si reirme o indignarme!

Estas cosas son terribles y lo peor que parece están pasando en todos lados.

Gracias por tu visita, me dió gusto recibirte y, espero sigamos en contacto.

Un beso grande.

j.a.varela dijo...

Fíjate! Si es por la crisis energética que pongan una vela. O banderillas de señales como los navegantes.

Para tu consuelo, por aquí también pasa.

juan

ave fénix dijo...

Alemamá, te he enlazado y te lanzo un DESAFIO, puedes pasar a recoger el meme en mi blog.
Un saludo.

Alemamá dijo...

No es algo aislado: mi hermana me mostró una foto parecida que tomó ella en un carro de ferrocarril. Bien poco tenía que ver una ampolleta así en un tren asá.

Alemamá dijo...

Gracias Ave Fénix por el desafío del meme. Ya lo responderé.
Un abrazo y bienvenida

maria jesus dijo...

!Que lastima! No se por que no puedo verlo

Landahlauts dijo...

¡qué cosas!!!

Un saludo, Alemamá

almena dijo...

jajajaja es genial la foto. Todo un hallazgo. Ya sabes lo que me gstan estas anécdotas...
(confío en que no sea más que una anécdota y que en el interior se funcione como se espera)

Besos!

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas